Cultura de la cerámica encordelada


Cultura de la cerámica encordelada

Cultura de la cerámica encordelada

Alfarería del cementerio Lilla Beddinge, en Skåne (Suecia); nótense las marcas de cordeles en la cerámica (por eso se la llama «encordelada»)
Extensión aproximada del horizonte arqueológico de la «cultura de la cerámica encordelada», con las culturas adyacentes del tercer milenio antes de nuestra era (según la EIEC)
Tumba de la Edad del Bronce (Pronssikausi hauta, en finés) en Meilahti (Helsinki, Finlandia). La tumba está situada en una roca al lado del mar y data aproximadamente del siglo XXI a. C.. Dentro de la tumba había huesos quemados. Los objetos culturales más antiguos del área de Helsinki corresponden a finales de la Edad de Hielo, del 6000 a. C., en el valle del río Keravanjoki

.

Hacha de guerra con forma de bote, de Närke (Suecia); la «cultura del hacha de guerra» o «cultura del hacha con forma de bote», en Suecia y Noruega, apareció cerca del 2800 a. C. y se reconoce en cerca de 3000 tumbas desde Skåne hasta Trøndelag y Uplandia

.

Hacha de guerra de Gotland

La cultura de la cerámica encordelada (también denominada cultura del hacha de guerra o cultura de la tumba individual) es un enorme horizonte arqueológico europeo que comenzó a finales del neolítico (la Edad de Piedra), alcanzó su máximo en el calcolítico (la Edad de Cobre) y finalmente culminó a principios de la Edad de Bronce.

Se desarrolló en varias áreas desde cerca del 3200-2900 a. C. hasta cerca del 2300-1800 a. C. Representa la introducción del metal en el norte de Europa y posiblemente una primera entrada y expansión de la familia indoeuropea de idiomas.

Contenido

Extensión geográfica

Esta cultura se extendió por la mayor parte del norte continental de Europa, desde el río Rin (en el oeste) hasta el río Volga (en el este). Incluía la mayor parte de los siguientes países actuales:

La cultura Beaker (un tanto posterior) derivó del extremo occidental de esta cultura en los Países Bajos, donde grupos de la «cultura de la cerámica encordelada» (que de otro modo hubieran sido marginales) aprovecharon sus contactos y comunicaciones por el mar y los ríos y comenzaron una diáspora de la cultura del noroeste de Europa, desde Irlanda hasta la cuenca de los Cárpatos y hacia el sur a lo largo del litoral del Atlántico (hasta Portugal, el norte de África y Sicilia) y siguiendo el valle del río Rin hasta llegar al norte y el centro de Italia. Mientras este grupo adoptó una gran variedad de elementos novedosos (como el alcohol, los caballos, la metalurgia, la ropa de lana) y cambiaron el hacha de guerra por el arco; mientras que Escandinavia y las planicies del norte de Europa continuaron con sus tradiciones locales.

Aunque hay una organización social similar, y se adoptaron patrones de asentamiento de aldeas, aun así carecían de la nueva actitud que sólo era posible mediante el comercio y la comunicación por mar y los ríos.[1] Las nuevas rutas internacionales abiertas por los pueblos Beaker quedaron abiertas para siempre, y esa cultura fue continuada por varias culturas de la Edad de Bronce, entre ellas la cultura Unetice (Europa Central, cerca del 2300 a. C.), y la cultura de la Edad de Bronce nórdica (de Escandinavia y del norte de Alemania y Polonia, de aproximadamente el 1800 a. C.).

Nomenclatura

La «cultura de la cerámica encordelada» recibe ese nombre debido a la ornamentación de su característica alfarería, la cual difiere de la «cultura de las tumbas individuales» (la cultura Pit-Comb Ware, en inglés), por sus costumbres de enterramiento, y la «cultura del hacha de guerra» por sus hachas de batalla hechas en piedra (la cual en esta época ya era un arma ineficiente pero un tradicional símbolo de estatus).

Orígenes y desarrollo

La cultura de la cerámica encordelada fue la culminación de una interacción entre tendencias opuestas en el área de las planicies del Norte de Europa entre Dinamarca y Kiev, entre la extensificación en la Europa del Este y el sedentarismo local de Europa occidental.[2] Se ha abandonado la opinión tradicional de que esta alfarería representa una serie de migraciones paneuropeas desde la región de las estepas del sur de Rusia. Además, ahora se cree que las comunidades de la cultura de la cerámica encordelada en realidad eran agricultores sedentarios.[3]


Las formas de cerámica en sepulturas individuales se desarrolló antes en Polonia que en el oeste y el sur de Europa Central. El desarrollo al mismo tiempo de ritos funerarios con objetos encordelados (rodeados por cordel) no cerámicos en las zonas occidentales se ha explicado como una difusión de traits culturales de objetos encordelados a través de una red más que a través de la migración, sugiriendo la existencia de un «Horizonte A» en el siglo XXVIII a. C., se debe comprender como un número de formas en conexión (vasos comunicantes) dentro de diferentes contextos regionales.[4]


Se difundió al Brezal de Luneburgo (Lüneburger Heide) y luego más allá hasta la planicie del Norte de Europea, la cuenca del Rin, Suiza, Escandinavia, la región del Báltico y Rusia hasta Moscú, donde esta cultura se encontró con los pastoralistas considerados extraños en las estepas. En la mayor parte de la inmensa expansión continental, la cultura es claramente intrusiva, en otros lugares podrían haber representado una fusión de culturas arqueológicas o —aunque ahora se vean como sedentarios—, siendo primariamente sólo una continuación agrícola de tradiciones TRB, uno de los cambios culturales más impresionantes y revolucionarios mostrados por la arqueología.

En las regiones occidentales, esta revolución fue propuesta para ser un cambio interno, suave y rápido que ocurrió en la anterior cultura Funnelbeaker, teniendo su origen en la dirección del este de Alemania.[5]

En el área de la Cultura de la Tumba Individual, la cultura implicó una sucesión de la previa cultura Funnelbeaker. En el área de los actuales Estados bálticos y el óblast Kaliningrad (antes Prusia del Este), se vio más bien como un sucesor intrusivo para la porción suroeste de la cultura Narva. En otras partes, en cambio (particularmente en su extensión este), fue una nueva presencia, no relacionada con ninguna cultura local.


Véase también

Notas

  1. Barry Cunliffe: The Oxford Illustrated Prehistory of Europe (pág. 250-254). Londres: Oxford University Press, 1994.
  2. Brian M. Fagan, y Andrew Sherratt: The Oxford Companion to Archaeology (pág. 89 y 217). Oxford University Press, 1996. ISBN 0-19-507618-4.
  3. Timothy Darvill: The Concise Oxford Dictionary of Archaeology (artículo Corded Ware [cerámica encordada], pág. 101), Oxford University Press, 2002. ISBN 0-19-211649-5.
  4. Martin Furholt: «Entstehungsprozesse der Schnurkeramik und das Konzept eines Einheitshorizontes», en Archäologisches Korrespondenzblatt, vol. 34, n.º 4, pp. 479-498), 2004. ISSN 0342-734X.
  5. Pre- & protohistorie van de lage landen, onder redactie van J. H. F. Bloemers & T. van Dorp 1991. De Haan/Open Universiteit. ISBN 90 269 4448 9, NUGI 644.

Bibliografía

  • Mallory, J. P.: "Corded Ware Culture", Encyclopedia of Indo-European Culture, Fitzroy Dearborn, 1997.
  • Einar Østmo: «The Indo-European Question: a Norwegian perspective» (monografía n.º 17, pp. 23-41). En The Indo-Europeanization of Northern Europe (Martin E. Huld y Karlene Jones-Bley, editores), Journal of Indo-European Studies Washington, DC: Institute for the Study of Man, 1996.
  • Lindquist, H.: Historien om Sverige, 1993.
  • Nationalencyklopedin
  • Schibler, J.: «The economy and environment of the 4th and 3rd millennia BC in the northern Alpine foreland based on studies of animal bones». Environmental Archaeology 11 (1): 49-64, 2006.

Enlaces externos

  • CentroStudiLaRuna.it («Del simbolismo del hacha» de Alberto Lombardo, 2000).
  • Ethesis.Helsinki.fi (sitios de la cultura de cerámica encordelada en el noreste de Estonia, por Aivar Kriiska; en inglés).
  • Bris.ac.uk («La transición desde la Edad del Cobre hasta los principios de la Edad del Bronce en el borde noroeste de los Cárpatos», de Volker Heyd y Francois Bertemes, 2002; en inglés).
  • [1] (esbozo de prehistoria de Lituania).


Predecesor:
Cultura de los vasos de embudo
Culturas de Europa Nórdica
Edad del Cobre
3200 a. C. —1800 a. C.
Sucesor:
Cultura del vaso campaniforme

Cultura de Unetice

Edad del Bronce Nórdica

Pueblo báltico

Obtenido de "Cultura de la cer%C3%A1mica encordelada"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Cultura de los vasos de embudo — Saltar a navegación, búsqueda Vaso en forma de embudo hallado en un enterramiento colectivo de Escania, Suecia …   Wikipedia Español

  • IV milenio a. C. — Milenio: VI milenio a. C., V milenio a. C., IV milenio a. C., III milenio a. C., II milenio a. C., I milenio a. C. Siglo: siglo XL a. C., siglo XXXIX a. C., siglo XXXVIII a. C.,… …   Wikipedia Español

  • III milenio a. C. — Milenios: V milenio a. C., IV milenio a. C., III milenio a. C., II milenio a. C., I milenio a. C., I milenio, II milenio Siglo: siglo XXX a. C., siglo XXIX a. C., siglo… …   Wikipedia Español

  • Tocarios — Monjes budistas representados en un fresco de las Cuevas de los mil Budas (Cuevas de Bezeklik); obsérvense las características fisiotípicas del monje de la izquierda, quien según muchos indicios, como el cabello pelirrojo sería un tocario …   Wikipedia Español

  • II milenio a. C. — Milenio: III milenio a. C. II milenio a. C. I milenio a. C. I milenio II milenio Siglo: siglo XX a. C., siglo XIX a. C., siglo XVIII a. C., siglo XVII a. C., siglo… …   Wikipedia Español

  • Chernivtsi — Чернівці Bandera …   Wikipedia Español