Helánico de Lesbos


Helánico de Lesbos

Helánico de Lesbos (en griego antiguo Ἑλλάνικος; n. Mitilene, Lesbos, 490 a. C.) fue un antiguo logógrafo griego que vivió en el siglo V a. C. Se dice que llegó a la edad de 85 años.

Según la Suda, vivió durante algún tiempo en la corte de uno de los reyes de Macedonia y murió en Perperene, una ciudad del golfo de Adramicio opuesto a Lesbos.

Sus obras incluyen la primera mención de la legendaria fundación de Roma por parte de los troyanos: Helánico cuenta que la ciudad fue fundada por Eneas cuando acompañaba a Odiseo en sus viajes por el Lacio. Sin embargo, apoyaba la idea de que los etruscos estaban tras los orígenes de los pelasgos, un antiguo pueblo griego del que se creía que había precedido a las grandes invasiones aqueas.

Se le atribuyen una treintena de obras, cronológicas, históricas y episódicas. Son dignas de mención las siguientes:

  • Hiereiai tes Heras en Argei (‘Las sacerdotisas de Hera en Argos’), una recopilación cronológica, dispuesta según el orden de sucesión de estas funcionarias.
  • Las Carneonikae, una lista de los vencedores en los juegos carneos (el principal festival musical espartano), incluyendo avisos de eventos literarios.
  • Un Atthis, narrando la historia del Ática desde el 683 a. C. hasta el final de la Guerra del Peloponeso (404 a. C.), que fue citada por Tucídides,[1] quien dice que trató los sucesos de los años 480 a 431 breve y superficialmente, y con poco cuidado en cuanto a la secuencia cronológica.
  • Phoronis, principalmente genealógica, con avisos cortos de sucesos de la época de Foroneo, el primero hombre en regresar de los Heráclidas.
  • Troica y Persica, sendas historias de Troya y Persia.

Helánico escribió obras de cronología, geografía e historia, particularmente sobre el Ática, en las que hacía una distinción entre lo que creía mitología y lo que consideraba historia. Su influencia sobre la historiografía de Atenas fue considerable, perdurando hasta la época de Eratóstenes (siglo III a. C.).

Trascendió los estrechos límites locales de los antiguos logógrafos, y no se contentó con limitarse a repetir las tradiciones que había logrado aceptación general gracias a los poetas. Intentó relatar las tradiciones como si fueran localmente actuales, y se aprovechó de los escasos registros nacionales y sacerdotales que presentaban algo parecido a un registro contemporáneo.

Se esforzó por establecer las bases de una cronología científica, basada primordialmente en la lista de las sacerdotisas argivas de Hera, y de forma secundaria en genealogías, listas de magistrados (por ejemplo, los arcontes de Atenas) y calendarios orientales, de lugar de las viejas creencias mantenidas durante generaciones. Pero estos materiales fueron insuficientes y a menudo tuvo que recurrir a los métodos antiguos.

Debido a sus desviaciones de la tradición común, Helánico es calificado a menudo como un escritor poco fiable por los propios antiguos, y resulta curioso el hecho de que parece que no hizo un uso sistemático de las abundantes inscripciones que tuvo a mano. Dionisio de Halicarnaso le censura por disponer su historia no de acuerdo a la relación natural de los sucesos, sino según la localidad o la nación que estaba describiendo, y sin duda nunca, como su contemporáneo Heródoto, alcanzó la concepción de una sola corriente de sucesos más amplia que la distinción local de cada pueblo. Su estilo, como el de los logógrafos anteriores, era seco y austero.

También escribió una obra, actualmente perdida, titulada Atlantis[2] o Atlantias, sobre la hija del titán Atlas (no el mencionado por Platón).[3] Se basaba en una obra anterior probablemente también titulada Atlantias, de la que se han hallado fragmentos en papiro.[4]

Notas

  1. Tucídides i.97.
  2. «Atlantis» (Ατλαντίς) también es significa ‘hija de Atlas’ en griego antiguo. Véase la entrada «Ατλαντίς» en el Diccionario Oxford Griego-Inglés LSJ. También en la Teogonía de Hesíodo (938).
  3. Tres fragmentos cortos de la obra han sido recompuestos por Fowler, R. L. (2000). Early Greek mythography. Oxford: Oxford University Press. pp. 161-162. ISBN 978-0-19-814740-4. 
  4. P. Oxy. 1359. Véase Robert, C. (1917): «Eine epische Atlantias», en Hermes 52, pp. 477-79.

Referencias

Bibliografía

  • Müller, K. (1841-1851). Fragmenta historicorum graecorum (A. Firmin Didot edición). París. pp. i y iv. OCLC 224147117. 
  • Preller, L. (1840). De Hellanico Lesbio historico. OCLC 43699278. 
  • Mure, W. (1850). A critical history of language and literature of ancient Greece. Londres: Longman, Brown, Green & Longmans. OCLC 74377638. 
  • Lehmann-Haupt, F. F. C. (1906). Chronologisches zur griechischen Quellenkunde; 1. Hellanikos, Herodot, Thukydides. pp. vi.127 y sig. OCLC 81949948. 
  • Bury, J. B. (1909). The ancient Greek historians. Londres: Macmillan. pp. 27 y sig.. OCLC 27691220. 

Wikimedia foundation. 2010.