Sueco obligatorio en Finlandia


Sueco obligatorio en Finlandia

En las escuelas finlandesas, el sueco es una asignatura obligatoria, del mismo modo que el finés es obligatorio para los suecófonos fineses, para alumnos finófonos de 7º a 9º curso (de 13/14 a 15/16 años). La asignatura se llama la otra idioma vernácula (toinen kotimainen kieli en finés, andra inhemska språket en sueco). Asimismo el suco (y el finés) es obligatorio en institutos de educación secundaria y formación profesional y algunas escuelas universitarias. Además, todos los graduados universitarios finófonos deben demostrar cierto dominio de sueco (el denominado sueco de funcionario). Se estima que un 92% de la población tiene como lengua materna el finés, y un 5,5% el sueco.[1]

Contenido

Estatuto legal

Según el artículo 14 de la constitución de Finlandia, el sueco y el finés son lenguas reconocidas oficialmente y el estado garantiza su uso y enseñanza. En ambas lenguas, se publicarán leyes y se hará la instrucción militar, y el estado debe servir a los ciudadanos en su lengua materna, sueco o finés.

Generalidades

En Finlandia Continental, tanto el sueco como el finlandés son lenguas oficiales y obligatorias para alumnos de primaria y secundaria. El examen de sueco de la reválida (Arbitur) es ahora voluntario aunque todos los graduados universitarios deben tener cierto nivel de sueco, que les pueda servir para aprobar el examen de sueco para funcionariado.

Para el Partido Popular Sueco, el uso y la enseñaza del sueco es una de sus principales prioridades.

En la región autónoma de Islas de Åland (pob. 26.000, 95% suecófonos, 5% finófonos) la única lengua oficial es el sueco y hay tratados internacionales para mantener hasta cierto punto esta lengua como única lengua oficial.

El sueco es una lengua oficial en Finlandia como resultado de su anexión a Suecia en 1200. Además hubo una importante migración sueca a Finlandia durante la edad media. El finés fue arrinconado por la burguesía sueca y no se reconoció como lengua oficial hasta 1860 durante el periodo ruso (1809–1917).

Quienes apoyan la obligatoriedad del sueco argumentan que acerca Finlandia al resto de países nórdicos, ya que el sueco es similar e inteligible con el danés y el noruego, mientras que el finlandés pertenece al grupo de lenguas ugro-finesas. Además el estudio de sueco facilitaría el aprendizaje de otras lenguas germánicas como el inglés o el alemán y sería necesario para interactuar con la población suecófona en su lengua materna.

Historia

El área que ocupa actualmente Finlandia formaba parte de la llamada Suecia verdadera de la edad media hasta el fin de la Guerra Finlandesa en 1809. Los inmigrantes suecos se establecieron en la costa y la lengua oficial era el sueco, declarado la única lengua oficial de Finlandia por la corona sueca. Esto llevó a muchos finófonos a aprender sueco para mejorar su estatus social en detrimento a veces del finés.

Al final de la guerra, Suecia cedió Finlandia a Rusia y el gobierno ruso instituyó el Gran Ducado de Finlandia y colocó un gobernador general ruso como máxima autoridad del ducado, que siguió manteniendo muchas políticas, como el sueco como única lengua oficial o el alto estatus de la burguesía suecófona. Sin embargo, durante los años 1860, el zar Alejandro II ordenó ir introduciendo la cooficialidad entre el sueco y el finés, y más tarde se abolieron los privilegios de los estamentos privilegiados y se instauró un gobierno basado en el sufragio universal antes de que en 1917 Finlandia se independizara.

Situación actual

Se implantó un curso introductorio de sueco a alumnos de educación primaria en los años 1960 como parte del proceso de modernización del sistema educativo. Hasta entonces sólo había cursos para educación secundaria o superior. Los servicios administrativos se ofertan en ambas lenguas desde el siglo XIX y teóricamente los empleados públicos dominan finés y sueco. Las reformas en este sentido se establecieron para fortalecer los vínculos con Occidente a través Escandinavia, y demostrar que Finlandia es parte de los países nórdicos no del bloque oriental. Además, se intentaba favorecer la movilidad haciendo que ningún ciudadano tuviera problemas para solicitar puestos de trabajo por no saber un idioma.

En secundaria todos los alumnos escogen dos lenguas extranjeras, una de ella la otra lengua oficial finlandesa (sueco o finlandés) y otra a elegir entre alemán, inglés, francés u otras, de las que casi todos eligen inglés. Además existe la posibilidad de escoger otra lengua, en este caso un 44 % escoge alemán y un 21 % francés. A pesar de ser país vecino de Rusia, el ruso no se enseña en la mayor parte de las escuelas finlandesas y sólo un 1,5 % de la población sabe algo de ruso. Las razones son culturales y políticas: apenas ha habido intercambio cultural entre Finlandia y Rusia en los siglos XX y XXI y no hubo buenas relaciones entre los países desde la Guerra civil finlandesa (1918) y la Segunda guerra mundial (1939–1944).

El objetivo de la UE de impartir al menos dos lenguas además de la lengua vernácula también ha sido motivo para defender la enseñanza de sueco en Finlandia.

Estudios

Se han realizado varios estudios sobre las opiniones a favor o en contra de la obligatoriedad del sueco. Las grandes diferencias entre los estudios ilustran los problemas en abordar el tema desde un punto de vista amplio y neutral. Además, muchos de estos estudios han sido sufragados por organizaciones que tienen ya una visión partidista del tema.

Entre 1990 y 2003 Taloustutkimus Oy dirigió un conjunto de más de diez estudios para Suomalaisuuden liitto, una organización que se opone al sueco obligatorio. Según estos estudios, el 66–72 % de los finlandeses estaban "a favor de una educación voluntaria del sueco o contra una educación obligatoria del sueco ".

En 2003, una publicación de Suomen Gallup, concluía que mientras una pequeña mayoría apoyaba la "enseñanza obligatoria de una segunda lengua nacional", un 42% no la deseaba y un 25 % de los suecos no querían que el sueco y el finlandés siguieran siendo las lenguas oficiales de Finlandia. Este estudio lo financió YLE, el ente público de radio y televisión de Finlandia.[2] La pregunta propuesta rebuscada con respecto a la del estudio de Taloustutkimus y no incluía el término "sueco".[cita requerida]

En 1992, la publicación Valitut Palat concluyó que el 90 por ciento de los padres con hijos en tercer o cuarto curso "apoyaban una reducción de la obligatoriedad de las lenguas" (sólo el sueco y el finés son obligatorios). Y en un estudio de la misma publicación en 2003, un 64 % se oponía a la obligatoriedad del sueco y un 25 % no quería tener dos lenguas oficiales.[3]

Un estudio de la AIEL de 2000 reveló que el 67% de los alumnos de escuelas finófonas querían tener el sueco como asignatura voluntaria y que los alumnos más volcados en la política eran los más críticos contra la suecofonía.[4]

Un estudio de 1997 por Folktinget, una organización política que representa a los hablantes de sueco de Finlandia concluía que el 70% de los finófonos consideraban que "el sueco era una parte importante de la sociedad finlandesa." Además indicaba que las opiniones más críticas contra la obligatoriedad del sueco se encontraban entre los que tenían títulos académicos.[5]

Opiniones

"Abajo con el sueco obligatorio".
El logo de una campaña contra el sueco obligatorio.
En el logo se tira a la basura una Å, letra propia del alfabeto sueco.

En muchos casos, los alumnos tienen dificultades para aprender sueco, lo cual hace que tengan una actitud negativa con respecto a la lengua y la cultura suecas. Esta actitud se remonta a la época donde Finlandia era parte de Suecia y el sueco, una lengua de prestigio; mientras el gobierno despreciaba el finés. Además, el hecho de que el sueco sea obligatoria en toda Finlandia, incluso en zonas donde hay pocos suecófonos o poco contacto con ellos, es considerado por muchos como un bilingüismo artificial. Pero aun así se sigue manteniendo la asignatura en los planes de estudio.

Según un estudio de 2002, los estudiantes fineses están interesados en aprender sueco, lo consideran una parte importante de su educación, pero les desmotiva que sea obligatorio.[6] La experiencia de hacer voluntario el examen de sueco para ingresar a la universidad (ya que su dominio es de facto un requerimiento universitario) tuvo mucho éxito: el 88% de los estudiantes realizaron voluntariamente el examen[cita requerida]. Pero esto se puede achacar más bien al hecho de haber estudiado sueco durante años más que a la motivación personal.

Existe asimismo controversia en la metodología de enseñar sueco y la escasa competencia de muchos profesores. Esto se atribuye al hecho de que muchos estudiantes no están motivados para aprender la lengua y no pasan de un nivel muy básico. Algunos alumnos argumentan que no van a necesitar el sueco, ya que su utilidad en el mercado laboral finlandés se concentraría en pocos campos; quienes rebaten este argumento defienden que el aprendizaje de la lengua es para una mayor cultura general básica.

Además los recursos empleados en el aprendizaje obligatorio de sueco son cuantiosos, ya no sólo por los costes directos, sino también porque hay quienes argumentan que la obligatoriedad del sueco desplaza la enseñanza de otras lenguas que podrían ser más útiles en un mundo globalizado, como el alemán, el francés o el ruso.

Los sentimientos hacia el sueco varían mucho. Muchos políticos (tanto suecófonos como finófonos) defienden su obligatoriedad en las escuelas. Ha habido intentos para eliminar el sueco obligatorio de las escuelas, pero hasta la fecha no han tenido mucho impacto y el apoyo político a las clases de sueco obligatorias sigue siendo muy importante.

Los partidos políticos que apoyan el sueco obligatorio son Partido de la Coalición Nacional, Partido del Centro, Partido Socialdemócrata de Finlandia, y la Alianza de Izquierdas. Sin embargo, el gobierno desestimó hacer el examen de sueco (o finlandés en el caso de la minoría suecófona) en la reválida de secundaria.

Véase también

Fuentes

  1. Swedophone population
  2. Suomen Gallupin tutkimus 2003: Niukka enemmistö säilyttäisi pakkoruotsin kouluissa (Finnish)
  3. Valittujen Palojen tutkimus 2000 (Finnish)
  4. IEA/Civic Education Study: Nuorten käsityksiä Ruotsista ja ruotsalaisuudesta (Finnish) (Swedish)
  5. Vårt land, vårt språk – kahden kielen Kansa. rapport 35. (Finnish) (Swedish)
  6. Lammi, Kati. Kielisalkku motivoi ruotsin kielen opiskeluun. (Cartera lingüística para motivar el estudio del sueco en estudios secundarios: visiones y experiencias de alumnos y profesores.) Disertación de Universidad de Jyväskylä, 2002.

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Hablantes de sueco en Finlandia — Bandera de los hablantes de sueco en Finlandia. Los hablantes de sueco de Finlandia son una minoría lingüística de este país. Son aproximadamente 265.000 en el continente y 25.000 en las Islas Åland, donde son la mayoría de la población. Un… …   Wikipedia Español

  • Idioma sueco — Sueco Svenska Hablado en  Suecia (9 millones),  Finlandia (300 000), Eston …   Wikipedia Español

  • Imperio Sueco — Saltar a navegación, búsqueda …   Wikipedia Español

  • Imperio sueco — Sverige Imperio sueco …   Wikipedia Español

  • Suecia — Konungariket Sverige Reino de Suecia …   Wikipedia Español

  • Imperio ruso — Российская Империя Rasíyskaya Impériya Imperio ruso ← …   Wikipedia Español

  • Abandono de la energía nuclear — Estado de la política nuclear actual en el mundo.      Países sin reactores, construyendo su primer reactor.   …   Wikipedia Español

  • Historia de Noruega — El barco de Oseberg, en el Museo de barcos vikingos de Oslo. La Historia de Noruega se remonta a la Alta Edad Media, que coincide con la irrupción, a finales del siglo VIII, de los navegantes vikingos en la historia europea a través de… …   Wikipedia Español

  • Europa — Superficie 10.530.751 km² …   Wikipedia Español

  • Proyectos XBRL — Saltar a navegación, búsqueda Artículo principal: XBRL Contenido 1 Proyectos XBRL 1.1 Alemania 1.2 Australia …   Wikipedia Español