H


H
Para otros usos de este término, véase H (desambiguación).
Latin H.svg
Abecedario
Alfabeto español

La H es la octava letra y la sexta consonante del alfabeto español y del alfabeto latino básico. Su nombre es femenino: la hache. Su nombre en plural es haches.[1]

Contenido

Historia

Se corresponde con la letra H del alfabeto romano, procedente de la eta griega, que proviene de la het fenicia. Su nombre en español, hache, viene probablemente del latín rústico *haca, a través del francés hache.

Jeroglífico egipcio
(terreno cultivable)
Proto-Semítico
ħ
Fenicio
ħ Het
Griego
(H) Eta
Etrusco
H
Latín
H
N24
Proto-semiticH-01.png PhoenicianH-01.png Eta uc lc.svg EtruscanH-01.png RomanH-01.png

Uso en español

En castellano actual, la H no se pronuncia (no representa ningún fonema, es «muda»), salvo cuando está en el dígrafo «ch» y en algunas palabras extranjeras, como es el caso de la palabra hámster, un extranjerismo proveniente del alemán (germanismo). En este caso, su pronunciación es la de una J suave. Actualmente no tiene sonido en ninguna de las lenguas romances, exceptuando el rumano, donde sólo se encuentra en palabras de procedencia no latina. Escrita detrás de ciertas consonantes (como C y S) puede producir sonidos nuevos.

Otra excepción importante son aquellas palabras que tenían F en vez de H en el latín vulgar y en español antiguo. En la lengua española preclásica, palabras como "harto", "hablar" y "hermoso" se escribían "farto", "fablar" y "fermoso". Esta /f/ inicial cambió su punto de articulación de labiodental [f] a faríngea [h]. Los hispanohablantes que siguen la norma atlántica tienden a articular la [h] en palabras como "huir", "heder", "higo". En buena parte de Andalucía, Canarias, Extremadura, Cantabria y en zonas rurales de la ribera caribeña se mantiene la pronunciación [h] en las palabras señaladas.

Reglas para su uso ortográfico

Se escriben con H:

  • Todas las formas de los verbos que llevan h en el infinitivo: haber (hubo, habré, habríamos, habrás), hacer (harás, hice, haremos, hizo), hallar (hallarais, hallamos, hallaste, hallaré).
  • Las palabras compuestas de vocablos con esa letra: gentilhombre.
  • Los provenientes de las palabras que comienzan con hue, a excepción de los siguientes:
  • de hueso: osamenta, osario, óseo y osificar;
  • de huevo: ovalado, óvalo ovario, ovíparo, ovoide y óvulo;
  • de huérfano: orfanato y orfandad;
  • de hueco: oquedad.
Esto se debe a que en los vocablos primitivos hueco, hueso, huevo y huérfano, la h inicial no es originaria, sino que se les ha añadido por comenzar todas ellas con ue. La palabra huevo, debido a que en los inicios de la imprenta se escribía: "vevo" y daba problemas de comprensión; es el mismo caso que la h de la palabra francesa huit (ocho).
  • Las palabras que comienzan por los siguientes prefijos griegos:
  • hecto (cien): hectolitro, hectovatio, hectogramo,.
  • hele (griego): helénico, helenización, helenístico.
  • helio (sol): heliotropismo, heliograbado, helioterapia.
  • hema, hemato y hemo (sangre): hematozoario, hemoglobina, hemofilia, hemorragia.
  • hemi (medio, mitad): hemiplejía, hemiedría, hemistiquio.
  • hepat (hígado): hepático, hepatitis, hepatología.
  • hepta (siete): heptacordo, heptaedro, heptasílaba.
  • hetero (otro, desigual, distinto): heterodoxo, heterosexual, heterogénero.
  • hex (seis): hexápodo, hexágono, hexámetro.
  • hidr (agua): hidrofobia, hidrografía, hidroavión.
  • hiper (exceso, superioridad): hipérbole, hipertensión, hipérbaton.
  • hipo (inferioridad, debajo, también caballo): hipodermis, hipogeo, hipocampo.
  • homo (el mismo, igual, semejante): homógrafo, homólogo, homofobia.
  • Las palabras que comienzan por los siguientes prefijos latinos:
  • host (extranjero, enemigo): hostil, hostigo, hostilizar.
  • horr (del latín horrens, erizado): horror, horrorizar, horrible.
  • hosp (huésped): hospital, hospedar, hospedaje.

Las palabras que cuentan con una h intermedia separan vocales, como por ejemplo: vaho, vehemente, desahucio, sahumerio, almohada, alcohol. A excepción de las palabras compuestas de vocablos, por ejemplo: bienhechor, enhorabuena, algunas que inicien con los prefijos ad, des, ex, in, por ejemplo: deshacer, exhaustiva, inhábilo, adherir, adhesivo.

Tampoco lo están una gran cantidad de palabras con h inicial: híbrido, hebilla, hacinar, huraño.

Las siguientes reglas nemotécnicas no han sido explicitadas por la Real Academia Española, sino descubiertas por profesores o alumnos de español acostumbrados a revisar diccionarios.

  • Casi todas las palabras que empiezan por los diptongos ia y ie con la excepción de iatrogénico: hiato, hielo.
  • Casi todas las palabras que empiezan por los diptongos ue y ui: hueco, huidizo, huele.
Algunas palabras que comienzan por hue o por hui, pueden igualmente escribirse con güe y güi, respectivamente: huero, huipil, huisquil, escritas también güero, güipil, güisquil.
  • Las palabras que comienzan por hum, salvo umbela, umbelífero, umbilicado, umbilical, umbra, umbráculo, umbral, umbralado y umbrío: humano, humor, humildad.

Representaciones alternativas

En alfabeto fonético aeronáutico se le asigna la palabra Hotel. En código Morse es: ····

Otros significados

  • En el cifrado alemán representa la nota o acorde de si.

Véase también

Referencias

  1. Real Academia Española (ed.): «Exclusión de los dígrafos ch y ll del abecedario» (2010).

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.