Educación social


Educación social

La educación social es una profesión de carácter pedagógico, generadora de contextos educativos y acciones mediadoras y formativas, que son ámbito de competencia profesional del educador social, posibilitando:

  • La incorporación del sujeto de la educación a la diversidad de las redes sociales, entendida como el desarrollo de la sociabilidad y la circulación social.
  • La promoción cultural y social, entendida como apertura a nuevas posibilidades de la adquisición de bienes culturales, que amplíen las perspectivas educativas, laborales, de ocio y participación social.


Contenido

Introducción

Tradicionalmente, la definición de la educación social ha sido abordada desde la historia en dos perspectivas:

  1. Atendiendo a los ámbitos de trabajo del educador social o colectivos a los que se dirige su actuación (educación de personas adultas, educación no formal, etc.)
  2. Atendiendo a los fines que se persiguen con la acción socioeducativa

El Consejo Estatal de Colegios de Educadores y Educadoras Sociales (ASEDES), tratando de superar esta fragmentación, define la educación social desde un doble eje:

  1. Como derecho de la ciudadanía
  2. Como profesión de carácter pedagógico

Así, se entendería la educación social como el derecho de la ciudadanía que se concreta en el reconocimiento de una profesión de carácter pedagógico, generadora de contextos educativos y acciones mediadoras y formativas, que son ámbito de competencia profesional del educador social, posibilitando:

  • La incorporación del sujeto de la educación a la diversidad de las redes sociales, entendida como el desarrollo de la sociabilidad y la circulación social.
  • La promoción cultural y social, entendida como apertura a nuevas posibilidades de la adquisición de bienes culturales, que amplíen las perspectivas educativas, laborales, de ocio y participación social.

Petrus (1997) considera que son dos las características distintivas de la Educación Social: por un lado, su ámbito social (su campo de intervención lo constituirá el espacio sociocomunitario) y, por otro, su carácter pedagógico.

Quintana (1997), por su parte, habla de que son tres las principales maneras de entender la educación social:

  1. Educación social como forma primordial y hasta exclusiva de educación, que acapara la esencia y finalidad de la labor educativa, entendiendo que ésta se reduce a socializar perfectamente al individuo
  2. Educación social como un aspecto importante de la educación general, junto a otros a los que ésta debe igualmente atender; su objetivo es la socialización del individuo, aunque vista como un medio de perfeccionamiento integral
  3. Educación social como forma pedagógica del trabajo social, atendiendo a problemas de marginación o de carencias vitales o sociales en que se hallan distintos individuos y/o colectividades

Sería este último aspecto hacia el cual se encontraría enfocada la diplomatura universitaria de Educación Social en España, esto es, poniendo el acento especialmente en la intervención con personas o colectivos en situación desfavorecida o de marginación social. Quintana (1997) resalta la importancia de no dejar de lado la segunda forma de entender la educación social, en el sentido de la educación general que debe proporcionarse a todo individuo.

Fines de la educación social

Ayerbe (2000) entiende que los fines que desempeña la educación social varían en función de múltiples variables, entre las que se encontrarían las necesidades atendidas, la ubicación institucional, el encargo recibido, la edad de los sujetos con que se trabaja, etc., pero, siguiendo a Múgica (1991), cita las siguientes como las principales funciones de la educación social:

  • Informar a la población en general de las prestaciones y características de los servicios, centros y profesionales que trabajan con los sujetos de la intervención educativa
  • Observar contextos, actitudes y comportamientos y, detectar sujetos y grupos que se encuentran en situación de riesgo o inadaptación
  • Contactar con los sujetos de la intervención y recopilar información sobre sus problemas, relaciones, etc., para poder adecuar la intervención a la realidad y momento que los sujetos atraviesan
  • Planificar, programar e implementar una intervención educativa a fin de promover objetivos que potencien una progresiva maduración, una mayor inserción social, una mejor calidad de vida de los sujetos
  • Lograr una integración crítica de los sujetos en la realidad social, promoviendo para ello la reflexión, el conocimiento de los límites y posibilidades, el estudio de alternativas y búsqueda de soluciones, compartiendo momentos y actividades con los sujetos de la intervención
  • Implicar a los contextos sociales que envuelven al sujeto o grupo en el proceso educativo, en las respuestas a las necesidades y problemas que plantean, considerando para ello al sujeto y a la comunidad como agentes activos de cambio, potenciando los recursos de que se dispone
  • Coordinar el trabajo con el de otros profesionales que trabajan directa o indirectamente con los sujetos y con los recursos comunitarios, utilizándolos y participando en la búsqueda de alternativas
  • Mediar entre los sujetos de la intervención y las instituciones, facilitando el acceso normalizado a los recursos (escolares, sociales, laborales, etc.)
  • Posibilitar alternativas aportando recursos en aquellos aspectos en que el sujeto sea más deficitario
  • Dinamizar las relaciones de convivencia: promoverlas, reforzarlas y potenciar sus aspectos positivos

Revisión Histórica

A partir de los años 90, la Educación Social comenzó a experimentar una tremenda expansión. Esta expansión se vio motivada por multitud de factores, que no siempre respondían directamente a aspectos pedagógicos, y entre los cuales se encontrarían la aparición de nuevas políticas sociales, la modificación del propio contexto social, etc. En definitiva, parece que la eclosión de la educación social, al menos en lo que al ámbito español se refiere, fue posible "[...] gracias al advenimiento de la democracia y a las nuevas formas del estado del bienestar, al incremento de los sectores de población marginal y, principalmente, a la conciencia de responsabilidad frente a los nuevos problemas derivados de la convivencia" (Petrus, 1997).

Una década más tarde, el reconocimiento de la Educación social como diplomatura universitaria sería recogido en el real decreto 1420/1991 de 30 de agosto (BOE de 10 de octubre de 1991).

La Intervención Socioeducativa

La intervención socioeducativa es entendida, en general, como el conjunto de actuaciones, de carácter motivacional, pedagógico, metodológico, de evaluación, etc.… que se desarrollan por parte de los agentes de intervención, bien sean institucionales o personales, para llevar a cabo un programa previamente estructurado y contextualizado, cuyo objetivo es intentar que las personas o grupo con los que se interviene alcance, en cada caso, los objetivos propuestos en dicho programa.

Planificación en la intervención socioeducativa

El término planificación hace referencia a la elaboración de un plan, de un proyecto o un programa de acción. Nosotros entendemos que planificar es un proceso de organización y preparación que permite adoptar decisiones sobre la forma más conveniente de lograr una serie de objetivos propuestos.

Hay que tener presente que planificar implica organizar y coordinar; en una planificación está presente la idea de decidir por anticipado lo que se va a hacer, y también está presente el establecimiento de unas actuaciones para alcanzar unos determinados objetivos. Gairín (1996), en lugar de definir el término planificación, prefiere enumerar los rasgos que la caracterizan, y que son: es una anticipación de futuro, integra actuaciones que afectan a diferentes sectores de la sociedad, es un proceso continuo y unitario, tiene un sentido de provisionalidad, lleva consigo necesariamente la toma de decisiones que son sucesivas, pero interdependientes, y la complejidad de las situaciones exige que los procesos de planificar sean lo más inteligentes posible.

Principios

Con carácter general, la planificación de la intervención socioeducativa, debe guiarse por una serie de principios, que son los siguientes:

  • Principio de racionalidad. El planificador ha de tener un conocimiento previo fundado en bases científicas de la realidad del ámbito y de las personas a las que irá destinada la intervención.
  • Principio de globalidad. Se han de incluir en el programa el mayor número posible de variables que intervengan directa o indirectamente en los planteamientos del mismo.
  • Principio de continuidad. Todos los elementos que componen el programa de intervención socioeducativa han de ser aplicados de forma continua y sistemática.
  • Principio de secuenciación. Todos los elementos deben estar interrelacionados.
  • Principio de univocidad. La redacción del programa ha de hacerse de forma que todos los términos utilizados puedan ser entendidos en el mismo sentido.
  • Principio de comprensividad semántica. Todos los términos utilizados en la redacción de un programa han de ser fácilmente comprensibles por todos.
  • Principio de flexibilidad. La planificación debe ser flexible, permitiendo la introducción de cuantas modificaciones sean necesarias, y en cualquier momento del proceso.
  • Principio de variedad. El equipo planificador deberá ser creativo y original en la elaboración.
  • Principio de realismo. La elaboración del programa ha de partir de un análisis previo y sólidamente apoyado en la realidad del ámbito en el que se va a aplicar.
  • Principio de participación. El equipo planificador ha de estar abierto a la participación de otras personas o entidades.

Niveles

Para que la planificación sea eficaz, ha de tener distintos niveles y con diferentes enfoques:

En primer lugar se ha de reflexionar sobre la filosofía del programa y planificar aspectos como los criterios generales de intervención, estrategias de acción y tipos de proceso.

En segundo lugar, ha de planificarse la forma de obtener los datos necesarios sobre el ámbito de intervención: composición demográfica del ámbito, estructura socioeconómica y actitudes de las personas implicadas.

En tercer lugar es necesario planificar las metas u objetivos a conseguir, teniendo en cuenta que han de ser realistas y ajustados a las necesidades de las personas sobre las que se va a realizar la intervención. Habrá que planificar: el ajuste de los objetivos a la realidad socioeducativa, la adecuación a las necesidades y la priorización en su consecución. La fijación adecuada de objetivos es muy importante, ya que son los que lo definen, orientan y dan sentido a un programa de intervención. Los objetivos pueden ser generales o específicos, entendiendo por objetivo específico el cruce de un objetivo general con una situación específica. Su fijación debe responder a una serie de criterios: deben representar los efectos de la acción, deben ser alcanzables, limitados en el tiempo, unidimensionales (referidos sólo a un problema específico), claros, comprensibles e inequívocos. Debemos tener en cuenta que la formulación del objetivo define qué es lo que se pretende lograr en el programa de intervención.

En cuarto lugar hay que planificar los recursos disponibles: recursos humanos, materiales, localización espacial de los mismos… Para Ander-Egg (2000) la planificación de un programa de intervención socioeducativa debe considerar los siguientes elementos:

  • Naturaleza del programa': qué se quiere hacer.
  • Origen y fundamento: por qué se quiere hacer.
  • Objetivos: para qué se quiere hacer.
  • Metas: cuánto se quiere hacer.
  • Localización física: dónde se quiere hacer.
  • Metodología: cómo se quiere hacer.
  • Recursos humanos: quiénes lo van a hacer.
  • Recursos materiales: con qué se va a hacer.
  • Recursos financieros: con qué se va a costear.
  • Evaluación: cuáles van a ser los criterios de evaluación.

Hay que tener presente que en España la intervención socioeducativa está participada por instituciones públicas y privadas, con un grado considerable de descentralización, pues las competencias se encuentra repartidas entre el Estado, las Comunidades autónomas y las entidades locales.

Administración del Estado.- asume las competencias de la planificación en todo el territorio nacional, la coordinación de recursos y la tutela de algunas instituciones públicas y de las privadas.

Comunidades autónomas.- que al asumir la práctica totalidad de las competencias en este ámbito, han adquirido capacidad normativa, por lo que las normas emanadas de cada una de ellas son diferentes. Diseñan programas de intervención de acuerdo a su realidad socioeducativa y según sus necesidades.

Ayuntamientos: son las entidades más cercanas al ciudadano y tienen como misión organizar tanto los recursos de que disponen, como los que les proporcionan las comunidades autónomas en su territorio.

Los programas de intervención socioeducativa son diseñados y planificados generalmente desde las comunidades autónomas junto a los ayuntamientos implicados, y sirven de marco de referencia y actuación para cualquier intervención y en cualquier ámbito de aplicación. La intervención socioeducativa necesita concretarse en el seno de un programa de intervención socioeducativa con la finalidad de que su actuación llegue a sus destinatarios en la forma prevista.

Fases

Esquema del diseño y planificación de un programa de intervención socioeducativa:

Fase inicial

1.- Determinación y selección del caso.

2.- Determinación de necesidades.

3.- Obtención y selección de datos.

4.- Fijación de objetivos.

Fase de ejecución.

1.- Punto de partida.

2.- Diseño del programa: Objetivos, Medios y recursos, Estrategias y Temporalización.

3.- Aplicación del programa.

Fase de valoración.

1.- Evaluación del programa.

2.- Conclusiones finales.

3.- Elaboración del informe.

La fase inicial o de preparación trata de analizar de forma sistemática y rigurosa la realidad social o ámbito de intervención con el fin de conocer esa realidad de la forma más completa posible. Es la fase diagnóstica de la planificación, en ella se estudia la naturaleza y características del ámbito en el que se va a realizar la intervención socioeducativa, se lecciona el caso, se intenta conocer las necesidades existentes, se obtienen los datos previos necesarios y se fijan los objetivos.

La fase de ejecución es la más importante. Con todos los datos disponibles y una vez fijados los objetivos, se trata de establecer un punto de partida, diseñar el programa propiamente dicho y ponerlo en práctica. El diseño y elaboración del programa deberá comprender:

• Los objetivos ya fijados.

• Los medios y recursos disponibles para lograrlos: instalaciones, inmuebles, personal, presupuesto para la adquisición y mantenimiento de esos medios, disponibilidad presupuestaria para la ayuda económica a familias, condiciones de uso de esos medios, procedimientos de gestión de los mismos, responsables directos…

• Las estrategias de acción establecidas, en función de los elementos anteriores: actuaciones en clases, en talleres, número de sesiones, método de trabajo…

• Una temporalización de las acutaciones: calendario, horarios, número de actuaciones por grupo o taller…

Las opiniones de los agentes de intervención estarán condicionadas en cada momento por determinados factores, algunos de ellos imprevistos, que les llevarán a adoptar decisiones en cada caso, en función de cada momento y realidad. Es necesario reiterar la necesidad de que en la elaboración del programa participen los diferentes profesionales de un equipo multidisplinar.

'La fase de valoración' consiste en evaluar el programa y su aplicación, tanto sus componentes como los resultados de la aplicación del mismo, para llegar a unas conclusiones finales que deberán ser reflejadas en el correspondiente informe de evaluación.

Ámbitos de Intervención

La educación social abarca un amplio abanico de ámbitos de intervención entre los que, siguiendo a Petrus (1997) cabría destacar:

  1. Educación social especializada
  2. Animación sociocultural y Educación en el tiempo libre
  3. Educación de personas adultas
    Paulo Freire es una relevante figura dentro del ámbito de la Educación de Personas Adultas
  4. Acción e Intervención Comunitarias
  5. Interculturalidad y Educación no formal
  6. Educación Ambiental
  7. Intervención en Tercera Edad
  8. Intervención en drogodependencias

A continuación se describen brevemente los mencionados ámbitos tratando de definir cuál es la labor y funciones del educador social en los mismos.

Educación Social Especializada

Hace referencia a la intervención del educador en necesidades educativas especiales, esto es, a la intervención socioeducativa con personas que de forma temporal o permanente necesitan un apoyo pedagógico para continuar con su aprendeizaje. Estas NEE pueden estar relacionadas con una discapacidad (ya sea ésta física o psíquica) o con conflictos afetivo-emocionales, socio-familiares u otros casos de inadaptación por los que pueda estar pasando el sujeto.

Animación Sociocultural y Educación en el Tiempo Libre

Hay muchos servicios donde puede intervenir el educador social (centros de día, centros cívicos...)La figura del animador sociocultural no sólo será la de "animador" entendido como fiestas, juergas, etc... sino que tendrá que ser un profesional que pueda fundamentar, planificar, ejecutar y evaluar un proyecto pedagógico para con el colectivo que se vaya a trabajar.

¿Qué es la Animación Sociocultural?

Al término animación se le otorga un doble origen etimológico: por una parte procede de anima, que significa vida, sentido o aliento; y, por otra, de animus, que significa motivación, movimiento o dinamismo. En cuanto al término sociocultural, su origen se tiene que buscar en el objeto de su intervención: la sociocultural, que como señala RIPOLLÉS (1997), la sociedad y la cultura son los ejes sobre los que progresa la humanidad, siendo la educación un instrumento de ese progreso. La expresión animación sociocultural, de origen francés, es relativamente reciente. Se difundió a partir de los años sesenta como un tipo de intervención educativa que trataba de dar respuesta, a través de la cultura, a las necesidades de participación de los ciudadanos en la vida social, política y económica de la comunidad. Desde su aparición ha habido una gran dificultad para delimitar el concepto, esto es debido a su heterogeneidad, pues abarca prácticas, instituciones, ámbitos, medios y funciones muy diversos. Esta variedad ha dado lugar a casi tantas definiciones como autores escriben sobre ello, definiciones a su vez determinadas por la forma de entender la sociedad, la cultura y la ideología de cada uno de ellos. Para TRILLA (1998)la animación sociocultural es el conjunto de acciones realizadas por individuos, grupos o instituciones sobre una comunidad (o un sector de la misma) y en el marco de un territorio concreto, con el propósito principal de promover en sus miembros una actitud de participación activa en el proceso de su propio desarrollo tanto social como cultural. ANDER-EGG (2000) dice que: “hay animación sociocultural cuando se promueven y movilizan recursos humanos, mediante un proceso participativo que desenvuelve potencialidades latentes en los individuos, grupos y comunidades”. La UNESCO define la animación sociocultural como el conjunto de prácticas sociales que tienen como finalidad estimular la iniciativa y la participación de las comunidades en el proceso de su propio desarrollo y en la dinámica global de la vida sociopolítica en la que está integrada.

Orígenes de la animación sociocultural en España

La animación sociocultural emerge en Europa hacía 1960, sin embargo en España no llega hasta 1980. Nace no como una teoría o un concepto, sino vinculada a la práctica social y cultural, vivenciada en los grupos sociales y culturales y ocupándose de la educación de adultos y de la educación popular. Son varias las experiencias que históricamente van a dar origen a la animación sociocultural en España. Un exponente histórico concreto de la animación sociocultural en nuestro país, que lleva a la práctica el espíritu de la Educación Popular son la Misiones Pedagógicas a principios del siglo XX. Junto a ellas, entre finales del siglo XIX y del XX hasta la Guerra Civil se dan otra serie de iniciativas como las Colonias de Vacaciones, las Casas de Pueblo, los Ateneos, los métodos de la Escuela Nueva y la Escuela Moderna de Ferrer y Guàrdia, las Universidades Populares y la inspiración e iniciativas de la Institución Libre de Enseñanza (I.L.E.)

Objetivos

Los objetivos que persigue la animación sociocultural atendiendo a la clasificación que podemos encontrar en el libro “Qué es la Animación Sociocultural Epistemología y Valores”, distingue dos ámbitos:

1.- Ámbito personal:

  • Facilitar la adhesión a objetivos, conforme las necesidades, las aspiraciones y los problemas de cada miembro y grupo social.
  • Generar las condiciones propicias que inciten al mayor número de personas a revalorizar sus potencialidades, así como los recursos que pueden encontrar en su relación con otros.
  • Favorecer que las personas se descubran a sí mismas.
  • Tomar conciencia de su situación en el mundo y el papel que están llamados a desempeñar.

2.- Ámbito social

  • Participar en la vida del grupo y de la sociedad para la mejora permanente de la calidad de vida.
  • Vivir en relación con los otros, en la aceptación y el respeto a cada uno, sus valores, creencias y las de su medio.
  • Dar a cada uno la oportunidad de intercambiar ideas y expresarse libremente, de acuerdo con su marco de referencia.
  • Atenuar, para finalmente eliminar, el handicap sociocultural y propiciar igualdad de oportunidades para todos.
  • Intentar suprimir las diferencias entre los diferentes estratos sociales.

La animación sociocultural entendida en su sentido pleno tiene como objetivo prioritario lograr que los ciudadanos participen en la sociedad creando su propia cultura, orientada a su transformación y mejora, lo que se conoce con el término de democracia cultural.

Metodología

Según Ezequiel Ander-Egg, reconocido maestro mundial de la animación sociocultural, no existe una única metodología o la metodología de la animación, sino que hay multitud de posibilidades y todas ellas válidas. No obstante recogeremos la de Ander-Egg por la repercusión del autor en el tema que nos concierne. El sentido epistemológico de la palabra metodología, es “un camino hacia algo”. Pero el camino que se dirige hacia una intervención social, no es algo claramente establecido de antemano, sino que se hace haciéndolo. Consiguientemente, puede afirmarse que toda metodología de la animación, es en su aplicación y en última instancia, una metodología emergente, es decir que a partir de lineamientos generales va surgiendo y concretándose a medida que se va llevando a cabo. A pesar de la variedad en las técnicas de aplicación de la animación sociocultural, existe unanimidad en el siguiente aspecto: debe ser una metodología participativa y dialogante, capaz de generar procesos en los que se implique a la misma gente. Consecuencia de la mencionada participación surgen dos características imprescindibles en la intervención metodológica, ha de ser flexible y adaptativa, así, ofrece caminos alternativos según las intervenciones y aportes de la misma gente, de sus intereses, preocupaciones, limitaciones, capacidades etc. De igual forma, atiende a los cambios acaecidos en la realidad donde se aplica el programa. Se podría afirmar que la metodología que promulga este autor, es concebida, como una “práctica militante”. Ella supone una forma de conocer, diagnosticar, programar, actuar y evaluar con la misma gente implicada en los programas, proyectos y actividades. Para concluir este apartado destacar que la metodología, no se puede limitar a la implementación de un proyecto como una forma de actuar sobre la comunidad, puesto que sólo cobraría sentido cuando es interpretada como una intervención en y desde la propia comunidad Museo del Prado.

Factores, campos y modalidades

Los factores hacen referencia al público al que va dirigida la animación sociocultural, el ámbito donde se lleva a cabo y a la especialización del animador y los objetivos que se persiguen.

  • Público al que va dirigida: edad, clase social, ámbito geográfico, sexo…
  • Ámbito donde se lleva a cabo: escuelas, empresas, centros culturales, centros de administración local, asociaciones de vecinos…
  • Especialización del animador. Contribuye a crear un factor diferencial en la animación sociocultural ya que puede estar preparado mejor en unos tipos de técnicas que en otros.
  • Objetivos que se persiguen y que constituyen un elemento esencial.


Los campos en los que se realiza la animación sociocultural son muy variados. Entre ellos se pueden mencionar el socioeconómico, el socioeducativo y el antropológico cultural.

  • Socioeconómico. Nos afecta a todos pues se relaciona con las dimensiones materiales de la vida, las necesidades básicas, al referirse a la subsistencia y a la mejora de los destinatarios. Ofrece respuesta a las necesidades primarias, tanto del individuo como de la comunidad. Trata en definitiva de generar mejoras y cambios que afecten al disfrute personal y colectivo.
  • Socioeducativo. Intenta responder al desarrolla y ampliación de la cultura y formación de los implicados en un proyecto. No se reduce sólo a lo académico, sino que afecta a las dimensiones educativas y culturales de la persona a lo largo de la vida.
  • Antropológico cultural. Hace referencia a niveles de identificación específicos del sujeto como contribución al desarrollo de sus capacidades y proyecto de identificación de futuro.


Entre las modalidades se destacan: la animación como extensión cultural, desarrollo comunitario, potenciadora de actividades de expresión creadora, para el cambio político y estructural y para el cambio y la transformación social.

  • La extensión cultural tiene como objetivo hacer llegar la cultura al mayor número posible de personas, movilizando a los individuos y grupos con el deseo de ofrecerles acceso al patrimonio cultural, herencia común de un pueblo.
  • El desarrollo comunitario en una comunidad es un proceso global que comprende los aspectos económicos, sociales, políticos y culturales.
  • Es potenciadora de actividades de expresión creadora ya que en muchas ocasiones la animación sociocultural se identifica con actividades de expresión corporal, dramática, cultural y artística en todas sus dimensiones. Según ANDER-EGG (2000) “la fiesta, el juego, el deporte y las vacaciones turísticas organizadas para conocer la realidad son la vertiente lúdica de los grupos y comunidades y constituyen auténticos hechos culturales”.
  • El cambio político y estructural. Incide en el cambio social global y en el cambio de las relaciones humanas primarias: en la familia, el barrio, la empresa y asociaciones de todo tipo.
  • Transformación social. La animación sociocultural se dirige hacia una mejora de la sociedad y, por tanto, un cambio en profundidad del modelo social, en el que todos dispongan de más cauces de participación para poder pronunciarse en la toma de decisiones. Esta forma de concebirla insiste, sobre todo, en un análisis crítico de la realidad orientada al compromiso de acciones transformadoras.

Conceptos afines

  • Animación sociocultural y educación. Varios autores vinculan en el ámbito de la educación a la animación sociocultural como fenómeno multidimensional, una práctica que incorpora siempre componentes educativos. Hay que tener en cuenta que la animación sociocultural no es una práctica exclusivamente educativa, ni que educación y animación sean dos conceptos idénticos.
  • Animación sociocultural y educación permanente. Según la UNESCO, la educación permanente engloba todos los procesos educativos que afectan al ser humano; parece con ello hacerse un proceso continuo a lo largo de la vida. La animación sociocultural forma parte de este amplio campo educativo de la educación permanente, en cuento que es educación no formal; promueve y garantiza un proceso continuo, es un factor importante para la participación del sujeto en el proceso de cambio, tanto social como cultural.
  • Animación sociocultural y educación de adultos. En la actualidad, la educación de adultos, consciente de las nuevas necesidades del adulto, debe asumir como objetivos básicos: fomentar el desarrollo de las capacidades instrumentales de los grupos social más desfavorecidos; potenciar el desarrollo de las capacidades de expresión, participación y actuación diferenciada en el medio social y estimular el desarrollo intelectual y afectivo que permita el aprendizaje autónomo y la actualización personal y profesional; desarrollar la capacidad de aprender: aprender a pensar, actuar y crear.
  • Animación sociocultural y tiempo libre. El proceso de educación en el tiempo libre no puede hacerse en el marco exclusivo del ocio, el tiempo no puede reducirse a el; es necesario, pues, relacionar el tiempo libre con el tejido social que lo condiciona y orienta, y de esta manera el trabajo educativo en el tiempo libre adquiere un carácter sociocultural.
  • Animación sociocultural y educación popular. Ambas coinciden en la lucha contra el distanciamiento social y cultural que separa a los más desfavorecidos de una minoría privilegiada, atendiendo a que la cultura es un ámbito de desarrollo personal y de participación social y no sólo de un bien de consumo.
  • Animación sociocultural y gestión cultural. Estos dos términos suelen confundirse con frecuencia pero ambas intervenciones no son antagonistas sino que se complementan. La primera pone más énfasis en la creatividad social, la inteligencia social, en los procesos participativos y críticos que desencadenan sus acciones; y la segunda, en la creación de productos culturales que proporciona, difunde, intercambia u ofrece a la población. Su diferencia fundamental no radica en su metodología y objetivos, sino sobre todo en los materiales y espacios en los que trabaja

Ámbitos profesionales

Para CASTILLO (2003) los tres ámbitos prioritarios de la animación sociocultural son: el cultural, el social y el educativo. Los objetivos de cada uno de ellos no son excluyentes, sino que en muchos casos son complementarios.

  • CULTURAL. Enfatiza en las intervenciones de animación que se dirigen al desarrollo de la cultura, a la igualdad de oportunidades ante ella, a facilitar la expresión y creación artística y a respetar la diversidad cultural. Sus proyectos utilizan una metodología centrada en la actividad o producto de la intervención. Esta intervención se ubica en museos, bibliotecas, centros y fundaciones culturales, talleres artísticos…
  • SOCIAL. Prioriza la intervención en aspectos tales como el desarrollo social y comunitario, la igualdad social, una vida de calidad para toda la ciudadanía, la concienciación y la transformación social, etc. Tiene como eje vertebrador de los proyectos a un colectivo determinado o a la comunidad. El ámbito social se orienta hacía dos vertientes:
  • El desarrollo comunitario, desde el que se intenta desarrollar las relaciones humanas favoreciendo la participación y el asociacionismo.
  • La asistencia social, en este caso el objetivo es paliar los problemas o conflictos de un determinado colectivo, intentando que el colectivo en cuestión sea capaza de reconocer sus problemas y de encontrar soluciones de una forma autónoma y autogestionada.

Su marco de actuación suelen ser asociaciones, movimientos ciudadanos, centros cívicos…

  • EDUCATIVO. Engloba aquellas intervenciones que hacen hincapié en la formación integral de la persona: potenciar su autonomía, favorecer la formación de un espíritu crítico, desarrollar su capacidad para expresarse y participar en la vidas social; en definitiva, aquéllas que intentan dinamizar los recursos personales de cada individuo. Los espacios propios de este tipo de animación son las escuelas de adultos; las universidades populares; los centros de enseñanza; los centros de formación ocupacional; los equipamientos de ocio como son las ludotecas, etc.

Otros ámbitos que podríamos incluir son:

  • PSICOSOCIAL. Pretende la expresión y el encuentro entre las personas, promueve la autoestima personal y la identidad grupal.
  • SOCIOTERAPÉUTICO. Busca la recuperación de la persona, el equilibrio con la potenciación de comportamientos más sanos; promueve la autoayuda, la ayuda mutua y el fortalecimiento de los distintos apoyos sociales: familiares, amigos, vecinos, voluntarios e instituciones.
  • SOCIOECONÓMICO. Promueve el desarrollo local y comarcal y desarrolla la calidad de vida y el empleo mediante un proceso de autodesarrollo asistido, con un enfoque global, que fomenta las redes relacionales, y no como acciones puntuales.

Educación de Personas Adultas

Paulo Freire constituye una figura de gran relevancia en el ámbito de la educación de personas adultas por sus aportaciones a los procesos de alfabetización de las personas adultas.

La educación de persona adultas es uno de los ámbitos de la educación social y de otros profesionales.

Acción e Intervención Comunitarias

El educador social dentro de su comunidad y en otras, debe convertirse si no en el líder del trabajo comunitario, en el guía de los trabajos de los estudiantes de su escuela, colegio o universidad. Es el eje que mueve todas las estructuras sociales, organiza y coordina la cooperación de la comunidad y logre el trabajo comunitario. M. Sc. Pedro Luis Véliz Ortega, Quevedo Ecuador.

Interculturalidad y Educación No Formal

En este ámbito el educador social puede desarrollar estrategias que faciliten un encuentro intercultural en igualdad. Dirige su acción a toda la comunidad y no sólo a las minorías culturales. Diseña y planifica acciones de sensibilización intercultural, estrategias pedagógicas antirracistas, dinámicas de convivencia y entendimiento desde la comprensión, la empatía y el conocimiento del otro. Enseña a valorar la diferencia y ayuda a deconstruir la "normalidad" cultural en la que se encuentra inserta la mayoría de la población nativa. En determinadas ocasiones puede hacer también de mediador o mediadora cultural.

Educación Ambiental

El educador social, debe conocer que la naturaleza, como medio ambiente, es la base de la exixtencia de todo ser vivo y desde el punto de vista educativo, transmitirá el cuidado y la protección a todo lo que nos rodea. La utilización racional de los recursos naturales. Su labor debe estar empeñada en el conocimiento de los recursos, su utilización y el respeto a la naturaleza.M.Sc. Pedro Luis Véliz Ortega.Ecuador.

Intervención en Tercera Edad

Hay muchos servicios donde puede intervenir el educador social (centros de día, centros cívicos...). Hay muchos servicios donde se encuentra incorporado el educador social como los centros de día, residencias, acompañamiento y apoyo a las familias...

Intervención en Drogodependencias

La intervención socioeducativa en drogodependencias tiene lugar a lo largo de tres momentos bien diferenciados que podrían clasificarse atendiendo a las diferentes estrategias de prevención. Siguiendo a Arza (2002):

  1. Prevención primaria: La intervención tiene lugar antes de que se produzca el consumo. Su objetivo fundamental sería impedir o retrasar la aparición del uso de drogas. Por lo general el colectivo al que se dirige la intervención en este momento es aquel que por su edad o contexto, encuentra muy alejado de sus vivencias cotidianas el consumo de drogas.
  2. Prevención secundaria: La intervención tiene lugar cuando ya se han producido los primeros contactos con el consumo de drogas. El objetivo fundamental sería evitar la instauración de un uso problemático.
  3. Prevención terciaria o Reducción de Daños: Se refiere a aquellas estrategias de intervención que, una vez instaurado el consumo problemático de drogas, tratan de impedir que la situación se agrave y persiguen la disminución de los riesgos asociados al consumo (contagio de enfermedades infecciosas tales como el VIH o la hepatitis, riesgo de sobredosis, etc.). Este tipo de estrategias comenzó a desarrollarse en los años 1980, especialmente en relación con el consumo de drogas (especialmente de heroína) por [[vía

Código Deontológico

El código deontológico del educador social fue redactado el 30 de noviembre de 2002 por la Junta de Gobierno de ASEDES fundamentándose en la Constitución Española, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Europea para la Salvaguardia de los Derechos de las Personas, la Carta Social Europea, y en la Convención sobre los Derechos de los Niños anunciados en la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea.

El código deontológico del educador social se establece como un "conjunto de normas que orientan la acción y conducta profesional, que ayudan al educador y a la educadora en el ejercicio de su profesión y mejoran la calidad del trabajo que se ofrece a la ciudadanía" (ASEDES, 2002).

En él quedan recogidos los diez Principios Deontológicos Generales así como los artículos que establecen cuál ha de ser el papel del educador social en relación con:

  • Su profesión
  • Los sujetos de la acción socioeducativa
  • El equipo de trabajo
  • La institución en la que el educador desarrolla su trabajo
  • La sociedad en general

Principios Deontológicos Generales

  1. Principio de la Profesionalidad:

La autoridad profesional del educador/a social se fundamenta en su competencia, su capacitación, su cualificación para las acciones que desempeña, su capacidad de autocontrol y su capacidad de reflexión sobre su praxis profesional, avaladas por un título universitario específico o su habilitación otorgada por un colegio profesional de Educadores Sociales. El educador/a social esta profesionalmente preparado/a para la utilización rigurosa de métodos, estrategias y herramientas en su práctica profesional, así como para identificar los momentos críticos en los que su presencia pueda limitar la acción socioeducativa. Para realizar su práctica diaria ha adquirido las competencias necesarias, tanto en el orden teórico como en el práctico. En el momento de llevar a cabo su trabajo tiene siempre una intencionalidad educativa honesta concretada en un proyecto educativo realizado en equipo o red y esta en disposición de formarse permanetemente como un porceso continuo de aprendizaje que permite el desarrollo de recursos personales favorecedores de la actividad profesional.

  1. Principio de la Acción Socioeducativa:
  1. Principio de Justicia Social
  2. Principio de la Información Responsable y de la Confidencialidad
  3. Principio de la Formación Permanente
  4. Principio de la Solidaridad Profesional
  5. Principio de Respeto a los Sujetos de la Acción Socioeducativa
  6. Principio de la Coherencia Institucional
  7. Principio de la Participación Comunitaria
  8. Principio de Complementariedad de Funciones y Coordinación

Véase también

Educación Social

Animación Sociocultural y Educación en el Tiempo Libre

  • Animación Sociocultural
  • Técnico superior en Animación sociocultural

Educación de Personas Adultas

Drogodependencias

Referencias

Animación sociocultural

  • Ander-Egg, Ezequiel (2000). Metodología y práctica de la animación sociocultural. Madrid: CCS
  • Calvo, Ana (2002). La animación sociocultural. Una estrategia educativa para la participación. Madrid: Alianza Editorial
  • Castillo Cuesta, Sánchez Castillo (2003). Animación y dinámicas de grupos. Barcelona: Altamar
  • Froufe Quintas, González Sánchez (1999). Para comprender la Animación Sociocultural. Navarra: Verbo Divino
  • Pérez García y otros (2004). Contexto y metodología de la intervención social. Barcelona: Altamar
  • Pérez Serrano, Pérez de Guzmán Puya (2006). Qué es la Animación Sociocultural. Espistemología y valores. Madrid: Narcea.
  • Ripollés, E (1997). Algunes reflexions sobre l’animació sociocultural. Temps d’educació,17. Revista de la Divisió de Ciències de l’Educació. Universidad de Barcelona. (Pág. 259-264)
  • Trilla, J (1998). Animación sociocultural. Teorías, programas y ámbitos. Barcelona: Ariel Educación.
  • http://ascprofesional.blogspot.com/

Educación Social

  • Petrus, A. (Coord.).(1997). Pedagogía social. Barcelona: Ariel
  • Amorós, P. y Ayerbe, P. (Eds.). (2000). Intervención educativa en inadaptación social. Madrid: Síntesis

Revisión Histórica

  • Quintana, J. M. (1997). Antecedentes históricos de la educación social. En A. Petrus (Coord.), Pedagogía social. (pp. 67-91). Barcelona: Ariel

Intervención en Drogodependencias

  • Arza, J. (2002). Las drogas. Princesas y dragones. Madrid: Eneida

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Educación permanente — Saltar a navegación, búsqueda La Educación Permanente (EP) es considerada como aquel movimiento que pretende llevar la educación a todos los niveles y estadios de la vida del ser humano, para que a cada persona le sea posible tanto recibirla como …   Wikipedia Español

  • Educación no formal — Saltar a navegación, búsqueda La educación no formal, según la define Jaume Trilla Bernet, refiere a todas aquellas instituciones, ámbitos y actividades de educación que, no siendo escolares, han sido creados expresamente para satisfacer… …   Wikipedia Español

  • Educación cívica — Saltar a navegación, búsqueda La Educación cívica es un tipo de educación que está dirigida a cuestiones de relaciones sociales. Dentro de la educación cívica encontramos la enseñanza de las reglas de ordenamiento. Mediante su conocimiento se… …   Wikipedia Español

  • Educación de adultos — Saltar a navegación, búsqueda La educación de adultos se fundamenta en un criterio aplicable a otros terrenos educativos: el de la formación permanente y continuada, a través de la cual cualquier persona se inserta en un proceso de aprendizaje y… …   Wikipedia Español

  • Educación secundaria — Este artículo o sección sobre educación necesita ser wikificado con un formato acorde a las convenciones de estilo. Por favor, edítalo para que las cumpla. Mientras tanto, no elimines este aviso puesto el 30 de mayo de 2010. También puedes ayudar …   Wikipedia Español

  • Educación infantil (España) — Saltar a navegación, búsqueda …   Wikipedia Español

  • Educación sexual — Saltar a navegación, búsqueda Educación sexual es un término usado para describir la educación acerca de la sexualidad humana, el aparato reproductor femenino y masculino, la orientación sexual, las relaciones sexuales, el uso de anticonceptivos …   Wikipedia Español

  • Educación especial — Saltar a navegación, búsqueda Educación especial es aquella destinada a alumnos con necesidades educativas especiales debidas a sobredotación intelectual o discapacidades psíquicas, físicas o sensoriales. La educación especial en sentido amplio… …   Wikipedia Español

  • Educación en España — Saltar a navegación, búsqueda La educación en España está actualmente regulada por la LOGSE (Ley de Ordenación General del Sistema Educativo). Es un derecho constitucional de los ciudadanos y es obligatoria y gratuíta desde los 6 a los 16 años de …   Wikipedia Español

  • Educación en México — Saltar a navegación, búsqueda En los Estados Unidos Mexicanos la Secretaría de Educación Pública (SEP) es la institución encargada de administrar los distintos niveles educativos del país desde el 25 de septiembre de 1921, fecha de su… …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.