Guerra de Afganistán (2001-presente)


Guerra de Afganistán (2001-presente)
Para otros usos de este término, véase Guerra de Afganistán (desambiguación).
Guerra de Afganistán (2001-presente)
Parte de Guerra Civil Afgana y Guerra contra el terrorismo
War in afganistan (2001- ) mural.jpg
De izq. a der.: soldados del Ejército de Estados Unidos; patrulla de carretera estadounidense; convoy británico de reconocimiento; paracaidistas del Ejército de Tierra Español; militares afganos entrenados por tropas Canadienses; soldados del Ejército Nacional Afgano.
Fecha 7 de octubre de 2001 - presente
Lugar Afganistán
Resultado

Conflicto en curso

Beligerantes
Coalición:

Invasión de 2001:

Grupos insurgentes:

Invasión de 2001:

  • Bandera de Afganistán Emirato Islámico de Afganistán
  • Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Al Qaeda
Comandantes
Bandera de los Estados Unidos Barack Obama

Bandera de los Estados Unidos David Petraeus
Bandera de los Estados Unidos Stanley McChrystal
Bandera de los Estados Unidos David D. McKiernan
Bandera de los Estados Unidos Karl W. Eikenberry
Bandera de los Estados Unidos David Barno
Bandera de los Estados Unidos Dan K. McNeill
Bandera de los Estados Unidos Paul T. Mikolashek
Bandera de los Estados Unidos Tommy Franks
Bandera del Reino Unido Nick Parker
Bandera del Reino Unido David Richards
Bandera del Reino Unido John McColl
Bandera de Canadá Rick Hillier
Bandera de Canadá Andrew Leslie
Bandera de Italia Mauro del Vecchio
Bandera de España Gustavo Delgado
Bandera de Francia Jean-Louis Py
Bandera de Alemania Goetz Gliemeroth
Bandera de Alemania Norbert Van Heyst
Bandera de Turquía Hilmi Akin Zorlu
Bandera de Afganistán Hamid Karzai
Bandera de Afganistán Bismillah Khan Mohammadi


Bandera de Afganistán Mohammed Fahim
Bandera de Afganistán Abdul Rashid Dostum
Bandera de Afganistán Ustad Atta Mohammed Noor

Bandera de Afganistán Mohammed Omar

Bandera de Afganistán Obaidullah Akhund (P.D.G.)
Bandera de Afganistán Mullah Dadullah  (K.I.A.)
Bandera de Afganistán Mullah Bakht Mohammed (P.D.G.)
Bandera de Afganistán Jalaluddin Haqqani
Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Osama bin Laden  (K.I.A.)
Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Ayman al-Zawahiri
Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Mustafa Abu al-Yazid  (K.I.A.)
Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Muhammad Atef  (K.I.A.)
Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Abu Laith al-Libi  (K.I.A.)
Flag of Jihad.svg IMU Command
Flag of Jihad.svg Gulbuddin Hekmatyar
Bandera de Afganistán Sirajuddin Haqqani
Bandera de Afganistán Tehrik-i-Taliban command
Bandera de Afganistán Mullah Abdul Ghani Baradar (P.D.G.)
Bandera de Afganistán Maulana Fazlullah

Fuerzas en combate
ISAF-Logo.svg OTAN – ISAF: 130.432[1]

Bandera de Afganistán Ejército Nacional Afgano: 119.388 (2010)[3]
Bandera de Afganistán Policía Nacional Afgana: 104.459 (2010)[4]
Bandera de los Estados Unidos Fuerzas Estadounidenses (no-ISAF): 48.000 (2008)[5] [6]
Total: 402.279 (2010)

Bandera de Afganistán Talibán: ~36.000[7]

Flag of al-Qaeda in Iraq.svg Al Qaeda: 50-500[8] [9]
Flag of Jihad.svg Hezbi Islami: 1.000[10]
Flag of Jihad.svg Movimiento Islámico de Uzbekistán: 5.000–10.000[11]
Bandera de Afganistán Milicia Haqqani: 1.000[10]
Bandera de Afganistán Tehrik-i-Taliban Pakistan: 30.000–35.000[12]
Bandera de Afganistán Quetta Shura: 10.000[13]
Bandera de Afganistán TNSM:4.500
Total: 93.000 (2010)

Bajas
Fuerzas de Seguridad Afganas

Muertos: 8.756+[14] [15] [16]
Alianza del Norte:
Muertos: 200 [17] [18] [19] [20]
Coalición:
Muertos: 2.558[21]
Heridos: 16.000+
Contratistas:
Muertos: 1.764[1]
Heridos: 59.465[1]

Talibanes e insurgentes

Muertos o capturados: 38.000+[22]
Heridos: n/d

Víctimas civiles
Entre 14.000 y 34.000 (mínimo y máximo estimados)

La Guerra de Afganistán, que comenzó el 7 de octubre de 2001 con la «Operación Libertad Duradera» del Ejército estadounidense y la «Operación Herrick» de las tropas británicas para invadir y ocupar el país asiático,[23] fue emprendida en respuesta a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, amparándose en el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas que invoca al derecho a la legítima defensa.

El objetivo declarado de la invasión era encontrar a Osama bin Laden y otros dirigentes de Al Qaeda para llevarlos a juicio, y derrocar al régimen Talibán que apoyaba y daba refugio y cobertura a los miembros de Al Qaeda. La Doctrina Bush de Estados Unidos declaró que, como política, no se distinguiría entre organizaciones terroristas y naciones o gobiernos que les dan refugio.

Existen dos operaciones militares luchando por controlar el país. La «Operación Libertad Duradera» es una operación de combate estadounidense con la participación de algunos países de la coalición y que actualmente se está llevando a cabo principalmente en las regiones del sur y del este del país a lo largo de la frontera con Pakistán. En esta operación participan unos 28.300 militares estadounidenses aproximadamente.[24] [25] [26]

La segunda operación es la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), que fue establecida por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a finales de diciembre de 2001 para asegurar Kabul y las áreas de sus alrededores. La OTAN asumió el control de la ISAF en 2003. A fecha de 23 de julio de 2009, la ISAF tenía en torno a 64.500 militares de 42 países, proporcionando los miembros de la OTAN el núcleo de la fuerza. Estados Unidos tenía aproximadamente 29.950 soldados en la ISAF.[24]

En la invasión, Estados Unidos y Reino Unido llevaron a cabo la campaña de bombardeo aéreo, con fuerzas terrestres proporcionadas fundamentalmente por la Alianza del Norte. En 2002, fue desplegada la infantería estadounidense, británica y canadiense, avanzando con fuerzas especiales de varias naciones aliadas como Australia. Posteriormente se sumaron las tropas de la OTAN.

El ataque inicial sacó a los Talibán del poder, pero éstos recobraron fuerza y posiciones desde entonces.[27] La guerra ha tenido menos éxito de lo esperado en cuanto al objetivo de restringir el movimiento de Al Qaeda.[28] Desde 2006, se ve amenazada la estabilidad en Afganistán debido al incremento de la actividad insurgente liderada por los Talibán, los altos registros de producción ilegal de droga,[29] [30] y un frágil gobierno con poco poder fuera de Kabul.[31]

Contenido

Antecedentes históricos (1992–2001)

Guerra civil

Artículo principal: Guerra Civil Afgana (1992-2001)

Ya retiradas las tropas soviéticas en 1989, el gobierno comunista afgano prosiguió la guerra anti-muyahidín hasta su caída en 1992. En los años siguientes, varias facciones de los muyahidín lucharon entre sí por el control de un país sumido en la anarquía. Hasta que en 1996 los talibán, un movimiento fundamentalista islámico formado en 1994, conquistaron Kabul y posteriormente invadieron en torno al 90% del territorio afgano, quedando sólo un pequeño rincón en el noreste bajo el control de la Alianza del Norte.

Aunque muchos miembros de la comunidad internacional, incluidos los Estados Unidos, inicialmente vieron a los talibán como una posible fuente de estabilidad para ese país devastado por la guerra,[32] su tolerancia para acoger a los extremistas islámicos en combinación con su reticencia a negociar con sus enemigos pronto frustraron esas expectativas. En 1996, Osama bin Laden y su organización Al Qaeda comenzaron a usar el país controlado por los talibán como una base de operaciones. Bajo el amparo de éstos, Al Qaeda pudo utilizar Afganistán como lugar para entrenar y adoctrinar combatientes, importar armas, coordinarse con otros grupos jihadistas, y tramar acciones terroristas.[33] Aunque Al Qaeda mantuvo sus propios establecimientos en Afganistán, también apoyó campos de entrenamiento pertenecientes a otras organizaciones. De entre los 10.000 y 20.000 hombres que pasaron por esas instalaciones hasta septiembre de 2001, la mayoría de ellos fueron enviados a luchar para los talibán contra la Alianza del Norte pero otros fueron incluidos en Al Qaeda.[34]

Después de ser vinculados a bin Laden los atentados en las embajadas estadounidenses en agosto de 1998, el presidente Bill Clinton ordenó los ataques con misiles sobre los campos de entrenamiento de militantes en Afganistán. Los oficiales estadounidenses presionaron a los talibán para que entregaran a Bin Laden, y la comunidad internacional impuso sanciones a los talibanes en 1999 pidiendo que bin Laden fuera entregado a la custodia de Estados Unidos. Sin embargo los talibán rechazaron reiteradamente las demandas.

En los años 1990 estuvieron activos equipos paramilitares de la División de Actividades Especiales de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en operaciones clandestinas en Afganistán para localizar y matar o capturar a Osama bin Laden. Esos grupos planearon varias operaciones, pero no recibieron la orden del presidente Bill Clinton para llevarlas a cabo.[35] Estos esfuerzos sin embargo prepararon muchas de las relaciones que después resultaron esenciales para la invasión estadounidense de Afganistán de 2001.[35]

Planes estadounidenses para atacar Afganistán antes del 11 de septiembre

Richard A. Clarke, presidente del Grupo de Seguridad Antiterrorista en la administración Clinton, y más tarde un miembro de la administración Bush, supuestamente presentó un plan a Condoleezza Rice en enero de 2001 que involucraba una acción encubierta en Afganistán para impedir que Al Qaeda tuviese un refugio seguro en el país asiático. El plan implicaba presuntamente apoyo encubierto a la Alianza del Norte, ataques aéreos, y la introducción de fuerzas de operaciones especiales en Afganistán.[36]

Un día antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001, la administración Bush acordó un plan para derrocar al régimen talibán en Afganistán por la fuerza si éste se negara a entregar a Osama bin Laden. El plan implicaba el uso de métodos de presión escalados durante un periodo de tres años. En aquella reunión del 10 de septiembre de altos funcionarios de seguridad nacional del gobierno de Bush, se acordó que tenían que presentar a los talibanes un ultimátum final para entregar a Osama bin Laden. Si los talibanes se negaban, Estados Unidos proporcionaría ayuda militar encubierta a grupos contrarios a los talibanes. Y si ambas opciones fallaban, «los diputados acordaron que Estados Unidos trataría de derrocar al régimen talibán mediante una acción más directa».[37]

Naiz Naik, antiguo Secretario de Relaciones Exteriores del gobierno de Pakistán, alegó que en una reunión en Berlín a mediados de julio del 2001 altos funcionarios de Estados Unidos le advirtieron que a menos que bin Laden fuera entregado rápidamente, Estados Unidos emprendería una acción militar para matar o capturar a bin Laden y al líder talibán Mullah Omar a mediados de octubre de 2001. El objetivo más amplio de la operación planificada, según Naik, era derrocar al régimen talibán e instalar un gobierno más «moderado». Naik también afirmó que se le dijo que la operación sería lanzada desde Tayikistán y Uzbekistán, y que los asesores militares estadounidenses ya estaban en el lugar.[38]

2001: Ataque inicial

Véase también: Afganistán en 2001
Soldados estadounidenses de la Fuerza Delta camuflados como civiles afganos.

Después de la negativa del régimen talibán a dejar de acoger a Al Qaeda, el 7 de octubre de 2001 el gobierno de Estados Unidos inició sus operaciones militares en Afganistán. Equipos de la División de Actividades Especiales de la CIA fueron las primeras fuerzas estadounidenses en entrar en Afganistán para comenzar con las operaciones de combate. A ellos pronto se unieron Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos del 5º Grupo de Fuerzas Especiales y otras unidades del Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos.[39] [40] [41] Estas fuerzas trabajaron sobre el terreno con grupos opositores afganos, en particular con la Alianza del Norte. El Reino Unido, Canadá y Australia también desplegaron fuerzas y varios países más proporcionaron permiso de establecimiento, acceso y sobrevuelo.

El 7 de octubre se registraron ataques aéreos en la capital, Kabul (donde se cortaron los suministros de electricidad), en el aeropuerto, en Kandahar (residencia del Líder Supremo de los Talibán Mullah Omar), y en la ciudad de Jalalabad. La CNN difundió imágenes en exclusiva de Kabul siendo bombardeada a todas las emisoras estadounidenses a aproximadamente las 5:08 p. m.[42]

A las 17:00 UTC, el presidente George W. Bush confirmó los ataques en la televisión nacional estadounidense y el primer ministro del Reino Unido Tony Blair también se dirigió a su país. Bush declaró que serían atacadas las instalaciones militares de los talibán y los campos de entrenamiento de terroristas. Además, se lanzaría comida, medicinas y otros suministros para «los hombres, mujeres y niños hambrientos y enfermos de Afganistán».[43]

Antes de los ataques se había difundido una cinta de vídeo grabada de Osama bin Laden en la que condenaba cualquier ataque contra Afganistán. Al Jazeera, el canal de noticias por satélite árabe, informó de que esas cintas habían sido recibidas poco antes del ataque.

Campañas aéreas

Los bombarderos, operando a gran altitud y así fuera del alcance del fuego antiaéreo, bombardearon los campos de entrenamiento afganos y las defensas antiaéreas talibanes. Las aeronaves estadounidenses, incluidos los helicópteros de ataque AH-64 Apache de la 101ª Brigada de Aviación de Combate, operaron con impunidad durante toda la campaña sin ninguna pérdida provocada por las defensas antiaéreas talibanes.

Un cazabombardero F/A-18 Hornet de la Armada de los Estados Unidos sobre Afganistán, 26 de octubre de 2001.

Los ataques inicialmente se enfocaron en la zona de las ciudades de Kabul, Jalalabad y Kandahar, y en sus alrededores. En unos días, la mayoría de los lugares en entrenamiento de los talibán quedaron severamente dañados y las defensas antiaéreas fueron destruidas. Entonces la campaña se centró en objetivos de mando, control, y comunicaciones para debilitar la capacidad de las fuerzas talibanes para comunicarse. Sin embargo, la línea de frente era mantenida por la Alianza del Norte, y aún no había éxitos tangibles en el campo de batalla de ese frente. Con dos semanas de campaña, la Alianza del Norte pidió que la campaña aérea se enfocara más en las líneas de frente. Mientras tanto, miles de hombres de tribus pastún procedentes de Pakistán entraron en el país afgano, reforzando a los talibán contra las fuerzas lideradas por Estados Unidos.

Un oficial de las Fuerzas Especiales dirige los bombardeos desde tierra.

La siguiente etapa de la campaña comenzó con la entrada en acción de los cazabombarderos embarcados F/A-18 Hornet para destruir los vehículos de los talibán mediante ataques de precisión, mientra otros aviones estadounidenses comenzaban a bombardear las defensas de los talibán con bombas de racimo. Por primera vez en años, los comandantes de la Alianza del Norte finalmente comenzaron a ver los resultados sustantivos que habían esperado mucho tiempo en las líneas de frente.

A principios de noviembre, las líneas de frente talibanes fueron bombardeadas con bombas de gran radio de acción BLU-82, y atacadas con aviones artillados AC-130. Los combatientes talibán no tenían experiencia previa de la capacidad de fuego de los estadounidenses, y a menudo incluso estaban en la cimas de crestas descubiertas donde las Fuerzas Especiales podían localizarlos fácilmente y pedir apoyo aéreo cercano. El 2 de noviembre las posiciones de frente talibanes ya estaban devastadas, y una marcha de la Alianza del Norte sobre Kabul parecía posible por primera vez.

Los combatientes extranjeros de Al Qaeda se hicieron cargo de las ciudades afganas, demostrando la inestabilidad el régimen talibán. Mientras tanto, la Alianza del Norte y los asesores de la CIA y de las Fuerzas Especiales estadounidenses planeaban la próxima fase de su ofensiva. Los tropas de la Alianza del Norte se apoderaría de Mazari Sharif, de este modo cortarían las líneas de abastecimiento de los talibán y permitirían el flujo de suministros desde los países del norte, seguido por un ataque contra Kabul.

Áreas más atacadas

Un bombardero B-52 durante un reabastecimiento en vuelo sobre Afganistán.

Durante los primeros meses de la guerra los militares estadounidenses tenían una presencia en tierra muy limitada. El plan era que las Fuerzas Especiales, y los agentes de inteligencia con formación militar, sirvieran de enlace con las milicias afganas opuestas a los talibán, las cuales avanzarían después de que la cohesión de las fuerzas talibán fuera quebrantada por el poder aéreo estadounidense.[44] [45] [46]

Los analistas de la inteligencia de Estados Unidos informaron de que los talibán y los milicianos de Al Qaeda estaban atrincherados tras una serie de redes de búnkers subterráneos y cuevas fortificadas y bien abastecidas en las montañas de Tora Bora, ubicadas al este de la capital y muy cerca de la frontera con Pakistán. El área fue sometida al intenso y continuo bombardeo de los bombarderos B-52.[44] [45] [46] [47]

Las fuerzas estadounidenses y la Alianza del Norte también comenzaron a divergir en sus objetivos. Mientras los estadounidenses seguían con la búsqueda de Osama bin Laden, la Alianza del Norte estaba presionando para obtener más apoyo en sus esfuerzos por acabar con los talibán y controlar el país.

La Batalla de Mazar-i-Sharif

Véase también: Caída de Mazar-i-Sharif
Ejemplo de los folletos de propaganda estadounidense lanzados sobre la ciudad de Mazar-i-Sharif.

La batalla por la ciudad de Mazar-i-Sharif fue considerada importante, no solo por ser el lugar donde se encuentra el Santuario de Hazrat Ali o «Mezquita Azul», un sitio sagrado musulmán, sino porque también es un importante centro de transportes con dos aeropuertos principales y una de las principales rutas de abastecimiento con Uzbekistán.[48] También permitiría el envío de ayuda humanitaria para aliviar la inminente crisis alimentaria de Afganistán, que amenazaba con más de seis millones de personas con hambre. Muchos de los que tenían la necesidad más urgente vivían en las zonas rurales del sur y oeste de Mazar-i-Sharif.[48] [49] El 9 de noviembre las fuerzas de la Alianza del Norte, bajo el mando de los generales Abdul Rashid Dostum y Ustad Atta Mohammed Noor, cruzaron el puente de Pul-i-Imam Bukhri, encontrando alguna resistencia,[50] [51] y tomaron el aeropuerto y la principal base militar de la ciudad.

Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos a caballo en Afganistán en 2001.

Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos (concretamente el Destacamento Operacional Alpha (ODA) 595, agentes paramilitares de la CIA y Equipos de Control de Combate de la Fuerza Aérea),[52] [53] [54] a caballo y usando plataformas de apoyo aéreo cercano, tomaron parte en la ofensiva de la Alianza del Norte para entrar en la ciudad de Mazar-i-Sharif en la provincia de Balkh. Después de una sangrienta batalla de 90 minutos, las fuerzas talibán, que controlaban la ciudad desde 1998, se retiraron de la ciudad, provocando celebraciones de júbilo entre la gente del pueblo cuyas afinidades étnicas y políticas eran con la Alianza del Norte.[49] [55]

Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos el 10 de noviembre, al llegar a la ciudad de Mazar-i-Sharif con los combatientes de la Alianza del Norte.

Los talibanes habían pasado tres años luchando contra la Alianza del Norte por Mazar-i-Sharif, precisamente porque su captura les confirmaría como dominadores de todo Afganistán.[55] La caída de la ciudad fue un «palmetazo» para los talibán y en última instancia resultó ser un golpe importante,[55] [52] ya que el Mando Central de los Estados Unidos (CENTCOM) había creído al principio que la ciudad permanecería en manos de los talibán hasta bien entrado el año siguiente,[56] y cualquier batalla posible tendría un «avance muy lento».[57]

Tras los rumores de que Mullah Dadullah se dirigía a recuperar la ciudad con nada menos que 8.000 combatientes talibán, fueron trasladados a la ciudad por vía aérea mil soldados de la 10.ª División de Montaña estadounidense, que proporcionaron el primer punto de apoyo sólido desde el que poder llegar a Kabul y Kandahar.[58] [59] Mientras que antes los vuelos militares tenían que ser lanzados desde Uzbekistán o desde portaaviones en el Mar Arábigo, después de la captura de Mazar-i-Sharif los estadounidenses tuvieron su propio aeropuerto en el país que les permitió realizar vuelos más frecuentes para misiones de reabastecimiento y de ayuda humanitaria. Estas misiones permitieron los envíos masivos de ayuda humanitaria para ser entregadas inmediatamente a cientos de miles de afganos enfrentados al hambre en la llanura del norte.[55] [60]

Se puso de manifiesto que el aeropuerto había quedado lleno de trampas colocadas por los talibanes al huir, con explosivos colocados alrededor de las instalaciones, además de resultar muy dañado por las propias misiones de interdicción aérea destinadas a que éste fuera utilizado por el enemigo.[50] Las pistas destruidas del aeropuerto fueron parcheadas por personal de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y habitantes locales contratados para cubrir los cráteres de bombas con asfalto y alquitrán a mano, y el primer avión de carga ya pudo aterrizar diez días después de la batalla.[50] La base aérea no fue declarada operacional hasta el 11 de diciembre.[61]

Las fuerzas respaldadas por Estados Unidos que ahora controlaban la ciudad inmediatamente comenzaron a emitir desde Radio Mazar-i-Sharif, que antes era el canal talibán La voz del Sharia en la frecuencia 1584 kHz,[62] una emisión que incluía un discurso del expresidente Burhanuddin Rabbani.[63] La música fue transmitida por radio Kabul por primera vez en cinco años, y las canciones eran introducidas por una locutora femenina —otro gran avance para una ciudad donde a las mujeres se le había prohibido la educación, el trabajo, y muchas otras libertades civiles desde 1996.[64]

La caída de Kabul

La noche del 12 de noviembre, las fuerzas talibán se retiraron de la ciudad de Kabul, huyendo bajo el amparo de la oscuridad. Por la tarde del 13 de noviembre, en el momento en que las fuerzas de la Alianza del Norte llegaron a la capital, sólo les estaban esperando cráteres de bombas, follaje quemado, y casquillos de municiones vacíos en los que había sido las posiciones y emplazamientos de armas de los talibán. Los únicos defensores que quedaban era un grupo de aproximadamente veinte incondicionales combatientes árabes emplazados en el parque de la ciudad. El grupo de talibanes fue eliminado en 15 minutos de combate, al ser ampliamente superados en número y tener poca cobertura en donde escudarse. Una vez que esas fuerzas fueron neutralizadas Kabul ya pasó a manos de fuerzas de Estados Unidos y la Alianza del Norte.[65]

La caída de Kabul marcó el inicio de un colapso de las posiciones de los talibanes en el mapa. En 24 horas, todas las provincias afganas a lo largo de la frontera con Irán, incluía la ciudad clave de Herat, habían caído. Los señores de la guerra y comandantes pashtun locales se habían hecho cargo de todo el noreste de Afganistán, incluida la ciudad clave de Jalalabad. Los talibán que resistían en el norte, principalmente voluntarios pakistaníes, se replegaron a la ciudad norteña de Kunduz. El 16 de noviembre, el último bastión de los talibán en el norte de Afganistán fue sitiado por la Alianza del Norte. Cerca de 10.000 combatientes talibán, liderados por combatientes extranjeros, se negaron a rendirse y continuaron oponiendo resistencia. Para entonces en el sudeste, los talibán habían sido obligados a regresar a su tierra de origen alrededor de Kandahar.[66]

El 13 de noviembre, las fuerzas talibán y de Al Qaeda, con la posible inclusión de Osama bin Laden, se reagruparon y concentraron sus fuerzas en el complejo de cuevas de Tora Bora, en la frontera con Pakistán 50 kilómetros al sur de Jalalabad, para preparar la resistencia contra las fuerzas de Estados Unidos/OTAN y la Alianza del Norte. Cerca de 2.000 combatientes talibán y de Al Qaeda se fortificaron en posiciones dentro de búnkers y cuevas, y el 16 de noviembre los bombarderos estadounidenses comenzaron a bombardear las fortalezas en las montañas. Al mismo tiempo, operativos de la CIA y de las Fuerzas Especiales ya estaban trabajando en el área, reclutando y pagando a los señores de la guerra locales para que se unieran a la lucha y planear un ataque al complejo de Tora Bora.[67]

La caída de Kunduz

Fuerzas especiales estadounidenses y combatientes de la Alianza del Norte al oeste de Kunduz en noviembre de 2001.

Así como se intensificó el bombardero de Tora Bora, seguía el asedio de Kunduz que comenzara el 16 de noviembre. Finalmente, después de nueve días de intensos combates y bombardeos estadounidenses, los combatientes talibán que mantenían Kunduz se rindieron ante las fuerzas de la Alianza del Norte entre el 25 y el 26 de noviembre. Poco antes de la rendición, aparentemente llegaron aviones pakistaníes para evacuar a unos pocos cientos de militares y personal de inteligencia que habían ido de Pakistán a Afganistán antes de la invasión estadounidense para ayudar en la lucha que tenían los talibán contra la Alianza del Norte. Sin embargo, durante ese puente aéreo, se alega que hasta cinco mil personas fueron evacuadas de la región, incluidas tropas talibán y de Al Qaeda. Entre los medios occidentales esta evacuación se conoce como el «puente aéreo del mal» (Airlift of Evil).[68] [69] [70]

La batalla de Qala-i-Jangi

Marines estadounidenses de la 15ª Unidad Expedicionaria se dirigen a una posición segura en el sur de Afganistán después de tomar una base de operaciones avanzada talibán el 25 de noviembre de 2001.
Artículo principal: Batalla de Qala-i-Jangi

El 25 de noviembre, cuando los combatientes talibán que mantenían que en la ciudad de Qundūz se rindieron, y estaban siendo encarcelados en la fortaleza de Qundūz (cerca de Mazār-e Šarīf), unos pocos talibanes atacaron a algunos guardias de la Alianza del Norte, cogiendo sus armas y abriendo fuego. Este incidente provocó en poco tiempo una revuelta generalizada de unos 300 prisioneros, que pronto se apoderaron de la mitad sur del complejo, antiguamente una fortaleza medieval, incluído un arsenal de armas. Un agente paramilitar de la CIA, que había estado interrogando prisioneros, Johnny Micheal Spann, murió en la revuelta, convirtiéndose en el primer estadounidense muerto en combate de la guerra.

La revuelta al final fue sofocada después de siete días de duros combates entre los talibán y la Alianza del Norte junto a una unidad SBS británica y algunos miembros de Fuerzas Especiales del Ejército de los Estados Unidos, también participaron aviones artillados AC-130 y otras aeronaves proporcionando fuego de ametrallamiento, así como ataques de bombardeo.[71] Sólo sobrevivieron 86 de los prisioneros talibán, y murieron en torno a 50 soldados de la Alianza del Norte. El aplastamiento de la revuelta marcó el final de los combates en el norte de Afganistán, donde los señores de la guerra de la Alianza del Norte consiguieron un firme control.

Consolidación: la toma de Kandahar

A finales de noviembre, Kandahar, cuna del movimiento talibán, era el último bastión que le quedaba al grupo extremista islámico, pero se enfrentaba a una creciente presión. Cerca de 3.000 combatientes tribales, liderados por Hamid Karzai, un lealista del antiguo rey afgano, y Gul Agha Sherzai, el gobernador de Kandahar antes de que los talibán tomaran el poder, presionaron a las fuerzas talibán desde el este y les cortaron las lineas de suministros del norte de Kandahar. La amenaza de la Alianza del Norte se alzó en el norte y noreste.

Blindado LAV-25 y helicóptero AH-1 SuperCobra de los Marines estadounidenses en la base de Kandahar, 28 de diciembre de 2001.

Mientras tanto, había llegado el primer número significativo de tropas de combate de Estados Unidos. Cerca de 1.000 Marines, que fueron transportados en helicópteros CH-53E Super Stallion y aviones C-130, establecieron una base de operaciones avanzada conocida como Camp Rhino en el desierto del sur de Kandahar el 25 de noviembre. Este fue el primer punto de apoyo estratégico de la coalición en Afganistán, y el primer paso para establecer otras bases de operaciones. El primer combate importante en el que participaron las fuerzas terrestres estadounidenses ocurrió un día después de montar Camp Rhino cuando 15 vehículos blindados se acercaron a la base y fueron atacados por helicópteros artillados, destruyendo muchos de ellos. Entretanto, los ataques aéreos seguían machacando las posiciones de los talibán dentro de la ciudad, donde se encontraba el Mullah Omar. Omar, el líder talibán, se mantuvo desafiante a pesar de que su movimiento sólo controlaba 4 de las 30 provincias afganas a finales de noviembre y pidió a sus tropas que lucharan hasta la muerte.

El 6 de diciembre, el gobierno de Estados Unidos rechazó la amnistía para Omar o cualquiera de los líderes talibán. Poco después, el 7 de diciembre, Omar salió de la ciudad de Kandahar con un grupo de sus seguidores incondicionales y se dirigió hacia el noroeste a las montañas de la provincia de Urūzgān, incumpliendo la promesa de los talibán de entregar a sus combatientes y sus armas. Se informó que fue visto por última vez conduciendo con un grupo de sus combatientes un convoy de motocicletas.

Otros miembros de la jefatura talibán huyeron a Pakistán a través de los pasos remotos de las provincias de Paktiyā y Paktīkā. Sin embargo, Kandahar, la última ciudad controlada por los talibán, había caído, y la mayoría de los combatientes talibán se había disuelto. El pueblo fronterizo de Spin Boldak se rindió en el mismo día, marcando el final del control talibán en Afganistán. Las fuerzas tribales afganas lideradas por Gul Agha sitiraron la ciudad de Kandahar mientras los Marines tomaron el control del aeropuerto en las afueras y establecieron una base.

Batalla de Tora Bora

Artículo principal: Batalla de Tora Bora
El general al mando de la invasión, Tommy Franks, se reúne con Fuerzas Especiales del Ejército de Estados Unidos.

Los combatientes de Al Qaeda se seguían manteniendo en las montañas de Tora Bora, mientras una milicia tribal antitalibán, respaldada por Fuerzas Especiales del Reino Unido y los ataques aéreos de Estados Unidos, empujaba constantemente a las fuerzas de bin Laden a retroceder por el difícil terreno. Frente a la derrota, las fuerzas de Al Qaeda acordaron una tregua para darles tiempo a entregar sus armas. En retrospectiva, sin embargo, muchos creen que la tregua fue una treta para permitir que las figuras importantes de Al Qaeda, incluido Osama bin Laden, pudieran escapar. El 12 de diciembre los combates estallaron de nuevo, probablemente iniciados por una retaguardia con intención de ganar tiempo para la huida de la fuerza principal a través de las Montañas Blancas hacia las áreas tribales de Pakistán. Una vez más, las fuerzas tribales, respaldadas por tropas de operaciones especiales británicas y estadounidenses y su apoyo aéreo, avanzaron contra las posiciones fortificadas de Al Qaeda en cuevas y búnkers diseminados por toda esa montañosa región.

El 17 de diciembre fue tomado el último complejo de cuevas venciendo a sus defensores. La búsqueda por la zona llevada a cabo por fuerzas estadounidenses y británicas continuó hasta enero, pero no apareció rastro ni de bin Laden ni de los dirigentes de Al Qaeda. Se cree casi por unanimidad que ya habían escapado hacia las áreas tribales de Pakistán al sureste. Se estima que durante la batalla murieron en torno a 200 combatientes de Al Qaeda, junto con un número desconocido de combatientes tribales antitalibanes. No se registraron muertos estadounidenses ni británicos.

Esfuerzos diplomáticos y humanitarios

Raciones de comida lanzadas sobre Afganistán.

Después de que los talibán abandonaran Kabul en noviembre de 2001 y perdieran su bastión, la ciudad sureña de Kandahar, en diciembre de 2001, por lo general se piensa que para entonces los principales líderes talibanes y de Al Qaeda ya habían huido a través de la frontera con Pakistán.

Para llenar el vacío político, en diciembre de 2001 las Naciones Unidas llevó a cabo la Conferencia de Bonn en Alemania, donde fueron organizadas reuniones entre varios líderes afganos por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Los talibán no fueron incluidos. Entre los participantes había representantes de cuatro grupos de oposición afganos, y como observadores se incluían representantes de países vecinos y otros países implicados, incluido Estados Unidos.

El resultado fue el Acuerdo de Bonn que creó la Autoridad Interina Afgana que serviría de «almacén de soberanía afgana» y trazó el llamado Proceso de Petersberg, un proceso político hacia una nueva constitución y la elección de un nuevo gobierno afgano.

La Resolución 1378 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del 14 de noviembre de 2001 incluyó «condenar a los talibán por permitir que Afganistán fuera usado por la red de Al Qaeda y otros grupos terroristas como una base para la exportación del terrorismo y por proporcionar un refugio seguro a Osama bin Laden, Al Qaeda y otras personas asociadas con ellos, y en este contexto apoyar los esfuerzos de del pueblo afgano para sustituir el régimen talibán».[72]

Para ayudar a proveer seguridad y apoyar esta Autoridad Interina Afgana, las Naciones Unidas autorizaron una fuera internacional, la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF), con un mandato para ayudar a los afganos a mantener las seguridad en Kabul y las zonas circundantes.

Antes de la invasión liderada por Estados Unidos, se temía que la invasión y la resultante interrupción de los servicios causaría una hambruna generalizada y gran número de refugiados. El Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas suspendió temporalmente sus actividades dentro de Afganistán con el comienzo de los ataques de bombardero pero los reanudó después de la caída de los talibán.

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad

Artículo principal: Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad
Logotipo de la ISAF. La inscripción en pashto: کمک او همکاری (komak aw hamkari) significa «ayuda y cooperación».

La Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) inicialmente fue establecida como una fuerza de estabilización por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 20 de diciembre de 2001, para asegurar Kabul. Su mandato no se extendía más allá de esta área los primeros años.[73] El 11 de agosto de 2003, la OTAN asumió el mando político y de coordinación de la ISAF.[73] El 31 de julio de 2006, la ISAF asumió el mando del sur del país; y el 5 de octubre de 2006, del este.[74] Operando actualmente bajo el mando del general del Ejército de los Estados Unidos David Petraeus (desde el 4 julio de 2010 como reemplazo de Stanley A. McChrystal),[75] la ISAF incluye 130.930 soldados de 48 países, la mayoría aportados por Estados Unidos (15 de noviembre de 2010):[76]

Distribución de las tropas de la ISAF en Afganistán (diciembre de 2006).
Tropas de la ISAF por país (15 de noviembre de 2010)[76]
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos - 90.000 Bandera del Reino Unido Reino Unido - 9.500 Bandera de Alemania Alemania - 4.341
Bandera de Francia Francia - 3.850 Bandera de Italia Italia - 3.688 Bandera de Canadá Canadá - 2.922
Bandera de Polonia Polonia - 2.519 Bandera de Turquía Turquía - 1.790 Bandera de Rumanía Rumanía - 1.648
Bandera de España España - 1.576 Bandera de Australia Australia - 1.550 Bandera de Georgia Georgia - 924
Bandera de Dinamarca Dinamarca - 750 Flag of Bulgaria.svg Bulgaria - 516 Bandera de Hungría Hungría - 502
Bandera de Suecia Suecia - 500 Flag of Belgium (civil).svg Bélgica - 491 Bandera de la República Checa República Checa - 468
Bandera de Noruega Noruega - 353 Bandera de Croacia Croacia - 299 Flag of Albania.svg Albania - 258
Flag of Slovakia.svg Eslovaquia - 250 Bandera de Corea del Sur Corea del Sur - 246 Bandera de los Países Bajos Países Bajos - 242
Bandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda - 234 Bandera de Lituania Lituania - 219 Bandera de Letonia Letonia - 189
Bandera de Macedonia República de Macedonia - 163 Bandera de Finlandia Finlandia - 150 Bandera de Estonia Estonia - 140
Bandera de Portugal Portugal - 95 Bandera de Azerbaiyán Azerbaiyán - 94 Bandera de Grecia Grecia - 80
Flag of Slovenia.svg Eslovenia - 78 Flag of Mongolia.svg Mongolia - 47 Bandera de Bosnia y Herzegovina Bosnia y Herzegovina - 45
Bandera de Armenia Armenia - 40 Bandera de Singapur Singapur - 38 Bandera de los Emiratos Árabes Unidos Emiratos Árabes Unidos - 35
Bandera de Montenegro Montenegro - 31 Bandera de Malasia Malasia - 30 Bandera de Ucrania Ucrania - 16
Bandera de Luxemburgo Luxemburgo - 9 Bandera de Irlanda Irlanda - 7 Bandera de Islandia Islandia - 4
Bandera de Austria Austria - 3 Bandera de Jordania Jordania - 0 Flag of Tonga.svg Tonga - 0
Total: 130.930

2002: Operación Anaconda

Artículo principal: Operación Anaconda
Véase también: Afganistán en 2002
U.S. Navy SEALs en una de las entradas del complejo de cuevas Zhawar Kili, una base talibán, en 2002.
U.S. Navy SEALs en una de las entradas del complejo de cuevas Zhawar Kili, una base talibán, en 2002.
Solados canadienses a la búsqueda de combatientes talibán y de Al Qaeda después de un asalto aéreo al norte de Qalat, provincia de Zabul, julio de 2002.
Solados canadienses a la búsqueda de combatientes talibán y de Al Qaeda después de un asalto aéreo al norte de Qalat, provincia de Zabul, julio de 2002.

Después de Tora Bora, las fuerzas estadounidenses y sus aliados afganos consolidaron su posición en el país. Después de la celebración de una loya jirga o gran consejo de principales facciones afganas, líderes tribales y antiguos exiliados, se estableció un gobierno afgano interino en Kabul liderado por Hamid Karzai. Las fuerzas de Estados Unidos establecieron su base principal en el Aeródromo de Bagram, justo al norte de Kabul, aunque el aeropuerto de Kandahar también se convirtió en una base importante. Se establecieron varios puestos avanzados en las provincias del este a la caza de fugitivos talibán y de Al Qaeda. El número de tropas de la coalición liderada por Estados Unidos operando en el país creció a más de 10.000.

Un combatiente de las fuerzas antitalibán coloca una cinta de munición para su ametralladora PK calibre 7,62 mm en torno a su cuerpo en la provincia de Helmand, enero de 2002.

Mientras tanto, los talibán y Al Qaeda no habían abandonado. Las fuerzas de Al Qaeda comenzaron a reagruparse en las montañas de Shahi-Kot de la provincia de Paktiyā a lo largo de enero y febrero de 2002. Un fugitivo talibán en la provincia de Paktiyā, el mulá Saifur Rehman, también comenzó a reconstruir parte de su milicia en apoyo de los combatientes contra Estados Unidos. Ascendían a más de 1.000 a principios de marzo de 2002. La intención de los insurgentes era usar la región como una base para lanzar ataques de guerrilla y posiblemente una gran ofensiva al estilo de los muyahidín que combatieron las fuerzas soviéticas durante los años 1980.

Las fuentes de inteligencia de Estados Unidos y la milicia afgana descubrieron este reagrupamiento en la provincia de Paktia y prepararon una ofensiva a gran escala para hacerle frente. El 2 de marzo de 2002, las fuerzas estadounidenses y afganas lanzaron una ofensiva contras las fuerzas talibán y de Al Qaeda atrincheradas en las montañas de Shahi-Kot, al sudeste de Gardez.

Las fuerzas Mujahideen, que empleaban armas ligeras, granadas propulsadas por cohetes y morteros, estaban atrincheradas en cuevas y búnkeres en las laderas de las montañas a altitudes muy por encima de los 3.000 m. Usaban tácticas de «atacar y huir», abriendo fuego sobre las fuerzas estadounidenses y afganas y luego retirándose a sus cuevas y búnkeres para cubrirse del fuego devuelto y los continuos bombarderos de los aviones estadounidenses. Agravando la situación de las tropas de coalición, los comandantes estadounidenses inicialmente subestimaron las fuerzas talibán y de Al Qaeda como un último foco aislado que no superaba los 200 hombres. Pero resultó que los guerrilleros eran entre 1.000 y 5.000 hombres según algunas estimaciones y que estaban recibiendo refuerzos.[77]

El 6 de marzo, murieron ocho solados estadounidenses y siete afganos, y según se informó, también murieron 400 miembros de las fuerzas de oposición durante los combates. Las bajas de la coalición fueron por un incidente de fuego amigo que provocó la muerte de un soldado y por el derribo de dos helicópteros con fuego de armas ligeras y RPGs que produjo la muerte de siete soldados y la inmovilización de fuerzas estadounidenses que estaban siendo insertadas en lo que fue acuñado como "Objetivo Ginger", provocando decenas de heridos.[78] Sin embargo, varios cientos de guerrilleros escaparon de la redada a través de la frontera de Pakistán hacia las áreas tribales de Waziristán.

En la Operación Anaconda y otras misiones efectuadas durante 2002 y 2003 también participaron fuerzas especiales de varias naciones occidentales, incluyendo el Regimiento de Servicio Aéreo Especial australiano, la Joint Task Force 2 canadiense, el KSK alemán, el Servicio Aéreo Especial de Nueva Zelanda y el Marinejegerkommandoen noruego.

Operaciones post-Anaconda

Artículo principal: Operación Jacana

Tras la batalla de Shahi-Kot, se cree que los combatientes de Al Qaeda establecieron sus refugios bajo la protección de las áreas tribales en Pakistán, donde recuperaron su fuerza y después comenzaron a realizar incursiones transfronterizas contra las fuerzas de la coalición liderada por Estados Unidos durante los meses de verano de 2002. Unidades de guerrilla, de entre 5 y 25 hombres, cruzaban regularmente la frontera desde sus refugios en Pakistán para atacar bases de Estados Unidos y emboscar convoyes y patrullas estadounidenses, así como a tropas del Ejército Nacional Afgano, fuerzas de milicia afganas que trabajaban con la coalición, y organizaciones no gubernamentales. En el área de alrededor de la base estadounidense de Shkin, en la Provincia de Paktika, se produjeron algunos de los enfrentamientos más fuertes.

Mientras tanto, las fuerzas talibán permanecieron ocultas en las regiones rurales de las cuatro provincias sureñas que formaron su heartland: Kandahar, Zābul, Helmand y Urūzgān. A raíz de la Operación Anaconda El Pentágono solicitó que fueran desplegados los Marines Reales británicos, que están altamente entrenados en guerra de montaña. Estos llevaron a cabo una serie de misiones durante varias semanas con diversos resultados. Los talibán, que durante el verano de 2002 se contaban por centenares, evitaron combatir contra las fuerzas estadounidenses y sus aliados afganos y durante las operaciones huían por cuevas y túneles de remotas montañas afganas o a través de la frontera con Pakistán.[79]

Desarrollo

En febrero de 2004 se aprobó una nueva constitución y en octubre de ese mismo año se celebraron las primeras elecciones democráticas de la historia, en las que resultó vencedor el ya presidente interino Hamid Karzai. Varios opositores de Karzai denunciaron un posible fraude que no fue considerado como tal por los observadores internacionales.

Ejército Nacional Afgano. 2002

A finales de julio de 2006, la OTAN se hizo cargo del control de la región sur del país (que incluía las provincias de Day Kundi, Helmand, Kandahar, Nimruz, Uruzgan y Zabul) tradicionalmente dominada por los talibanes y narcotraficantes. Este traspaso del control (de Estados Unidos a una organización integrada por 37 países, que aumentó su presencia de 3 mil a 9 mil efectivos en el territorio) coincidió con un incremento de la violencia en la zona, donde en ocasiones llegó a haber más atentados diarios que en Irak. Además de los ataques a funcionarios públicos y fuerzas internacionales, la violencia se extendía a las escuelas, como forma de desestabilizar el sistema de educación (fuertemente orientado a la escolarización de las niñas), uno de los pilares del nuevo gobierno.

El teniente general David Richards –comandante de las fuerzas de la OTAN en Afganistán– declaró en agosto de 2006 que las fuerzas británicas apostadas allí combatían en el conflicto más largo y sangriento que el Reino Unido hubiera enfrentado en los últimos 50 años. Mientras tanto, el ministro William Hague afirmó que el gobierno debería trasladar el caso a los demás aliados en la OTAN, para que la organización aportara tropas de los demás países integrantes para que no fuera «sólo el Reino Unido quien sufriera la peor parte» del conflicto.

En 2007 hubo un importante resurgimiento talibán con numerosos ataques sobretodo en la zona sur del país y según algunos informes, podrían haber reconquistado ciertas zonas cuyo control perdieron en 2001.[80] El 27 de febrero se produjo un atentado contra la base estadounidense de Bagram cuando el vicepresidente Dick Cheney se encontraba de visita y en el que murieron 18 personas, entre ellas varios militares y personal estadounidense. Cheney salió ileso.[81]

En Febrero de 2008 se filtró la noticia de que el Príncipe Enrique de Gales llevaba más de dos meses sirviendo en el frente de Afganistán con el contigente británico. La noticia causó un importante eco mediático que provocó la salida del nieto de la Reina de Inglaterra.[82] El día 17 de ese mismo mes se produjo un brutal atentado en la ciudad de Kandahar que causó más de 80 muertos y varias decenas de heridos.[83]

En agosto de 2008 la situación empeora para la OTAN ya que sus bajas aumentan siendo que en junio , julio y agosto hubo más bajas que en Irak, sumando estos 3 meses son casi 120 muertos comparando esto con los 190 que murieron en los primeros 3 años del conflicto es una clara muestra del recrudecimiento de la guerra.[84] El 19 de agosto diez soldados franceses resultaron muertos en una emboscada talibán cerca de Kabul.[85]

Soldados estadounidenses cruzando el rio Arghandab en la provincia de Zabul. 2009

Para Octubre del 2008, el país continúa en un clima de guerra constante y, según el Financial Times, en un descontento creciente con el gobierno de Hamid Karzai. Según el periódico, el descontento podría extenderse hacia el norte, donde los líderes de la Alianza del Norte, excluidos y presionados por Karzai, estarían rearmándose. También se ha creído que la supusta muerte de osama bin laden no fue real ya que no se encontró cuerpo alguno, que bin laden ocupa un rango elevado en la guerra. En 2008 se anunció el ingreso de Colombia, que envió tropas entrenadas en la desactivación de minas antipersonales bajo el mando del Ejército de España.[86]

El año 2009 fue el más violento desde la invasión en 2001. La insurgencia talibán incrementó los ataques por todo el territorio causando gran número de muertos tanto de civiles como de fuerzas afganas y extranjeras.[87] El repunte de la violencia en el país hizo necesaria una revisión de la estrategia de la OTAN en Afganistán que incluía el envio de más tropas por parte de los países miembros así como intensificar y mejorar la formación de las fuerzas de seguridad afganas.[88]

En mayo de 2009 la Casa Blanca declaró que no detendría los bombardeos contra el país, negándose a la petición del presidente de Afganistán, Hamid Karzai, después de que dos pueblos fueran bombardeados, causando la muerte de más de un centenar de civiles.[89] [90] [24] [25] [26] [91]

En septiembre de 2009, una operación aérea dirigida por el ejército alemán causó la muerte de unos 90 civiles en la provincia de Kunduz.[92] Este incidente provocó la dimisión del Jefe de Estado Mayor alemán por ocultar información relativa al suceso.[93]

Especialmente sangriento fue octubre de 2009 en el que se contabilizaron el mayor número de ataques insurgentes durante toda la invasión. El día 4, murieron ocho soldados estadounidenses en un ataque talibán al este del país.[94] El día 17 un suicida se inmoló frente la embajada india en Kabul matando a 17 personas.[95] El 28 un comando talibán asaltó la casa de huéspedes de la ONU en Kabul matando a 13 personas entre ellas seis funcionarios del organismo internacional.[96]

A principios de noviembre de 2009 el líder opositor Abdulá Abdulá anunció su renuncia a presentarse a la segunda vuelta de las elecciones que debían celebrarse el día 8, lo cual supuso la reelección automática del actual presidente Hamid Karzai.[97]

Combatientes afganos.

El 1 de diciembre de 2009 el gobierno de EEUU solicitó a la OTAN el envío de 10.000 soldados más sumados a los 30.000 que dicho país se comprometió a desplegar durante 2010. El Reino Unido y España se comprometieron a enviar a 500 militares adicionales respectivamente.[98] [99] El 30 de diciembre de 2009 ocho agentes de la CIA resultaron muertos en un atentado suicida en la base estadounidense de Khost, cerca de la frontera con Pakistán.[100]

El año 2010 se inició con la misma violencia con la que finalizó el año anterior. El 18 de enero los talibanes perpetraron ataques coordinados en el centro de Kabul que causaron una docena de muertos y cuyos objetivos fueron el Banco Central y diferentes sedes ministeriales.[101]

El 28 de enero de 2010 se inició en Londres la Conferencia Internacional sobre Afganistán que se dividió en cuatro sesiones para abordar temas relacionados con la seguridad, la gobernación y desarrollo, la sociedad civil y la implicación de los países de la región y la comunidad internacional en la reconstrucción del país. Entre los temas de debate se planteó la consideración de otorgar cierto papel a los talibanes en el futuro gobierno para lograr una reconciliación nacional que lleve la paz al país. También se pretendió reforzar la lucha contra la corrupción que afecta al gobierno afgano.[102]

Barack Obama y Stanley McChrystal reunidos en la Casa Blanca en mayo de 2009.

En febrero de 2010, fuerzas de la OTAN y del ejército afgano emprendieron una importante ofensiva contra los bastiones talibanes de la provincia de Helmand. La acción bautizada como Operación Moshtarak se inició el 12 de febrero con el despliegue de 15.000 militares en la ciudad de Marjah, siendo la mayor ofensiva de la coalición desde la invasión del país en 2001.[103]

En mayo de 2010, los talibanes tomaron el control del distrito de Bargi Matal, cerca de la frontera con Pakistán. Sin embargo, dicho distrito fue recuperado por las fuerzas afganas y de la OTAN en una ofensiva que duró varios días.[104] En junio la situación empeora con un total de 102 militares de la OTAN muertos, siendo este el mes con más bajas extranjeras de toda la ocupación. El 23 de junio, el comandante Stanley McChrystal presentó la dimisión ante el Presidente Barack Obama, asumiendo el mando de las fuerzas norteamericanas el general David Petraeus.[105]

En julio de 2010 se filtraron miles de documentos confidenciales del ejército norteamericano en los que se detallaban operaciones militares secretas de los años anteriores del conflicto, así como información sobre la insurgencia y de las zonas fronterizas con el Pakistán.[106] El 1 de agosto de 2010 los Países Bajos se convirtió en el primer país miembro de la OTAN en retirar sus tropas de Afganistán.[107] A finales de agosto los talibanes atacaron varias bases de la OTAN situadas en la zona este del país.[108] El 10 de septiembre fue atacada con piedras la base alemana de la OTAN en la provincia de Badakhshan por la población civil.[109]

El 18 de septiembre se celebraron las segundas elecciones parlamentarias desde la caída del régimen talibán bajo la amenaza de los insurgentes. Sin embargo las elecciones se celebraron con relativa tranquilidad a pesar de algunos ataques talibanes.[110] El 7 de octubre se inició en Kabul un Consejo de Paz entre las autoridades y los talibanes para llegar a una resolución pacifica y definitiva del conflicto que dura nueve años.[111] El 8 de octubre fue asesinado en un atentado el gobernador de la provincia de Kunduz.[112]

Bajas

Miembros de la coalición muertos en la Guerra de Afganistán a fecha de 6 de noviembre de 2011.

Militares de la coalición muertos en Afganistán[21]
País
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos 1.831
Bandera del Reino Unido Reino Unido 384
Bandera de Canadá Canadá 158
Bandera de Francia Francia 73
Bandera de Alemania Alemania 53
Bandera de Dinamarca Dinamarca 42
Bandera de Italia Italia 42
Bandera de España España 34
Bandera de Australia Australia 32
Bandera de Polonia Polonia 30
Bandera de los Países Bajos Países Bajos 25
Bandera de Rumanía Rumanía 19
Bandera de Georgia Georgia 10
Bandera de Noruega Noruega 10
Bandera de Estonia Estonia 9
Bandera de Hungría Hungría 6
Bandera de Suecia Suecia 5
Bandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda 4
Bandera de la República Checa República Checa 4
Bandera de Letonia Letonia 3
Bandera de Finlandia Finlandia 2
Bandera de Jordania Jordania 2
Bandera de Portugal Portugal 2
Bandera de Turquía Turquía 2
Flag of Belgium (civil).svg Bélgica 1
Bandera de Corea del Sur Corea del Sur 1
Bandera de Lituania Lituania 1
Total 2.794
Bajas por año[21]
año
2001 12
2002 70
2003 58
2004 60
2005 131
2006 191
2007 232
2008 295
2009 521
2010 711
2011 513
Total 2.794
Gráfico que muestra el número de militares de la coalición muertos en Afganistán desde el comienzo de la guerra.[113]


Escándalo Wikileaks

El portal wikileaks reveló el 25 de julio de 2010, una serie de documentos que fueron filtrados al gobierno de Estados Unidos, y demuestra un oscuro panorama de la guerra, donde se argumenta las muertes de civiles por parte de contingentes de la Coalición y de la OTAN; así mismo de otras operaciones encubiertas, y de cómo los talibanes no están reducidos como se decía en las noticias.

La información fue suministrada por Wikileaks a diferentes medios de prensa como: The Guardian de Inglaterra, The New York Times de EE. UU. , Der Spiegel de Alemania y El País de España.

Véase también