Agua vitalizada


Agua vitalizada

Se denomina agua vitalizada al agua que, después de pasar por determinados procesos, supuestamente adquiriría propiedades beneficiosas para la salud. Estas propiedades están totalmente descartadas por la comunidad científica, que considera estas prácticas vitalizadoras como supersticiones y estafas.


Contenido

Historia

Aunque la vitalidad del agua existe desde siempre[cita requerida] y muchos grandes pensadores[¿quién?] han predicado sobre esto en el pasado[cita requerida], este término fue bautizado por el investigador austríaco Viktor Schauberger (1884-1958).

En el año 1935 patentó el primer aparato para la fabricación de agua de manantial. La idea era devolverle al agua sus cualidades iniciales. Y el elemento más importante para conseguirlo era, según su opinión, el remolino implosivo.

Fueron las investigaciones que comenzaron después de su muerte las que ofrecían la posibilidad de ver el nivel de vitalización del agua.

Dentro de estas investigación se incluyen los 40 años de trabajos del Dr. Mu Shik Jhon (1964-2004), que fueron presentadas por él en diferentes universidades de todo el mundo. Esas investigaciones transcurrieron sin causar mucha expectación hasta que el japonés Dr. Masaru Emoto dio a conocer mundialmente el significado de agua vitalizada gracias a sus libros.

Otra investigación que se realizaba paralelamente y que también era muy seria e interesante en este sector era la del investigador de las corrientes, Theodor Schwenk (1910-1986). Todavía hoy en día el instituto en Herrischreide, Alemania, realiza importantes e interesantes análisis según el método “Tropfenbild”.

Las investigación existentes hasta ahora nos han demostrado lo siguiente:

Que una vitalización del agua sea duradera debe constar de 3 factores:

•La dotación de información

•La inclusión de energía

•Las fuerzas físicas

Sistemas de Vitalización

Existen varios métodos de vitalización en el mercado

Agua Grander

El tirolés Johann Grander, inventó un sistema que modifica las propiedades físicas del agua. Esto se consigue con aparatos (de paso o de inmersión) que no requieren de electricidad ni de mantenimiento, pero que contienen una pequeña cantidad de agua ya en el interior.

Para aclarar el mecanismo de funcionamiento de la tecnología de Grander y su efecto sobre el agua, el Instituto de Salud Pública de Moscú, a partir de 1998, decide establecer investigaciones encabezadas por el Profesor Yuri A. Rachmanin, jefe del Laboratorio de Agua Potable en el Instituto de Investigación A.S. Sysin, vicepresidente de la Academia de Ciencias Naturales y experto de agua potable en la Organización Mundial de la Salud y el Dr. Kondratow, especialista en investigación de la estructura del agua. Los resultados del trabajo de investigación del dúo científico Rachmanin/Kondratow pueden verse resumidas en un vídeo documental realizado por Grander Technologies.

Johann Grander fue condecorado con la medalla de plata de la Academia Rusa de Ciencias Naturales por su salto cuántico en la investigación del agua.

Sistema GIE

Desarrollado por el ingeniero Peter Gross se basa en someter al agua a 15 procesos diferentes que la reestructuran y la convierten en "agua magnética viva" (término que carece de sentido desde una óptica científica, debe interpretarse como una apreciación subjetiva de algunas personas).

Críticas y controversia

El concepto de agua estructurada, y más concretamente el de agua vitalizada ha sido calificado como pseudociencia y charlatanería por algunos expertos en la materia.[1] [2]

En 2005, la empresa neozelandesa Ecoworld NZ fue condenada[3] por un juzgado del distrito de Hamilton a pagar una multa de 60.000 NZD por "engañar a los consumidores sobre los beneficios de un sistema de tratamiento de agua que no hacía nada para cambiar el agua que supuestamente trataba". La empresa fue condenada además a pagar una indemnización total de 68.000 NZD a los compradores de las "unidades de agua vitalizada de Grander", que se vendieron por precios que oscilaban entre los 1.500 NZD y los 12.000 NZD. En total, la empresa se vio obligada a pagar 136.000 NZD (aproximadamente unos 72.000 €).

En el proceso judicial quedó demostrado que las unidades de tratamiento no tenían ningún mecanismo para tratar o filtrar el agua. Además, las análisis demostraron que no había diferencias apreciables entre el agua supuestamente tratada y la no tratada. La juez afirmó en su auto que la publicidad de Ecoworld NZ "contenía inconsistencias, curanderismo y pseudociencia".

La Directora de la Comisión de Comercio de Nueva Zelanda declaró que "algunas de las afirmaciones hechas sobre el agua vitalizada eran extravagantes".

Bibliografía

  • Schauberger, Viktor; Agua Viva, biografía de, (2009) Editorial EcoHabitar
  • “Jhon, Mu Shik; El puzzle del agua y la clave hexagonal”, (2009) Editorial EcoHabitar
  • Emoto, Masaru; Los mensajes del Agua, (2003) Editorial La Liebre de Marzo
  • Schwenk, Theodor;"El caos sensible" (1989) Editorial Rudolf Steiner

Referencias

  1. Structured Water Pseudoscience and Quaquery http://www.chem1.com/CQ/clusqk.html
  2. A Brief Investigation of "The Scientific Breakthrough of the Century" http://www.ntskeptics.org/2001/2001january/january2001.htm#cluster
  3. Living Water quackery results in $136,000 payout http://www.comcom.govt.nz/media-releases/detail/2009/companyfinedforenergisedwaterclaims/

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Agua — Para otros usos de este término, véase Agua (desambiguación). Para las propiedades físicas y químicas del agua, véase Molécula de agua …   Wikipedia Español

  • Agua mineral — El agua mineral es agua que contiene minerales u otras sustancias disueltas que alteran su sabor o le dan un valor terapéutico. Sales, compuestos sulfurados y gases están entre las sustancias que pueden estar disueltas en el agua; esta puede ser …   Wikipedia Español