Cartucho (armas de fuego)


Cartucho (armas de fuego)

Cartucho (armas de fuego)

De izquierda a derecha: cartuchos de los calibres 7,62x51mm OTAN, 5,56 × 45 mm OTAN y 9mm Parabellum.

Un cartucho es un conjunto formado por un recipiente metálico o plástico llamado vaina, la bala, la pólvora y el fulminante.

Generalidades

Es del tamaño apropiado para ajustarse a la cámara de ignición de un arma de fuego. El fulminante es una pequeña carga de un elemento químico sensible a los impactos que se puede encontrar en el centro o en el borde de la parte posterior del cartucho.

Un cartucho sin bala es un cartucho de fogueo.

Podemos definir el cartucho como el cuerpo compacto y unitario que reúne todos los elementos necesarios para producir un disparo en un arma de fuego.

Se entiende por cartuchería todo tipo de cartuchos dotados de vaina con pistón y cargados con pólvora, lleven o no proyectiles incorporados.

Componentes

En el cartucho metálico su vaina está elaborada completamente de metal y es de utilización generalizada en las armas de ánima estriada.

Algunos cartuchos tienen vaina plástica con un pistón metálico.

El cartucho para arma de defensa consiste en un tubo hueco (vaina o casquillo), generalmente de metal, con una carga de proyección en su interior; en su parte abierta se introduce a presión un proyectil (bala), y en su base (culote) se encuentra el elemento de iniciación (pistón o fulminante).

En definitiva, los componentes de un cartucho son: vaina, carga de proyección, pistón y proyectil.

Véase también


Wikimedia foundation. 2010.