Albañil


Albañil
Der Maurer (1880).

La palabra albañil se refiere a la persona que realiza indistintamente trabajos básicos de construcción, como alzado de muros, paredes y tapias, colocación de cubiertas y canalizaciones de fluidos sin presión, apertura de zanjas, llenado y nivelado de encofrados con hormigón, preparación de cemento y otras tareas de obra no especializadas.

También se refiere a aquel que se dedica a la reparación o reforma con materiales de obra. Antiguamente, al menos hasta el siglo XIX, el oficio de albañilería era un oficio gremial. Para pertenecer a él, el candidato debía ser presentado por un miembro y ser aceptado formalmente como aprendiz. Una vez dentro del gremio podía conseguir distintos grados hasta llegar a maestro, que tenía una consideración social importante. El Maestro de Albañilería era el responsable de la ejecución de las obras, supervisado únicamente por el arquitecto.


En algunos países de Latinoamérica se celebra el 3 de mayo el «Día del albañil» y es la misma fecha en que se celebra el día de la Santa Cruz, con este motivo se construye una cruz a partir de los mismos desechos de la obra y se coloca en la parte superior y más alta. Ese mismo día se hace una celebración a la que se invitan a familiares y amigos de los albañiles, donde el padrino es el propietario de la edificación o en su defecto lo son los ingenieros o residentes de la obra.

La tradición se practica en Europa desde la Edad Media.

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Sinónimos: