Hacienda la Sauteña


Hacienda la Sauteña

Hacienda la Sauteña

Historia

La Compañia Agricola y en Comandida, La Sauteña, ubicada en el norte de Tamaulipas, Mexico.Estableció su cabecera en elpueblo de Colombres, hoy ciudad de Río Bravo, Tamaulipas. Su antecedente se encuentra en el fundo legal de El Sauto. En 1781 al recibir Antonio Urizar Estarda y Baltazar del Sauto, comerciantes del centro de la Nueva España, la merced de 658 sitios de tierra de ganado mayor, que comprendía un espacio situado entre los rios Conchos y Bravo, desde el Golfo de México a los limites con el nuevo reino de León. Dada su enorme extensión, más tarde la propia corona española ordeno su poblamiento en 1805, so pena de perder la merced, lo que no se efectuó por la guerra de independencia. Por la misma razón en 1833 el gobierno de Tamaulipas considero en sus leyes de colonización el fraccionamiento de hacienda, creándose algunos ranchos amparados en ellas, como el de Santa Teresa.

Con la restauración de la República, el gobierno local exigió el cobro de impuestos a La Sauteña, pero ante los crecidos adeudos, sus propietarios, le entregaron 35 sitios de ganado mayor en 1881. La transformación de la propiedad comenzó por iniciativa del Licenciado Demetrio Salazar, un personaje ligado con la elite porfirista, quien convenció a un grupo de empresarios para comprar la hacienda y crear "La Sociedad Civil y en Comandita la Sauteña". Siendo el socio principal y mayoritario, un español de la élite porfirista, llamadoIñigo Noriega Laso. La nueva sociedad sentó las bases para el amplio desarrollo agrícola y para ello suscribió un contrato con el gobierno del estado en 1906, obteniéndose concesiones de las aguas de los ríos Bravo, Conchos y San Juan, así como establecer colonias agricolas, tanto de mexicanos como de extranjeros.

Orientación empresarial

Al terminar el ferrocarril Matamoros-Monterrey en 1905, la hacienda adquirió una plena orientación empresarial, capitalizada por Iñigo Noriega, quien se convirtió en accionista mayoritario, formando una nueva empresa, "La Compañía Agrícola La Sauteña, S.A.", con activos por diez millones de pesos, mas las concesiones de agua para fomentar el cultivo del algodón contando el el apoyo del presidente Porfirio Díaz. Noriega obtuvo recursos de la caja de préstamos para obras de irrigación y fomento a la agricultura y del banco agrícola hipotecario de México. Para atraer la inversión extranjera, se vinculó con la Texas Oil Company, a la cual ofreció La Sauteña para desarrollar la agroindustria algodonera, obteniendo financiamiento que beneficio al Gobierno de Díaz, al recibir recursos para promover la irrigación, por parte del National City Bank de Nueva York y el Speyer Banck de Londres, A fin de aprovechar estos recursos, Noriega modernizó su compañía para insertarse al crédito agrícola, para lo cual creó en 1910 la Compañía Agrícola de Colombres, S.A., llamada después Compañía Agrícola del Río Bravo, S.A.

Sin embargo La Sauteña, generó el resentimiento social al impedir la movilidad en la propiedad de la tierra. Por tanto, al estallar la Revolución Mexicana, estuvo en la mira del reparto agrario. Así lo manifestaron los magonistas en 1911 y más tarde en 1913, Lucio Blanco intentó su reparto y aunque no se efectuó, quedo intervenida por el gobierno constitucionalista. En 1929 y debido a que el Banco Nacional de México era el tenedor de las acciones de la Sauteña, el gobierno federal le retornó la propiedad, proponiéndole la creación de una empresa mixta para liquidar algunos de sus adeudos con esa institución financiera, a la vez que impulsaba su política de distribución de tierras. Por tanto se formó La Compañía Explotadora y Fraccionadora del Bajo Río Bravo, S.A. Finalmente el Banco Nacional de México vendió la propiedad al gobierno federal en los años treintas, resolviéndose con ello el problema de los repatriados y la creación del distrito de riego del Bajo San Juan y Bajo Río Bravo. Por cuanto al casco de la hacienda, desde los principios del siglo XX se formó en tornó a ella una congregación y para 1925 se creó EL EJIDO RIO BRAVO, por el número de sus habitantes funciono como una importante Delegación de la Ciudad de Reynosa, hasta que en 1961 logro su autonomía municipal con el nombre de Río Bravo.

Originalmente se utilizó como un edificio administrativo del proyecto agrícola de la hacienda, durante la revolución se utilizó como cuartel de los revolucionarios, ocupada por el General Lucio Blanco el 10 de mayo de 1913, funcionó como cárcel, a principios de 1940 se instaló una fábrica de escobas en la planta baja, también albergó las instalaciones de Correos en los cuarenta, en el piso intermedio se instaló un Centro de Salud, en 1945 fue utilizado como oficinas administrativas de la SRH. En el año de 1980 la Exhacienda la Sauteña es desocupada por la Secretaría de Agricultura de Recursos Hidráulicos, convirtiéndose una parte en Biblioteca Municipal y posteriormente se instaló la Casa de la Cultura de Río Bravo.

Restauración

En el período 1993-1996 se realizan las primeras obras de restauración en torno a la Exhacienda La Sauteña por gestiones del Presidente Municipal de Río Bravo, Tamaulipas, LIC. JUAN ANTONIO GUAJARDO ANZALDUA, con la intervención en la restauración del Gobierno del Estado de Tamaulipas, INHA Delegación Tamaulipas, R. Ayuntamiento de Río Bravo, Tam., Dirección de Obras Públicas Municipales y Comité PRO RESTAURACION DEL EDIFICIO DE LADRILLO EX HACIENDA LA SAUTEÑA A.C. formado el comité por sus propietarios ejidatarios del "EJIDO RIO BRAVO", actualmente se encuentran las oficinas del "EJIDO RIO BRAVO".

Texto ingresado por: José Ma. García

Obtenido de "Hacienda la Saute%C3%B1a"

Wikimedia foundation. 2010.