Era de los señores de la guerra (China) (1916-1928)


Era de los señores de la guerra (China) (1916-1928)

La era de los señores de la guerra es el período de la historia de la República de China, desde 1916 a 1928, cuando el país estaba dividido entre camarillas militares, una división que continuó hasta la caída del gobierno nacionalista en las regiones de la China continental de Sichuan, Shanxi, Qinghai, Ningxia, Guangdong, Guangxi, Gansu, Yunnan, y Xinjiang.

La época de los caudillos militares comienza tras la muerte de Yuan Shikai y nominalmente termina en 1928, con la celebración de la Expedición del Norte y el Reemplazo de la Bandera del Noreste, que da comienzo a la "Década de Nanjing"; sin embargo, aunque viejos señores de la guerra como Wu Peifu o Sun Chuanfang fueron depuestos, señores de la guerra de menor importancia se mantuvieron hasta los años 1930 y 1940, mientras el gobierno central se esforzaba por mantener a sus aliados nominales bajo control, gran problema para el Kuomintang (KMT) a durante la Segunda Guerra Mundial y después de la guerra civil. Algunos de los principales enfrentamientos entre caudillos militares después de la reunificación teórica de 1928, incluida la Guerra de las Planicies Centrales, involucraron a casi un millón de soldados.

Principales coaliciones de caudillos militares (1925).

Contenido

Orígenes

Unidades del Ejército de Beiyang en adiestramiento.

La Dinastía Qing no tenía un ejército nacional, si no ejércitos regionales y milicias, que adolecían de falta de uniformidad y consistencia. El ejército más poderoso era el Ejército Beiyang establecido en el norte por Yuan Shikai. Este recibió la mejor formación y armamento moderno. Los oficiales eran leales a sus superiores y formaron grupos a partir de su región de origen y las experiencias compartidas de la Academia. Las unidades se componían de hombres de la misma provincia, con el objetivo reducir las dificultades de comunicación entre hablantes de diferentes dialectos, pero alentó tendencias regionalistas.

La Revolución de Xinhai en 1911 provocó motines generalizados en todo el sur de China. Las tropas rebeldes establecieron un gobierno provisional en Nanjing al año siguiente bajo el mando de Sun Yatsen. Los revolucionarios no eran lo suficientemente fuertes como para derrotar al ejército Beiyang y continuar los combates hubiese tenido como desenlace casi seguro la derrota. Así, Sun decidió negociar con el comandante del ejército Beiyang, Yuan Shikai, para deponer la dinastía Qing y reunificar China. A cambio, Yuan se convertiría en presidente. Yuan se negó a trasladarse a Nanjing y estableció la capital en Pekín, donde tenía su base de poder.

Reaccionando al creciente autoritarismo de Yuan, las provincias del sur se rebelaron en 1913, pero fueron aplastadas de manera eficaz por las fuerzas de Beiyang. Los gobernadores civiles fueron sustituidos por los militares. En diciembre de 1915, Yuan dejó claras sus intenciones de convertirse en emperador de China. Las provincias del sur se rebelaron de nuevo en la Guerra de Protección Nacional creando una situación más grave para Yuan porque la mayoría de los comandantes de Beiyang le abandonaron. Yuan renunció a la monarquía para ganarse nuevamente a sus lugartenientes, pero en el momento de su muerte, en junio de 1916, China se dividió políticamente. El enfrentamiento entre el norte y el sur perduró durante toda la era de los caudillos militares.

Características del periodo

La fe en la constitución

El interés de la elite política y social china de comienzos de la república por la promulgación de una constitución como solución de los males del país y método para aglutinar al país se basaba tanto en la percepción de que las grandes potencias mundiales eran constitucionales como en la filosofía nacional, que afirmaba que una política de justicia (la constitución) había de lograr el apoyo unánime del país al mandatario que la defendiese, creando un gobierno poderoso y como consecuencia un país fuerte.[1] La creencia en que la simple redacción de una ley fundamental podría acabar por ensalmo con un país con una abrumadora población campesina discriminada, una tradición política autoritaria y personalista, unas fuerzas armadas mal coordinadas y regionalistas pervivió durante los primeros años de la república hasta que en la década de 1920 fue sustituida por la fe en el partido único como cimiento para crear el ideal de la nación fuerte que la experiencia constitucional no había logrado formar.[2]

El gobierno central de Pekín

El gobierno del primer periodo republicano se caracterizó por su inestabilidad: entre 1916 y 1928 se sucedieron 45 gabinetes, 5 legislaturas y 7 constituciones o leyes similares.[1] El poder del gobierno central sólo era respetado por las provincias cuando convenía a los caudillos militares que las controlaban realmente.[3] El gobierno de Pekín no era el centro de las decisiones administrativas y políticas del país, sino una fuente más de poder.[3] Esto se debía a que el control del gobierno conllevaba ciertas ventajas:[3]

  • Un cierto prestigio nacional e internacional, al ser el único gobierno reconocido por los países extranjeros.[4] El lema de la unidad nacional era popular y el gobierno de Pekín se consideraba el encargado de lograrla.[3]
  • El ser el único interlocutor ante las potencias extranjeras para la negociación de tratados, de préstamos...[4] El gran número de préstamos contratados durante el periodo (y que acabaron por llevar al país a la bancarrota) los realizaba el gobierno central, para beneficio de la camarilla que lo controlase.[5]
  • La obtención de un cierto respaldo de estas potencias a aquel que controlase el gobierno central, como la protección de la capital o del importante ferrocarril Pekín-Tianjin.[4]
  • La capacidad teórica de nombrar altos cargos. Aunque a menudo ignorada por los poderes provinciales, esta potestad solían buscarla estos como fuente de legitimación de sus cargos.[4]
  • El control de ciertos ingresos importantes, protegidos en parte por las potencias, como el impuesto de la sal y los ingresos de las aduanas en los puertos abiertos al comercio internacional por los tratados del siglo XIX y XX. Estos impuestos, concedidos en parte a las potencias como indemnizaciones de guerra o avales por préstamos, comenzaron a generar un superávit que las potencias entregaban al gobierno central, a pesar de las protestas de las provincias, que deseaban embolsárselo.[4] [6]

Los fondos gubernamentales, además, eran fuente de ingresos por malversación de las camarillas, cimiento de la formación de nuevas unidades militares de estas y fundamento de la lealtad comprada de los parlamentarios.[7]

La administración

La corrupción era habitual y estaba muy extendida en el gobierno.[8] El nepotismo en la asignación de cargos, el soborno de los diputados, la creación de sinecuras, el robo de fondos militares por los caciques militares de las provincias o de las partidas civiles por los funcionarios eran comunes.[8] Los altos funcionarios eran hombres ricos y solían dejar su puesto aún más opulentos.[8] Aunque la corrupción de la administración había surgido en la época imperial y no era vista con malos ojos por los notables de mentalidad más tradicional, creció notablemente durante el periodo republicano y no tuvo penalización alguna.[8] La falta de ideología y de una política clara hacía además de la corrupción política un método de lograr consenso entre los políticos y los funcionarios.[9]

La administración, salvo en los principales puestos de carácter político, no sufrió excesivamente los frecuentes cambios de poder, siendo muchos de los funcionarios originarios de la administración imperial: la necesidad de los militares de contar con especialistas y de evitar el caos administrativo evitó los cambios en masa de funcionarios en las crisis políticas.[9]

El parlamento

La corrupción del parlamento era aún más acusada que la del funcionariado.[9] Su poder real era escaso, pero no así su prestigio y sus poderes según la constitución, que le otorgaban la aprobación del gabinete y del nombramiento de otros altos cargos administrativos.[9] La disposición de los parlamentarios a vender su voto llevó a la práctica extendida del soborno, a la vez que al desprestigio de la institución, cuyos miembros ensalzaban en público los valores democráticos mientras que aceptaban pagos para votar según deseasen las camarillas.[9]

La situación financiera

Aunque la república nació con graves problemas financieros, la situación tuvo su mejor momento durante el régimen de Yuan Shikai (1912-1916).[7] Los ingresos del gobierno central aumentaron, incluso más que los que recibía el gobierno imperial de las provincias en su última época.[7] El logro de ciertos préstamos extranjeros avalados adecuadamente mejoraron temporalmente las finanzas gubernamentales.[7]

A la muerte de Yuan la situación comenzó a empeorar: se repitió la contratación de préstamos mal avalados (que disminuían la confianza en la capacidad de pago de Pekín y por tanto su crédito) utilizados para fines políticos y corruptos a la vez que los ingresos provenientes de las provincias menguaban.[7] En 1920 se acercaba la bancarrota, siendo el gobierno incapaz de cubrir la deuda creciente y aumentando su dificultad para solicitar nuevos créditos.[7] [10] En política esto hizo aumentar la influencia de los nuevos banqueros chinos, los únicos dispuestos a conceder créditos ya al gobierno, aunque en duras condiciones.[10]

Estructura administrativa

Las provincias se dividían en prefecturas (Wade-Giles: tao) que, a su vez, se subdividían en distritos (Wade-Giles: hsien). A la cabeza de las primeras se encontraba un prefecto mientras que los segundos quedaban en manos de magistrados.[11] El control de los militares incluso a nivel de distrito era férreo, siendo relevados los magistrados en caso de haber un cambio en el control de la región de una camarilla militar a otra.[11]

El poder de las camarillas politico-militares

El sistema de facciones militares con políticos a su servicio que caracterizó el primer periodo republicano, especialmente tras la muerte de Yuan Shikai, era inmobilista y tendente al equilibrio: cualquier intento de una camarilla por hacerse con un poder supremo llevaba a la coalición temporal de las demás para hacerlo fracasar, perpetuando el sistema por la imposibilidad de ninguna de ellas de lograr una victoria total.[12] Este sistema de alianzas impedía la aniquilación de las facciones derrotadas en un momento dado, que podían ser aliados de los vencedores en la próxima confrontación, a la vez que le imprimía un carácter duro frente a los rivales que amenazaban el sistema, como los movimientos de las provincias del sur de Sun Yatsen.[12]

Su inestabilidad aparente y falta de políticas claras, consecuencia de la continua lucha entre facciones, llevó, sin embargo, a minar su prestigio y apoyo popular, que apreciaba el contraste entre el ideal constitucional y la realidad política.[12] Este desprestigio llevó a que a mediados de 1920 las clases sociales privilegiadas traspasasen su apoyo al Guomindang, como nueva elite que prometía un gobierno mejor.[12]

Otra característica del sistema político fue el enfrentamiento entre las nuevas camarillas militares y los notables de las provincias: mientras que en el periodo imperial los funcionarios del gobierno y los notables de las regiones cooperaban para explotar las mismas, el fin del cambio de puesto y la necesidad de tomar el control total de las provincias como base permanente de poder llevó al enfrentamiento entre los dos grupos.[13] Los seguidores del caudillo militar local fueron desplazando de sus puestos de poder e influencia a los antiguos poderosos nativos.[13]

Los caudillos militares

Los caciques militares que controlaban casi todo el territorio necesitaban controlar una región cuyos recursos pudiesen explotar para el mantenimiento de su fuerza militar, la base de su poder político.[14] Además, para mantener su poder, necesitaban forjar un sistema de alianzas, a menudo cambiantes, con otros caudillos militares:[15] ninguno contaba con el poder suficiente para imponer su supremacía a los demás y cualquier atisbo de crecimiento excesivo desencadenaba una alianza hostil de los demás adversarios, que veían en peligro su fuerza ante la amenaza del rival medrado.[15] Estos acuerdos, por su naturaleza de pactos interesados, eran efímeros: el enemigo de ayer se convertía ante la necesidad en el aliado de hoy.[15] La necesidad de explotar el territorio bajo su control para obtener fondos y de mantener sus tropas bien equipadas y entrenadas por la amenaza militar de los rivales eran las actividades principales de los jefes militares.[16] Esto requería estructuras complejas con abundantes técnicos especializados tanto en tareas administrativas como militares.[16]

La necesidad de control del territorio conllevaba además un enfoque autoritario y represivo de la política de la región bajo su control: el caudillo militar necesitaba un control total de su feudo para asegurarse los recursos del mismo y la autonomía completa en momentos de crisis.[16] La política de las provincias quedaba así subordinada a los militares, quedando las autoridades civiles en un segundo plano.[16]

Los nombramientos de altos cargos, incluidos los provinciales, eran competencia teórica de la presidencia de la república, pero los caudillos de las distintas regiones a menudo ignoraban las decisiones del gobierno central, utilizando su poder militar para imponer sus preferencias cuando era necesario.[17] Aunque los gobiernos de las provincias contaban con un gobernador civil (Wade-Giles: sheng-chang) y otro militar (Wade-Giles: tüchun) y este último sólo era en teoría competente en asuntos militares, era él el que en realidad controlaba el poder político, incluso en asuntos puramente civiles de la provincia.[17] Subordinados en teoría al presidente de la república, al ministerio de defensa y al Estado Mayor en Pekín, en la práctica eran nombrados por los caciques militares que controlasen la provincia.[17] Gran parte de los cargos civiles lucrativos o que controlaban ingresos significativos de las provincias también eran nombrados por los caudillos militares con el fin de hacerse con ellos.[18]

Norte

Esta enseña militar se basó en la bandera de Cinco razas bajo una unión.

La muerte de Yuan dividió al ejército Beiyang en dos facciones: la camarilla de Anhui liderada por Duan Qirui y la de Zhili acaudillada por Feng Guozhang. La facción de Fengtian, tercera gran camarilla militar, con su centro en Manchuria y dirigida por Zhang Zuolin, fue una amalgama de unidades locales y de Beiyang. Dado que la comunidad internacional reconocía a cualquier gobierno que rigiese en Pekín, la captura de esta ciudad era una prioridad para todas al agrupaciones militares. Además, quien controlase el gobierno recibía teóricamente los ingresos aduaneros y podía solicitar préstamos al extranjero. Todas las facciones del norte reconocían al gobierno de Pekín como legítimo, incluso si se oponían a él. Aunque lo admitían como legítimo, las camarillas le negaban la autoridad para imponer su criterio en las provincias. El gobierno Beiyang de Pekín ocasionalmente emitía decretos sobre territorios más allá de su control, a sabiendas de que serían ignorados, para justificar una posterior acción militar, bajo la acusación de traición. Esta práctica terminó en 1923, cuando Cao Kun compró la presidencia y las demás facciones del norte quedaron tan disgustadas por la maniobra que se negaron a reconocerlo.

Hegemonía de Anhui (1916–1920)

Duan Qirui, fundador y dirigente de la camarilla de Anhui que dominó la política del norte de China en la segunda mitad de la década de 1910.

El presidente Li Yuanhong fue prácticamente marginado por los generales de Beiyang. El primer ministro Duan Qirui dominaba la política pero tuvo que trabajar con la camarilla rival de Zhili con el fin de mantener la estabilidad del gobierno. Muchas provincias se negaron a reconocer su gobierno y pidieron que los generales de Beiyang abandonaran la política. Los esfuerzos de Duan de ejercer mano dura para presionar al país para entrar en la Primera Guerra Mundial y los préstamos secretos que recibió de Japón llevaron a su destitución por Li en mayo de 1917. A sabiendas de que Duan estaba conspirando contra él, Li pidió al influyente general de Beiyang Zhang Xun que protegiera al gobierno. Por el contrario, Zhang forzó la disolución del parlamento y restauró la dinastía Qing en julio. Duan desbarató el golpe de estado monárquico y fue aclamado como el salvador de la República, obteniendo mayor influencia. Entonces logró declarar la guerra a Alemania. Su siguiente tarea era someter el sur, pero las diferencias con la camarilla de Zhili, que prefería la negociación, llevó a su renuncia para salvar la unidad de los caudillos Beiyang. El presidente Feng Guozhang (cabeza de la camarilla de Zhili), sin embargo, tuvo que volver a nombrar a Duan, debido a la presión de la camarilla de Anhui. La campaña en Hunan contra el gobierno rebelde del sur fue contraproducente al provocar deserciones, baja moral, y rencillas entre las camarillas militares. Duan volvió a dimitir en octubre de 1918, pero hizo todo lo posible por sabotear la paz entre el norte y el sur. Su política pro-japonesa le debilitó durante el Movimiento del Cuatro de Mayo. La camarilla Zhili se alió con la camarilla de Fengtian de Zhang Zuolin y derrotó a Duan en la Guerra Zhili-Anhui de julio de 1920.

Hegemonía de Zhili (1920–1924)

Después de la muerte de Feng Guozhang en 1919, Cao Kun pasó a dirigir la camarilla de Zhili. La alianza con la de Fengtian era sólo de conveniencia y la Primera Guerra Zhili-Fengtian estalló en 1922 entre ambas bandas. Las fuerzas de Zhili rechazaron a las de Fengtian, que debieron replegarse a Manchuria. A continuación, los caudillos de Zhili trataron de reforzar su legitimidad y reunificar el país devolviendo la presidencia del país a Li Yuanhong y restableciendo la Asamblea Nacional. Propusieron que Xu Shichang y Sun Yat-sen renunciasen a sus presidencias antagónicas en favor de Li. Cuando Sun publicó unas condiciones que los de Zhili no pudieron admitir provocaron la deserción del general Chen Jiongming del KMT reconociéndolo como gobernador de la provincia de Guangdong. Al expulsar a Sun de Cantón, la camarilla de Zhili restauró en apariencia el gobierno constitucional existente antes del golpe de Zhang Xun.

Cao compró la presidencia en octubre de 1923 sobornando a los diputados pese a la oposición del Kuomintang, Fengtian, los restos de Anhui, algunos de sus lugartenientes y el público en general. En el otoño de 1924 la camarilla de Zhili parecía estar al borde de la victoria total en la Segunda Guerra Zhili-Fengtian hasta que Feng Yuxiang la traicionó, tomó Pekín, y encarceló a Cao. Las fuerzas de Zhili fueron derrotadas en el norte, pero mantuvieron el control del centro del país.

Hegemonía Fengtian (1924–1928)

Artículo principal: Guerra Anti–Fengtian
Artículo principal: Expedición del Norte
Zhang Zuolin (centro), junto a su hijo y sucesor al frente de la camarilla de Fengtian, Zhang Xueliang y el general norteamericano Connor en 1926.

La alianza entre Zhang Zuolin y Feng Yuxiang era endeble. Feng había formado su propia facción, llamada Guominjun (Ejército Nacional o KMC) que era ideológicamente afín al gobierno del Kuomintang al sur, pero no parte del mismo. Como solución de compromiso entre ambos se le otorgó el gobierno del norte a Duan Qirui, cuya camarilla de Anhui estaba muy debilitada. De las dos agrupaciones, la de Fengtian era mucho más fuerte gracias a la concentración de sus tropas, mientras que las del KMC se extendían a lo largo de una vasta zona. Las negociaciones para la reunificación entr ele norte y el sur no fructificaron puesto que Zhang y Duan tenían poco en común con Sun Yat-sen, que murió en marzo de 1925. Ese mismo año estalló la lucha entre Zhang y Feng cuando el general de Fengtian Guo Congling se pasó al KMC, desencadenando la Guerra Anti–Fengtian. El general de Zhili Wu Peifu decidió aliarse con Zhang contra Feng, que le había traicionado anteriomente. Las fuerzas del KMC fueron rechazadas hacia el noroeste, pero más tarde se unieron a la Expedición del Norte de Jiang Jieshi (Wade-Giles: Chiang Kai-shek). Zhang se hizo cargo del gobierno del norte en junio de 1927 cuando ya las tropas del Ejército Nacional Revolucionario (ENR) invadían su territorio. El 2 de junio de 1928 Zhang dimitió después de acordar la entrega de Pekín al ENR. Fue asesinado por una bomba puesta por extremistas japoneses cuando huía a Manchuria el 4 de junio. Cinco días más tarde, las tropas del ENR se apoderaron de la capital y pusieron fin al gobierno Beiyang. El hijo y sucesor de Zhang, Zhang Xueliang, reconoció al gobierno nacionalista el 31 de diciembre.

Sur

El emblema del partido Kuomintang.

El sur era un hervidero de actividad revolucionaria, donde la oposición a las camarillas de Beiyang fue más fuerte. Se rebeló contra la dinastía Qing en 1911 y en contra de Yuan Shikai en 1913 y 1916. Después del fracaso del intento de restauración de la dinastía Qing en Pekín en 1917, varias provincias del sur, lideradas por Tang Jiyao y Lu Rongting se negaron a reconocer al nuevo gabinete y parlamento de Duan Qirui. Sun Yat-sen reunió a notables políticos, diputados del KMT en la Asamblea Nacional disuelta durante el intento de restauración monárquica, y militares del sur a finales de julio de 1917 y formó un gobierno rival en Cantón conocido como Gobierno para la Protección de la Constitución. Las facciones del sur reconocieron a Cantón como capital legítima a pesar de que carecía de reconocimiento internacional. Al igual que en el norte, los caudillos militares del sur se rebelaron frecuentemente con el pretexto de defender los derechos provinciales frente al gobierno central, especialmente la provincia de Guangxi. Las provincias del sur que reconocieron al gobierno de Cantón fueron: Yunnan, Sichuan, Guizhou, Hunan, Guangxi y Guangdong (incluyendo Hainan).

El Gobierno para la Protección de la Constitución (1917–1922)

En septiembre, Sun fue nombrado generalísimo del gobierno militar con el fin de proteger la Constitución provisional de 1912. Los señores de la guerra del sur respaldaron su régimen únicamente para legitimar sus feudos y protegerse de Pekín. En un intento de lograr reconocimiento internacional, el gobierno del sur también declaró la guerra contra las Potencias Centrales, pero sin alcanzar su objetivo. En julio de 1918, los militares del sur pensaron que Sun había reunido demasiado poder y le obligaron a formar un directorio que incluía varios caudillos militares. La continua interferencia de estos en el gobierno forzó a Sun optar por el exilio. Durante este periodo de alejamiento del gobierno Sun refundó el Partido Nacionalista Chino (Kuomintang, KMT). Con la ayuda del general del KMT Chen Jiongming, expulsó a los miembros del directorio (el general Cen Chunxuan, el almirante Lin Baoyi y el general Lu Rongting) tras la Guerra Guangdong-Guangxi en 1920. En mayo de 1921, Sun fue elegido "presidente extraordinario" por un parlamento escogido, a pesar de las protestas de Chen y Tang Shaoyi, que lo considerban inconstitucional. Mientras que Tang abandonó Cantón, Chen se confabuló con la camarilla de Zhili para derrocar a Sun en junio de 1922 a cambio de ser reconocido como gobernador de la provincia de Guangdong.

Reorganización (1923–1925)

Los leales a Sun expulsaron a Chen y Sun retomó el poder en Cnatón en marzo de 1923. Se reorganizó el KMT según la doctrina leninista del centralismo democrático y se forjó una alianza con el Partido Comunista de China, que se conoce como el Primer Frente Unido. El gobierno de Cantón abandonó la protección de la Constitución de 1912 ya que su parlamento pasó a respaldar al gobierno de Pekín que encabezaba Cao Kun. En cambio, su nuevo objetivo fue la creación de un Estado revolucionario de partido único. La Academia MIlitar de Whampoa se fundó para crear un cuerpo de oficiales leales al KMT y librar a este de su dependencia de los oportunistas generales sureños. Con la expulsión de la camarilla de Zhili del gobierno de Pekín en 1924, Sun viajó al norte para negociar la reunificación con los líderes del Guominjun (ejército de Feng Yuxiang), y de las camarillas de Fengtian y de Anhui. Sun murió de cáncer en marzo 1925, lo que puso fin a las conversaciones y desencadenó una lucha de poder dentro del KMT. Tang Jiyao, que afirmaba ser el sucesor elegido por Sun, trató de hacerse con el control del gobierno del sur durante la Guerra de Yunnan-Guangxi, pero fue derrotado. En el norte la Guerra Anti–Fengtian se libró de noviembre de 1925 a abril de 1926 y enfrentó al Guominjun contra la camarilla de Fengtian y sus aliados de la camarilla de Zhili. La guerra terminó con la derrota del Guominjun y el fin del gobierno ejecutivo provisional del norte.

La expedición al norte (1926–1928)

Artículo principal: Expedición al Norte

El general del KMT Chiang Kai-shek se convirtió en el caudillo del Ejército Nacional Revolucionario (ENR) a raíz del incidente del navío Zhongshan. Partió en la Expedición del Norte, largamente postergada, en el verano de 1926. Las fuerzas del ENR derrotaron fácilmente a los ejércitos de la camarilla de Zhili de Wu Peifu y Sun Chuanfang en la China central y oriental. El caudillo del Guominjun Yan Xishan, que controlaba Shanxi, unió sus fuerzas a las del KMT contra las de la camarilla de Fengtian.

En 1927, la alianza se rompió la alianza entre el KMT y el Partido Comunista, siendo este brutalmente perseguido, comenzando la Guerra Civil China. Chiang estableció su capital en Nanjing, pero seguía necesitando tomar Pekín para obtener el reconocimiento internacional de su gobierno. Yan Xishan, convertido en general del KMT, ocupó Pekín tras la muerte de Zhang Zuolin. Zhang Xueliang, el nuevo cacique de Fengtian, decidió reconocer al gobierno de Chiang a condición de que se le confirmara su dominio sobre Manchuria, pero los japoneses ocuparon Manchuria unos años más tarde, en 1931, despojándole de su poder en la región.

Reunificación nominal

Artículo principal: Reunificación china de 1928

Al mudar la capital a Nanjing, Jiang se aseguró una base de poder, completando el "reemplazo de la Bandera del Nordeste" la reunificación teórica china en 1928. No obstante, muchos caudillos militares no fueron derrotados, sino que simplemente se les integró en el nuevo gobierno nacional, lo que trajo más tarde problemas a Jiang.

Feng Yuxiang y Yan Xishan se rebelaron en 1930 en la Guerra de las Planicies Centrales. En el noroeste tuvo lugar la Guerra Xinjiang entre 1931 y 1937. Jiang tuvo que afrontar la Rebelión de Fujian en 1933-34. Zhang Xueliang tomó parte en el Incidente de Xi'an de 1936. A todas estas revueltas se añadían caudillos militares menores, bandidos, las milicias de las minorías étnicas y los comunistas, activos en el campo y en las regiones periféricas. Además, el KMT estaba lleno de fracciones y dirigentes influyentes como Wang Jingwei o Hu Hanmin que se rebelaron contra Jiang. El poder de este menguaba apreciablemente más allá de las provincias contiguas a Jiangsu.

En resumen, los señores de la guerra no desaparecieron, sino que tomaron un aspecto diferente. Todas las camarillas adoptaron el "traje Zhongshan" y estaban afiliadas al KMT, convirtiéndose en la práctica en fracciones del mismo. No fue sino hasta después del final de la guerra civil china en 1950 cuando apareció realmente un gobierno unido y centralizado como el que existía hasta de 1915.

Facciones más importantes

Facciones del norte

Camarillas más importantes

camarilla de Anhui 皖系

  • Duan Qirui 段祺瑞
  • Xu Shuzheng 徐樹錚
  • Lu Yongxiang 盧永祥
  • Ni Sichong 倪嗣沖
  • Qu Tongfeng 曲同豐
  • Wu Guangxin 吳光新
  • Jin Yunpeng 靳雲鵬
  • Duan Zhigui 段芝貴
  • Zhang Jingyao 張敬堯
  • Chen Shufan 陈淑芬

camarilla de Zhili 直系

  • Feng Guozhang 馮國璋
  • Cao Kun 曹錕
  • Wu Peifu 吳佩孚
  • Sun Chuanfang 孫傳芳
  • Lu Jianzhang 陸建章
  • Li Chun 李純
  • Wang Zhangyuan 王占元
  • Chen Guangyuan 陳光遠
  • Feng Yuxiang 馮玉祥
  • Qi Xieyuan 齊變元
  • Wang Chengbin 王承斌
  • Li Jinglin 李景林 (antes de Fengtien)

camarilla de Fengtian 奉系

  • Zhang Zuolin 張作霖
  • Zhang Xueliang 張學良
  • Zhang Zuoxiang 張作相
  • Zhang Zongchang 張宗昌
  • Wan Fulin 万福麟
  • Zang Shiyi 臧式毅
  • Wu Junsheng 吳俊陞
  • Guo Songling 郭松齡
  • Yang Yuting 楊宇霆
  • Zhu Yupu 祩玉樸
  • Tang Yulin 湯玉麟

Camarillas Menores

Guominjun 國民軍

  • Feng Yuxiang 馮玉祥 (antes de la camarilla de Zhili)
  • Hu Jingyi 胡京伊
  • Sun Yue 孙玉鹗

camarilla de Shanxi 晉系

camarilla de Xinjiang

  • Yang Zengxin 楊增新
  • Jin Shuren 金樹仁
  • Sheng Shicai 盛世才

camarilla Ma 馬家軍

  • Qinghai
    • Ma Qi 馬麒
    • Ma Lin 馬麟
    • Ma Bufang 馬步芳
    • Ma Buqing 馬步青
  • Ningxia
    • Ma Hongbin 馬鴻賓
    • Ma Hongkui 馬鴻逵
  • Gansu
    • Ma Zhongying 馬仲英

Facciones tardías

Hebei

  • Song Zheyuan 宋哲元 (antes del Guominjun)

Henan

  • Bie Tingfang 別廷芳(antes del Guominjun)

Rehe

  • Tang Yulin 湯玉麟 (antes de la camarilla de Fengtien)
  • Sun Dianying 孫殿英 (antes del Guominjun)

Shaanxi

  • Jing Yuexiu 井岳秀
  • Yang Hucheng 杨虎城

Suiyuan

  • Fu Zuoyi 傅作義 (anteriormente de la camarilla de Shanxi)

Shandong

  • Liu Zhennian 刘珍年
  • Han Fuqu 韓復榘(antes del Guominjun)

Facciones del sur

camarilla de Yunnan 滇系

  • Cai E 蔡鍔
  • Tang Jiyao 唐繼堯
  • Long Yun 龍雲

Antigua camarilla de Guangxi 桂系

  • Lu Rongting 陸榮廷
  • Lin Hu 林虎
  • Tan Haoming 譚浩明
  • Shen Hongying 沈鴻英
  • Chen Binghun 陳炳焜

Nueva camarilla de Guangxi 新桂系

  • Li Zongren 李宗仁
  • Huang Shaoxiong 黃紹竑
  • Bai Chongxi 白崇禧

Guomindang (KMT) 中國國民黨

camarilla de Sichuan 川系

  • Liu Xiang 劉湘
  • Yang Sen 楊森
  • Deng Xihou鄧錫侯
  • Tian Songyao田頌堯

Sichuan / Xikang

  • Liu Wenhui 劉文輝

Facciones menores del sur

Guangdong

  • Chen Jiongming 陳炯明
  • Chen Jitang 陳濟棠
  • Yu Hanmou 余汉谋
  • Zhang Fakui 張發奎

Fujian

  • Cai Tingkai 蔡廷鍇
  • Jiang Guangnai 蔣光鼐

Guizhou

  • Liu Xianshi 劉顯世
  • Wang Jialie 王家烈

Partido Comunista de China (PCCh)

Hunan

  • Tan Yankai 譚延闓
  • Zhao Hengti 赵恒惕
  • Tang Shengzhi 唐生智

Jiangxi

  • Lu Diping 魯滌平

Hebei

  • Wang Zhanyuan王占元

Véase también

Notas y referencias

  1. a b Nathan (1998), p. 25
  2. Nathan (1998), p. 26
  3. a b c d Nathan (1998), p. 59
  4. a b c d e Nathan (1998), p. 60
  5. Nathan (1998), p. 64
  6. Nathan (1998), p. 61
  7. a b c d e f Nathan (1998), p. 75
  8. a b c d Nathan (1998), p. 71
  9. a b c d e Nathan (1998), p. 72
  10. a b Nathan (1998), p. 76
  11. a b Wou (1978), p. 61
  12. a b c d Nathan (1998), p. 43
  13. a b Nathan (1998), p. 100
  14. Wou (1978), p. 48
  15. a b c Wou (1978), p. 49
  16. a b c d Wou (1978), p. 54
  17. a b c Wou (1978), p. 59
  18. Wou (1978), p. 60

Bibliografía


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Reunificación china de 1928 — Saltar a navegación, búsqueda Zhang Xueliang, último señor de la guerra en aceptar la unificación de China en 1928 …   Wikipedia Español

  • Guerra Zhili-Anhui — Parte de la Época de los caudillos militares en China (1916 1928) Fecha 14 de julio de 1920 23 de julio de 1920 Lugar Hebei, China …   Wikipedia Español

  • Segunda Guerra Zhili-Fengtian — Parte de la Época de los caudillos militares en China (1916 1928) Fecha 15 de septiembre de 1924 3 de noviembre de 1924 Lugar China …   Wikipedia Español

  • Incidente del buque de guerra Zhongshan — El Incidente del buque de guerra Zhongshan (chino: 中山舰事件, pinyin: Zhōngshān Jiàn Shìjiàn) o Incidente del 20 de Marzo sucedió el 20 de marzo de 1926 y desencadenó la Guerra Civil China entre el Partido Comunista Chino y el Kuomintang (KMT).… …   Wikipedia Español

  • República de China (1912-1949) — 中華民國 中华民国 Zhōnghuá Mínguó República de China ← …   Wikipedia Español

  • Imperio de China (1915-1916) — Saltar a navegación, búsqueda 中華帝國 Imperio de China Imperio de China Imperio …   Wikipedia Español

  • Movimiento del Treinta de Mayo — El Movimiento del Treinta de Mayo (pinyin: wǔsà yùndòng 30 de mayo de 1925) fue un movimiento obrero y antimperialista del periodo medio de la época de la República de China. Se inició cuando agentes de la Policía Municipal de Shangai abrieron… …   Wikipedia Español

  • Wu Peifu — Wu Peifu; 吳佩孚 Wu Peifu, portada de la revista TIME General Años de servicio 1898 …   Wikipedia Español

  • Zhang Zuolin — Este es un nombre chino; el apellido es Zhang. Zhang Zuolin 張作霖 Generalísimo del Gobierno Militar 18 de junio de 1927 – 4 de junio d …   Wikipedia Español

  • Leva — Para otros usos de este término, véase Leva (desambiguación). Se conoce como leva al reclutamiento obligatorio de la población para servir en el ejército. Bajo el reinado del rey inglés Alfredo el Grande (Wessex, 849 899), los súbditos se… …   Wikipedia Español