Divisoria


Divisoria
La cordillera de los Andes actúa normalmente como divisoria de las aguas de las vertiente del Atlántico y la vertiente del Pacífico en Sudamérica. Además es la divisoria territorial entre Argentina y Chile.
La divisoria ibérica.

La línea divisoria de las aguas, divisoria de drenaje o simplemente divisoria es el límite entre las cuencas hidrográficas contiguas de dos cursos de agua. A cada lado de la divisoria, las aguas de lluvia acaban siendo recogidas por los ríos principales de las cuencas respectivas.

Contenido

En regiones montañosas

En las regiones montañosas o de relieve acusado, la divisoria pasa por las crestas y elevaciones donde se unen las últimas vertientes de cada cuenca. Por el contrario, la fijación de una línea divisoria en las regiones pantanosas puede resultar casi imposible. Así, las aguas de los humedales de Bielorrusia, según las lluvias o la dirección del viento, pueden correr hacia el Mar Negro o hacia el Mar Báltico. Lo mismo ocurre con las cuencas del Amazonas y del río Paraná, cuyas aguas se encuentran mezcladas en su curso superior.

En geopolítica

La línea divisoria de las aguas es un importante criterio geopolítico por el cual se han establecido fronteras entre países, estados o entidades subnacionales. La divisoria que marca en un continente las grandes vertientes entre diferentes océanos o mares se llama divisoria continental.

En derecho romano

En derecho romano este criterio se denomina Divortium aquarum. Divortium aquarum es una expresión latina que significa Divisoria de aguas. Dícese de la línea imaginaria que traza la separación entre dos vertientes o cuencas fluviales limítrofes. En el derecho internacional se recurre con frecuencia a las divisorias de aguas como criterio para establecer tramos de fronteras en regiones, como la Amazonia, con alta densidad de cauces fluviales y escasez de otras referencias geográficas o falta de fronteras históricas.

Véase también


Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos: