Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro


Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (AGTSP) es una asociación gremial que nuclea a trabajadores del servicios de transportes subterráneos de la ciudad autónoma de Buenos Aires (Argentina). La asociación se constituyó por considerar que la Unión Tranviarios Automotor (UTA) no hacía la debida defensa de sus derechos.

Origen

Históricamente los trabajadores de los subterráneos estuvieron representados por la Unión Tranviarios Automotor (UTA), gremio perteneciente a la poderosa Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), de declarada filiación peronista. Luego de la privatización de los servicios en el año 1994 comenzaron reclamos de los trabajadores por sus salarios y condiciones de trabajo. Estos reclamos fueron algunas veces expresados dando por algún tiempo libre acceso a los pasajeros a través de los molinetes de control de boletos.[1] Al mismo tiempo que con la empresa, grupos de trabajadores expresaron su disconformidad con la representación gremial ejercida por la UTA.

El artículo 14 bis de la Constitución Nacional de Argentina asegura a los trabajadores la organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial. Aunque negado durante mucho tiempo por sucesivos gobiernos que implantaron un sistema de afiliación a un sólo sindicato por rama laboral, fue firmemente establecido por un fallo de la Corte Suprema de Justicia (caso ATE).

En septiembre de 2008 un grupo de 50 trabajadores de Metrovías, empresa concesionaria del sistema de líneas subterráneas y de premetro de Buenos Aires, solicitó su reconocimiento como organización gremial. El pedido contenía un modelo de estatuto, la firma de afiliados de todos los sectores y la nómina de un Consejo Directivo Provisorio. En febrero de 2009 hizo un plebiscito entre los trabajadores de la empresa, logrando la adhesión de unos mil de ellos. Se constituyeron entonces diversas secretarías y se eligieron Delegados de Línea.

De acuerdo con la legislación vigente, el Ministerio de Trabajo debía expedirse en un plazo de 90 días hábiles de la presentación planteando las objeciones, si las hubiera, o concediendo la personería gremial. Vencido el plazo, la AGTSP hizo pedidos de pronto despacho en enero y mayo de 2009, que no fueron respondidos por ese ministerio. Luego de crecientes reclamos y medidas de fuerza[2] el día 10 de noviembre la asociación suspendió por 24 horas los servicios de subterráneos, dejando sin transporte rápido a millones de personas.[3]

Fuentes


Wikimedia foundation. 2010.


We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.