Crismón


Crismón
Este símbolo se empleó en las monedas y estandartes romanos.

El crismón más usualmente admitido es la representación del monograma de Cristo, XP. Consiste en las letras griegas Χ (ji) y Ρ (ro), las dos primeras del nombre de Cristo en griego: Χριστός (Khristós). En otras versiones, la Ρ se sustituye por la Τ (tau) o una pequeña cruz latina. El crismón puede completarse añadiendo otros elementos como las letras α (alfa) y ω (omega), que representan el principio y fin de todas las cosas, como simboliza Cristo en las religiones cristianas.

El cristograma empezó a aparecer en las monedas romanas después del Edicto de Milán (313) con el que Constantino establecía la libertad de culto para los cristianos.

Las fuentes no se ponen de acuerdo sobre el momento y las razones del emperador Constantino. Los textos principales son de Eusebio de Cesarea y Lactancio. Según la Vida de Constantino de Eusebio, el motivo fue una visión que tuvo antes de la Batalla del Puente Milvio contra Majencio, consistente en el signo del crismón en el cielo junto con el lema «In Hoc Signo vinces» (con este signo vencerás, abreviado IHS, también referido a él como «Iesus Hominum Salvator», Jesús Salvador de los Hombres).

Según Sobre la muerte de los perseguidores de Lactancio, no fue una visión sino un sueño la noche anterior a la batalla.

La iconografía del arco triunfal de Constantino y la numismática tampoco han podido aclarar la simbología.

Los primitivos crismones sufrieron la influencia de los signos de las corrientes místicas anteriores y contemporáneas al nacimiento de la Iglesia.

Bibliografía

Akal. Historia del mundo antiguo.Roma. Constantino y sus sucesores. La conversión del Imperio ISBN 84-7600-560-1

Véase también

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.