Contraseña de un solo uso


Contraseña de un solo uso

La contraseña de un solo uso (en inglés one-time password, OTP) tiene el propósito de dificultar el acceso no autorizado a recursos protegidos, como por ejemplo la cuenta de usuario de un sistema de computación. La contraseña se utiliza una única vez, y se genera una contraseña nueva para la próxima. Con esto se reduce el riesgo de que alguien sin autorización descubra la contraseña y la utilice. Son inmunes a los ataques que sufren las contraseñas estáticas, dados suficientes intentos y tiempo.

Básicamente, hay tres métodos para generar las contraseñas OTP: el primer método utiliza un algoritmo matemático para generar la contraseña nueva a partir de la anterior. Un segundo método se basa en la sincronización de tiempo entre el servidor autenticador y el cliente que proporciona la contraseña. Y un tercer método que también utiliza un algoritmo matemático, pero se basa en otras circunstancias, en lugar de hacer uso de la contraseña anterior.


Wikimedia foundation. 2010.