Batalla de El Álamo


Batalla de El Álamo

Batalla de El Álamo

29°25′32.78″N 98°29′11.15″O / 29.4257722, -98.486430629°25′32.78″N 98°29′11.15″O / 29.4257722, -98.4864306

Batalla de El Álamo
Parte de Independencia de Texas
AlamoplanF0385.jpg
Plano de El Álamo, por José Juan Sánchez-Navarro, 1836.

Fecha 23 de febrero6 de marzo de 1836
Lugar San Antonio, Texas
Resultado Victoria de México
Beligerantes
Flag of Mexico (1823-1864, 1867-1968).png República de México Previous flag of Texas.svg República de Texas
Comandantes
Antonio López de Santa Anna William Travis
Jim Bowie†
Davy Crockett
Fuerzas en combate
Unos 4.000
(1.200 en el asalto final)
Entre 184 y 257
Bajas
Se estiman 600 hombres entre muertos y heridos. La cifra oficial mexicana de la época fue de 60 muertos y 250 heridos Todos, excepto varias mujeres, niños y dos esclavos

La Batalla de El Álamo consistió en un asedio de 13 días de duración, desde su inicio el 23 de febrero hasta el asalto final del 6 de marzo de 1836 y enfrentó al ejército de México contra una milicia de secesionistas texanos, en su mayoría colonos estadounidenses (naturalizados mexicanos), en San Antonio de Béjar, en la entonces provincia mexicana de Coahuila y Texas, hoy estado de Texas, Estados Unidos.


Contenido

Antecedentes

El ejército a las órdenes del general Santa Anna avanzó con unos 6.500 hombres hacia el interior de Texas para intentar sofocar la sublevación de los colonos angloamericanos, derrotando a las fuerzas rebeldes que habían logrado el dominio de la mayoría del territorio de Texas durante el año anterior y capturando o poniendo en fuga al gobierno provisional que estos habían formado. Las dos posibles rutas de penetración pasaban respectivamente por los pueblos de Goliad y San Antonio de Béjar, por lo que los texanos habían dispuesto guarniciones con artillería en ambos como primera línea de defensa ante el ataque que preveían que podía llegar en la primavera.

Las tropas mexicanas que llegaron finalmente a El Álamo se estima que fueron unos 4.000 hombres a causa de las bajas por enfermedad y deserciones y las tropas que tuvieron que realizar otras misiones (exploración avanzada, guarniciones y fuerzas de protección de las rutas de abastecimiento). No todos ellos participaron en los combates, y una parte de la fuerza se destacó en dirección a Goliad ante las noticias de que podían llegar refuerzos desde allí. Su artillería estaba compuesta por 20 cañones de varios calibres, aunque parece que los más potentes (de 12 libras) llegaron hacia el final del asedio.

Por su parte las fuerzas texanas eran según la lista oficial de la guarnición 187 hombres (aunque algunas fuentes elevan su número hasta 257, incluyendo voluntarios civiles de última hora que no constarían en las listas oficiales) sumando la guarnición original de algo más de 150 hombres y otros 32 voluntarios procedentes del Gonzales que se les unieron estando ya iniciado el asedio. Estaban provistos de 21 cañones, aunque de menor calibre que los del ejército mexicano y más escasos de munición. La misión del Álamo había sido fortificada, pero a pesar de sus fuertes muros no era una fortaleza moderna preparada para resistir un asedio con artillería, y presentaba varios puntos débiles.

El jefe de la guarnición texana, coronel Neill, estaba ausente por motivos personales, por lo que el mando de la defensa lo compartieron (no sin problemas) el teniente coronel William Barret Travis, por parte de las fuerzas regulares, y Jim Bowie, por parte de los voluntarios.

El asedio

Al llegar las tropas mexicanas a San Antonio las fuerzas texanas se atrincheraron en la misión de El Álamo utilizando algunas casas de sus cercanías como puestos de defensa avanzada. Tras rechazar Travis la invitación de Santa Anna a la rendición, comenzaron los combates.

El asedio se desarrolló según las tácticas militares de la época: con el inicio del sitio los atacantes fueron atacando las posiciones avanzadas texanas y desalojando a los defensores, que quemaron las granjas y casas aisladas y se encerraron dentro de los muros de la fortaleza. Posteriormente las fuerzas mexicanas fueron avanzando progresivamente bajo el fuego de la artillería de los defensores y estableciendo posiciones sucesivas cada vez más cercanas a los muros de la misión, cavando trincheras y reductos en los que emplazaban la artillería propia, de forma que iba batiendo las defensas con creciente eficacia. Mediante un bombardeo continuo y varios amagos de asalto se mantenía la tensión de la guarnición defensora mientras se la iba desgastando, al tiempo que se desmontaban sus cañones y se creaban brechas por las que realizar el asalto final.

En la madrugada del 6 de marzo unos 1.200 soldados mexicanos divididos en cuatro columnas atacaron la fortificación de forma simultánea por los cuatro puntos cardinales. Algunos historiadores afirman que ganaron los muros en el primer asalto, mientras que otros hablan de dos oleadas. En cualquier caso, los defensores no pudieron mantener un perímetro tan amplio durante mucho tiempo, y los atacantes penetraron en el interior de la guarnición dando muerte a todos los defensores.

Entre las fuerzas texanas solamente dos hombres (el texano-mexicano Brígido Guerrero y el anglo-americano Henry Warnell) habían abandonado la misión en los días anteriores, durante el asedio. El resto de ellos murieron en la batalla, aunque su número no se ha llegado a cuantificar de forma definitiva (entre 184 y 257, según las fuentes). Los civiles no combatientes (mujeres, niños y esclavos) que no murieron accidentalmente debido a los combates fueron respetados y se les permitió marchar libremente. El propio Santa Ana exageró la cifra asegurando que en la batalla mato 600 rebeldes, aún cuando su propio secretario reconocería después que era una exageración.

Aunque muchas fuentes estadounidenses describen una defensa a muerte "hasta el último hombre", existen referencias de la época y otras aparecidas con posterioridad que hablan de un pequeño grupo de defensores (alrededor de la media docena) que se rindieron o fueron capturados vivos y que fueron ejecutados por orden expresa de Santa Anna, ya que antes del ataque había ordenado el toque a degüello. En cualquier caso, no cabe duda de que en la enfermería de la misión debía haber enfermos o heridos incapaces de combatir, además de los que cayeran heridos en el asalto final, y todos ellos murieron a manos de las tropas mexicanas, no se sabe si en el curso del asalto o ejecutados con posterioridad.

El número de bajas mexicanas ha sido origen de mucha controversia. Algunas fuentes estadounidenses hablan de hasta 900 muertos y heridos, una cifra muy elevada que se basa además en simples estimaciones, mientras que otras fuentes mexicanas las reducen a 60 muertos y 250 heridos, basándose en el parte de Santa Anna. Este último dato tampoco parece fiable: parece que Santa Anna sólo se refería al asalto final, y es muy posible que redujera el número de bajas propias por motivos de propaganda. Muchos historiadores estiman cifras de bajas de alrededor de 600 hombres entre muertos y heridos, contando tanto el asalto final como las que se produjeron durante el asedio.

Acontecimientos posteriores

Santa Anna avanzó hacia el interior de Texas y dividió a sus fuerzas en varias columnas para derrotar definitivamente a las diversas fuerzas texanas e intentar capturar al gobierno provisional rebelde. Él mismo avanzó con 700 hombres y un solo cañón (para no retrasar el avance), en persecución de Sam Houston, que se retiraba hacia el este con unos 800 hombres. El 21 de abril las tropas mexicanas, que habían sido reforzadas por otra columna de 500 hombres, estaban acampadas cerca del río San Jacinto. No habían dispuesto unidades de exploración ni defensas avanzadas, por lo que fueron sorprendidos por el repentino asalto de los hombres de Houston que deshizo la defensas en el primer choque, provocando la desbandada de las tropas. El resultado más trascendente de la batalla de San Jacinto fue la captura del general y presidente mexicano Santa Anna, que firmó estando prisionero el Tratado de Velasco que supuso la retirada de las fuerzas mexicanas, la independencia de facto de Texas y el germen de la futura guerra entre México y Estados Unidos.

Mitos y hechos discutidos

Alrededor del la batalla de El Álamo se han tejido numerosos mitos y contramitos, a favor y en contra de texanos y mexicanos.

Desde el punto de vista militar la batalla fue una derrota de los texanos. Aunque muchas veces se ha afirmado que la defensa debilitó a las tropas mexicanas y estratégicas no hubieran sido las mismas de no haber resultado capturado en ella Santa Anna. Ninguno de estos hechos tuvo nada que ver con la resistencia en El Álamo la cual en realidad fue simplemente una acción menor en el transcurso de la campaña.

Por otro lado, no debe interpretarse que los defensores estuvieran realizando una misión suicida, pues hasta el final del asedio confiaron en que les llegaran los refuerzos que tan vehementemente estuvieron solicitando (una tropa de 300 hombres intentó socorrerles desde Goliad, pero tuvo que regresar apenas emprendido el camino). Pero eran conscientes de que en caso de ser derrotados las tropas enemigas probablemente no harían prisioneros, y aún así decidieron resistir en la posición sin huir ni abandonarla.

Respecto a la muerte de los heridos y los presuntos prisioneros capturados, según las costumbres de la época no se podía considerar un crimen de guerra pues los vencedores podían negarse a dar cuartel a aquellas tropas que, intimadas a rendirse, se hubieran negado a hacerlo (se trataba de desalentar así las resistencias a ultranza). Sin embargo, ejecutar a los supervivientes capturados y, sobre todo, a los enfermos y heridos, se consideraba una medida cruel y poco honrosa, y de hecho las fuentes mexicanas de la época apenas hacen referencia a ello, salvo para condenarlo.

Sam Houston recibió muchas críticas por parte de sus adversarios internos por no haber acudido a rescatar o ayudar a los defensores del Álamo. Sin embargo, él había ordenado la evacuación de la posición por considerarla indefendible (la orden no fue obedecida por Neill), y consideraba que acudiendo con su ejército a enfrentarse en campo abierto con un ejército superior en número y armamento sólo conseguiría la destrucción de sus tropas, y que lo mejor era evitar el enfrentamiento hasta vislumbrar una aceptable posibilidad de victoria.

Todas las fuentes coinciden en que Travis murió combatiendo, mientras que Bowie pudo morir de enfermedad o cosido a bayonetazos en su lecho de la enfermería, según unas u otras fuentes. También existe polémica por la muerte del explorador y político David Crockett, que murió combatiendo según la versión estadounidense, mientras que los historiadores mexicanos tienden a considerar que fue uno de los hombres que se rindieron o fueron capturados al final del asedio, y a los que se fusiló por orden de Santa Anna. Buena parte de esta segunda versión proviene de los diarios del teniente coronel De La Peña, aparecidos a principios del siglo XX y cuya autenticidad todavía está sometida a debate.

Personajes destacados

México

Texas

Véase también

Referencias

Obtenido de "Batalla de El %C3%81lamo"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Batalla de El Álamo — El Álamo Batalla que enfrentó al ejército de México contra colonos estadounidenses en San Antonio, Texas en 1836. El ejército mexicano a las órdenes del general Santa Anna asedió la fortaleza de El Álamo, en San Antonio, una antigua misión… …   Enciclopedia Universal

  • Batalla del Pasto — Saltar a navegación, búsqueda Batalla del Pasto Parte de Independencia de Texas Fecha 26 de noviembre de 1835 …   Wikipedia Español

  • Batalla de Agua Dulce — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Agua Dulce Parte de Independencia de Texas Fecha 2 de marzo de 1836 …   Wikipedia Español

  • Batalla de Concepción (1835) — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Concepción Parte de Independencia de Texas Fecha 2 de octubre de 1835 …   Wikipedia Español

  • Batalla de San Patricio — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de San Patricio Parte de Independencia de Texas Fecha 27 de febrero de 1836 …   Wikipedia Español

  • Batalla — Saltar a navegación, búsqueda Para otros usos de este término, véase Batalla (desambiguación). Generalmente, una batalla se podría definir como un combate entre dos o más contendientes en donde cada uno de ellos tratará de derrotar a los demás.… …   Wikipedia Español

  • Batalla de Goliad — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Goliad Parte de Independencia de Texas Batalla de Goliad …   Wikipedia Español

  • Batalla de San Jacinto — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de San Jacinto Parte de Independencia de Texas (de México) …   Wikipedia Español

  • Batalla de Coleto — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Coleto Parte de Independencia de Texas Fecha 19 de marzo 20 de marzo de 1836 …   Wikipedia Español

  • Batalla de González — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de González Parte de Independencia de Texas Cañon utilizado en la Batalla de …   Wikipedia Español


We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.