Gekkonidae


Gekkonidae
Commons-emblem-notice.svg
 
Gekkonidae
Tarentola mauritanica2.jpg
Salamanquesa
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Sauropsida
Subclase: Diapsida
Orden: Squamata
Suborden: Lacertilia
Familia: Gekkonidae
Géneros

Ver texto.

Los gecónidos, guecos, gecos, gembas, tuqueques, tutecas, salamanquesas o cuijas (Gekkonidae) son una familia de saurópsidos (reptiles) escamosos, que incluye especies de tamaño pequeño a mediano que se encuentran en climas templados y tropicales de todo el mundo.

En Europa, las más conocidas son las salamanquesas que penetran frecuentemente en las casas y están rodeadas de cierto folclore; el nombre popular "salamanquesas" se generaliza con frecuencia a toda la familia animal. La designación "gecos" procede del inglés gecko, que es una generalización de Gekko, el género tipo de la familia. Gekko a su vez proviene de una palabra malaya homófona, que es una onomatopeya que reproduce el grito de una especie indonesia.

Contenido

Características

Los gecos tienen varios rasgos peculiares que los distinguen claramente de otros lagartos. Son únicos por su vocalización, ya que emiten ruidos chirriantes en sus interacciones con otros gecos. Son de hábitos nocturnos, con ojos enormes y dotados de pupilas verticales lobuladas que permiten un extraordinario margen de variación en su abertura. Muchas especies tienen almohadillas adhesivas en las plantas de los pies que les permiten escalar superficies lisas verticales e incluso transitar por los techos con facilidad. Estas habilidades son bien conocidas entre las personas que viven en climas templados, donde varias especies de gecos suelen pasar al interior de las casas. Estas especies (por ejemplo la salamanquesa) forman parte del mobiliario y raramente se les molesta dado que se alimentan de insectos.

Se ha prestado mucha atención a las patas de los gecos, ya que se adhieren a muchos tipos de superficie sin necesidad de líquidos o de tensión superficial. Recientes estudios de las setae (pelillos) de las plantas de los pies de los gecos han demostrado que las fuerzas atractivas que mantienen al geco adherido a las superficies son las fuerzas de Van der Waals entre las finamente divididas setas y las superficies. Es notable que en estas interacciones no estén involucrados líquidos o gases. Ya que en teoría unas botas hechas con setas sintéticas podrían adherirse fácilmente a cualquier superficie, podrían tener aplicación por ejemplo en el equipamiento de los astronautas.

El color de la mayoría de los gecos varía entre tonos marrón y gris oscuro, y de aspecto similar a la goma. Algunas especies pueden cambiar de color para camuflarse con el entorno o cuando se estresan. Sin embargo hay otros que tienen colores brillantes.

Biología y ecología

Los gecónidos son lagartos generalmente nocturnos y arborícolas. Como la mayoría de los lagartos, comen insectos. Los gekos son los únicos escamosos cuyos huevos poseen cáscara dura.[1] Algunas especies son partenogenéticas, es decir, las hembras pueden reproducirse sin copular con un macho. Esto aumenta la capacidad del gecko de extenderse a nuevas islas. Muchos gecos viven en grupos y emiten chillidos y parloteos para comunicarse.

Un caso notable es el del geco Ptychozoon, que tiene membranas de piel en las patas y en los lados del cuerpo que actúan como paracaídas para suavizar sus descensos, cuando se lanza de un árbol a otro.

Muchas especies de gecko son usadas como mascotas.

Alguna especies comunes de gecos

  • Salamanquesa común (Tarentola mauritanica). Este gecko suele verse mucho en España por la noche en las fachadas de las casas, es de un color pardo tirando a verduzco.
  • Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus). La otra especie frecuente en la Península Ibérica, menos extendida que la Tarentola mauritanica.
  • Perinquén o perenquén común (Tarentola delalandii). Es endémico de las Islas Canarias, se encuentra en las islas de La Palma y Tenerife. Otras especies canarias de Tarentola se llaman también perinquenes o perenquenes.
  • Geco casero (Hemidactylus frenatus). Una especie que prospera en las viviendas humanas en los trópicos y subtrópicos de todo el mundo.
  • Geco del Indo-Pacífico (Hemidactylus garnoti). También conocido como gecko zorro por su largo y estrecho hocico. Se encuentra en las casas de todo el trópico.
  • Geco leopardo (Eublepharis macularius). El más común de los gecos mascota. Este tiene uñas en vez de setae. Esto le permite escalar en superficies rugosas como las cortezas de los árboles, pero no puede escalar las paredes de un terrario. El Gecko leopardo suele ser dócil y tranquilo, y a pesar de ser nocturno, los criados en cautividad cazan por el día también.
  • Geco enlutado (Lepidodactylus lugubris). Vive tanto al aire libre como en zonas residenciales. Se encuentra en Hawái, y puede haber sido una primitiva introducción polinesia. Es partenogénica.
  • Tokay (Gekko gecko). Este es el lagarto por el que se llamaron al resto de los gecos. Su llamada de apareamiento da origen a su nombre popular.
  • Geco de árbol (Hemiphyllodactylus typus). Habitante del bosque.
  • Geco jaragua sphero (Sphaerodactylus ariasae). y el Sphaerodactylus parthenopion son los reptiles más pequeño del mundo, miden 16 milímetros desde la base de la cola al hocico. Habitan en la Isla Beata (República Dominicana), y las Islas Vírgenes Británicas, respectivamente.
  • Geco de cola de hoja (Phyllurus cornutus). Propio de Australia.

Clasificación de los gecos

Phelsuma madagascariensis.

La familia de los gecos contiene unas 1.050 especies conocidas que se dividen en cinco subfamilias:

Referencias

  1. Young, J. Z. 1977. La vida de los vertebrados. Editorial Omega, Barcelona, 660 pp. ISBN 84-282-0206-0

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.