Batalla de Valencia

Batalla de Valencia

Batalla de Valencia

Se ha denominado batalla de Valencia al conflicto identitario que enfrentó a la sociedad valenciana durante la Transición Española, caracterizada por una notable conflictividad y violencia, y que provocó una fractura política y social en la Comunidad Valenciana que aún perdura.

Contenido

Origen del conflicto

El origen del conflicto conocido como batalla de Valencia sigue siendo discutido. Una explicación ha sido que surgió como una reacción regionalista espontánea contra los postulados del valencianismo catalanista defendidos por Joan Fuster que encontraron eco en las élites universitarias relacionadas con los partidos de izquierda valencianos. Para otros se trato simplemente de un conflico creado y atizado por los dirigentes locales de la UCD para desalojar del poder en las instituciones valencianas al PSPV-PSOE. Recientemente, algunos autores han postulado que tuvo su origen en la disgregación de la derecha valenciana durante los últimos estadios del franquismo, parte de la cual fue excluida de la plataforma que había de aglutinar a los conservadores locales. Los excluidos fueron aquellos que, viendo el fin del régimen, habían optado por el reformismo para canalizar sus carreras políticas, y que se vieron apartados por los dirigentes locales de la UCD. Ninguneados por la UCD local y faltos de apoyo por parte de la dirección estatal, se radicalizaron apelando al minoritario sentimiento anticatalán, dado que la UCD aún compartía postulados muy similares a los de los partidos de izquierda. A la vez, aun cuando el nacionalismo valenciano era débil políticamente, durante los primeros años de la década de 1970 consiguió que los partidos de izquierda adoptaran posiciones autonomistas, reconociendo la identidad del valenciano respecto al catalán, y usando símbolos como la señera cuatribarrada.

El conflicto estalló tras las elecciones generales españolas de 1977, las primeras democráticas tras la muerte de Franco, en las que la UCD, aún una coalición, obtuvo el 33% de los votos y 11 escaños, el PSOE el 36,3% y 13 escaños, el PCE un 9,1 % y 3 escaños, y un escaño cada uno el Partido Socialista Popular (en coalición con el PSPV), Alianza Popular y el independiente, pero posteriormente integrado en la UCD, José Miguel Ortí Bordás. Esta derrota provocó que los dirigentes de la UCD en la Comunidad Valenciana, encabezados por Emilio Attard, que pertenecían al sector más reaccionario de la derecha valenciana, tuvieran miedo de ser desplazados del poder político y planearan erradicar el predominio de la izquierda mediante las coacciones, y adoptó el anticatalanismo como estrategia de choque, atribuyendo intenciones pancatalanistas al PSOE.

Evolución de los hechos

José María Adán García un grupo de procuradores valencianos a Cortes y Consejeros Nacionales del Movimiento, presentaron un escrito el 12 de agosto de 1976 en el que solicitaban la autonomía económica, administrativa y cultural de la región valenciana y que recogía las moderadas aspiraciones de Lo Rat Penat, el Ateneo Mercantil de Valencia, la Federación de Sociedades Musicales, la Cámara Oficial de Comercio de València, el Instituto Valenciano de Economía, el Centro de Estudios Políticos y Sociales del Movimiento, las diputaciones provinciales de Valencia, Alicante y Castellón (que elaboraron una declaración conjunta elaboraron una declaración conjunta reclamando la creación de una "Mancomunidad Regional de Servicios") y asociaciones políticas como la Asociación Nacional para el Estudio de los Problemas Actuales (ANEPA), el Frente Nacional Español, Unión Nacional y Unión del Pueblo Español (UDPE), una mezcla de tradicionalistas, conservadores y reformistas.

La petición de los procuradores, entre los cuales se encontraban el alcalde de Valencia, Miguel Ramón Izquierdo, Pedro Zaragoza, o José Antonio Perelló Morales, se había presentado cuatro meses antes[1] de la constitución de la Taula de Forces Polítiques i Sindicals del País Valencià (Mesa de Fuerzas Políticas y Sindicales del País Valenciano), que reunía a los partidos de izquierda y nacionalistas enfrentados al régimen, y que propusieron poner en marcha un proceso autonómico similar al que se seguía e Cataluña y el País Vasco.

Simultáneamente, se constituyó la UCD valenciana, a partir del Partido Popular de la Región Valenciana de Emilio Attard, formado por políticos vinculados al Movimiento Nacional, y arrinconando los reformistas como Esteban Rodrigo de Fénech, Pedro Zaragoza o José María Adán García. Algunos de estos sectores, excluidos de UCD, como el alcalde de Valencia, Miguel Ramón Izquierdo, o el presidente de la Diputación, Ignacio Carrau, fundarían la Unión Regional Valenciana (URV) en 1978, intentando blanquear su pasado franquista presentándose como salvadores del pueblo valenciano enfrente de una supuesta invasión catalana.

En las elecciones de 1977, sin embargo, la UCD fue derrotada en Valencia. Poco después se constituyó la Asamblea de Parlamentarios del País Valenciano, agrupando a los diputados y senadores elegidos en las tres provincias. Contaba con 41 miembros, de los cuales 26 eran de izquierdas (21 del PSOE, 3 del PCE y 2 del PSP). Attard encargó a Fernando Abril Martorell, hombre de confianza de Adolfo Suárez, y a Manuel Broseta, una nueva estrategia para ganar las elecciones municipales y generales de 1979 y condicionar el proceso de elaboración del Estatuto de Autonomía. Attard eliminó del partido a los miembros liberales como Francisco de Paula Burguera, José Antonio Noguera de Roig y Joaquín Muñoz Peirats y asumió los postulados anticatalanistas. Para expandirse popularmente se valieron del diario Las Provincias, dirigido por María Consuelo Reyna, del movimiento fallero y del Valencia C.F., así como de filósofos e intelectuales como Juan Ferrando Badía y Gustavo Villapalos y el apoyo logístico del gobernador civil José María Fernández del Río.[2]

Cronología de acontecimientos[3]

  • 1976 (abril). El sacerdote mallorquín Pere Riutort, presidente de la Comisión Interdiocesana de Liturgia de la Provincia Eclesiástica Valentina (organismo responsable de la edición en lengua vernácula de los textos religiosos) y que oponía a los partidarios del secesionismo lingüístico (había dirigido la edición del Llibre del Poble de Déu en 1975, recopilación de textos litúrgicos adaptada a las variantes valencianas, acusado de "catalanizado"), es agredido físicamente por instigación de Ramón Pascual Lainosa, presidente de la Junta Central Fallera.
  • 1976 (12 de julio). Manifestación convocada por la Taula de Forçes Polítiques i Sindicals del País Valencià, con el lema "Per la llibertat, per l'amnistía, per l'Estatut d'Autonomía, per el Sindicat Obrer".
  • 1976 (julio). Estalla una bomba en el estadio del Levante U.D. la noche antes del Encuentro de los Pueblos (Trobada dels Pobles).
  • 1976 (5 de agosto). Bomba en la librería La Araña.
  • 1976 (12 de noviembre). El decano de la Facultad de Filosofía y Letras, una profesora y un bedel son agredidos en la Universidad de Valencia.
  • 1976 (29 de noviembre). La policía carga contra los portadores de señeras durante las fallas.


  • 1977 (7 de agosto). Se constituye la Asamblea de Parlamentarios del País Valenciano.
  • 1977 (9 de octubre). Primera celebración del Día Nacional del País Valenciano, con una multitudinaria manifestación en Valencia. Insultos a los parlamentarios en la procesión de la señera municipal, y ataque a la Casa de Cataluña.


  • 1978 (3 de febrero). Boicot de los blaveros al coloquio en el Ateneo Mercantil de Valencia sobre autonomía e iglesia valenciana
  • 1978 (23 de febrero). Aparece el periódico Som, órgano del Grupo de Acción Valencianista, grupo violente vinculado al blaverismo.
  • 1978 (13 de marzo). Irrupción de activistas blaveros en el Palacio de Benicarló, donde se reúne la Asamblea de Parlamentarios.
  • 1978 (17 de marzo). El gobierno español aprueba el régimen preautonómico valenciano, instituyendo el Consejo del País Valenciano.[4]
  • 1978 (10 de abril). Incidentes en una concentración de elementos blaveros y de Fuerza Nueva durante la constitución del Consejo del País Valenciano. Los consejeros eligen, por unanimidad, a José Luis Albiñana (PSPV-PSOE) como presidente.
  • 1978 (mayo). Ignacio Carrau encabeza una manifestación en desagravio a Jaime I, convocada por URV, GAV, AP y Fuerza Nueva. Acaba con ataques a la sede regional de TVE en la Comunidad Valencianao y a la casa de Manuel Sanchís Guarner.
  • 1978 (3 de junio). Se aprueba el reglamento de régimen interior del Consejo del País Valenciano.[5]
  • 1978 (septiembre). Manifestaciones violentas de forofos ultras en partidos de fútbol del Valencia C.F.
  • 1978 (8 de octubre). Los partidos políticos valencianos firman el Compromiso Autonómico, reclamando la autonomía. Bomba contra la Aplec del País Valencià.
  • 1978 (17 de octubre). Envían un paquete bomba a la casa de Joan Fuster, que provoca estragos.
  • 1978 (26 de octubre). Grupos blaveros intentan asaltar el Palau de la Generalitat Valenciana, e insultan el presidente, José Luis Albiñana.
  • 1978 (4 de diciembre). Paquete bomba contra Manuel Sanchís Guarner que provoca estragos.


  • 1979 (abril). Tal como preveía el decreto de creación del Consejo del País Valenciano, se modifica el número de consejeros. Los doce representantes elegidos entre los parlamentarios (diputados y senadores, entre los que la izquierda tenía mayoría) se reducen a nueve, en tanto que los representantes de las diputaciones provinciales pasan de tres a nueve, tres por cada provincia. Debido a los resultados de las últimas elecciones municipales, que dieron la mayoría en las diputaciones provinciales a la UCD,[6] esta alcanza también la mayoría en el Consejo (diez de los dieciocho miembros).
  • 1979 (23 y 26 de abril). El Consejo decide adoptar como bandera la señera cuatribarrada. A la sesión del Consejo no asistió la UCD, que rechazó la decisión y la calificó de ilegal al no haber alcanzado el quorum necesario, fijado por el reglamento de régimen interior en ocho consejeros (sólo asistieron siete).[7] Bombas contra los domicilios de José Luis Albiñana y Fernando Martínez Castellano, alcalde electo de Valencia, también del PSPV-PSOE. Insultos a Albiñana en el aeropuerto, asaltos a las Consejerías de Cultura y Trabajo, señeras retiradas por incontrolados.
  • 1979 (3 de septiembre). José Luis Albiñana y Manuel Girona, presidente de la Diputación Provincial de Valencia, agredidos en Quart de Poblet cuando asistían al pleno para pedir autonomía según el artículo 151 de la Constitución española de 1978 (vía rápida).
  • 1979 (28 de septiembre). Alfons Cucó, senador por el PSPV-PSOE, interpela al gobierno sobre el clima de violencia en Valencia, reclamando la destitución del gobernador civil de Valencia.[8]
  • 1979 (6 de octubre). Multitudinaria manifestación en Valencia contra la bandera cuatribarrada.[9]
  • 1979 (9 de octubre). El alcalde de Valencia, Ricardo Pérez Casado, el presidente de la Diputación Provincial, Manuel Girona, socialistas; autoridades académicas y miembros de la corporación municipal son agredidos por grupos blaveros durante la procesión cívica entre el ayuntamiento y la estatua del rey Jaime I para acompañar a la bandera de la ciudad.[10]
  • 1979 (medianos octubre). Ataques a las sedes del PCPV y del Sindicato Libre de la Marina Mercante.
  • 1979 (23 de diciembre). Ante el bloqueo que sufre el Consejo del País Valenciano (fruto de la mayoría de la UCD en el pleno del Consejo tras las últimas elecciones) los consejeros socialistas se retiran, dimitiendo José Luis Albiñana y asumiendo Enrique Monsonís (UCD) como presidente provisional.[11] [12]


  • 1980 (enero). La señera de la Diputación es quemada dos veces.
  • 1980 (junio). Juicio contra Pascual Martín Villalba (GAV), quien acusó a Sanchis Guarner de ponerse él mismo la bomba.
  • 1980 (10 de julio). Blaveros amenazan a Manuel Girona a la puerta de la Diputación de Valencia.
  • 1980 (otoño). Agresión a Josep Guía y su familia.
  • 1980 (noviembre). Es ametrallado el bar El Sifón, en la calle del Mar de Valencia
  • 1981 (mayo). Explosión de un artefacto ante de la sede del PCPV en Alicante.
  • 1981 (11 de septiembre). Nueva bomba en la casa de Joan Fuster.
  • 1981 (14 de septiembre). Remodelación del Consejo del País Valenciano. Vuelven los consejeros del PSPV-PSOE y Monsonís es formalmente elegido presidente.

Consecuencia del conflicto

Pese a las coacciones y violencia mediática, en las elecciones generales españolas de 1979 la UCD obtuvo sólo dos diputados (uno si se considera a Ortí Bordás, integrado en UCD) y tres senadores más, empatando con el PSPV-PSOE a 19 parlamentarios. Sin embargo, los tres diputados del PCPV hacían que la izquierda siguiera siendo mayoritaria en la Asamblea de Parlamentarios. Sin embargo, parte de los miembros del Consejo del País Valenciano debían ser elegidos por las diputaciones provinciales, constituidas tras las elecciones municipales del mismo año. Considerando estos nuevos miembros, la UCD tenía mayoría en el Consejo y planteó una moción de censura contra Albiñana en diciembre de 1979, ante lo cual tuvo que dimitir. La agitación y la violencia a la calle determinaron en buena medida las negociaciones que mantenían las fuerzas políticas valencianas para redactar la Estatuto de Autonomía, finalmente aprobado en 1982 merced un pacto entre Alfonso Guerra, Fernando Abril Martorell y Emilio Attard por la vía dispuesta en el artículo 143 de la Constitución, en lugar de la del artículo 151. Se cambió la señera cuatribarrada de la Corona de Aragón (oficial entre 1978 y 1980, con el escudo del Consejo en medio) por la señera de la ciudad de Valencia (con franja azul), se adoptó el nombre de Comunidad Valenciana en vez de País Valenciano y le dio categoría de lengua al valenciano (sin denominarlo catalán).

El derrumbe definitivo de la UCD como partido en 1981, la victoria del PSOE en las generales de 1982, la aprobación del estatuto de autonomía y las primeras elecciones a las Cortes Valencianas de 1983, en las que Unión Valenciana (sucesora de URV) obtuvo representación parlamentaria, provocaron que el blaverismo entrara en la vía institucional y abandonara los actos de violencia directa. Por otra parte, el partido vencedor a las elecciones autonómicas, el PSPV-PSOE, mantuvo toda la simbología pactada, aunque defendió las Normas de Castellón como oficiales para introducir la lengua en las escuelas.

Referencias

Bibliografía

  • Manel Martí, La transició al País Valencià dossier en L'Avenç, núm 124, mayo de 1997.
  • Eduard Mira, De impura natione: el valencianisme, un joc de poder, Eliseu Climent Editor, 1986
  • Benito Sanz y Josep Maria Felip. La construcción política de la Comunidad Valenciana, Institución Alfons El Magnànim, 2007.

Enlaces externos

Obtenido de "Batalla de Valencia"

Wikimedia foundation. 2010.


Поделиться ссылкой на выделенное

Прямая ссылка:
Нажмите правой клавишей мыши и выберите «Копировать ссылку»