Segunda Batalla de Alihuatá


Segunda Batalla de Alihuatá

Segunda Batalla de Alihuatá

Segunda Batalla de Alihuatá
Parte de Guerra del Chaco
Guerra del chaco.jpg
Bolivianos a la espera (Representación gráfica).

Fecha 23 de octubre a 4 de diciembre de 1933
Lugar Gran Chaco
Resultado Victoria Paraguaya
Beligerantes
Bandera de Bolivia República de Bolivia Bandera de Paraguay República del Paraguay
Comandantes
Flag of Bolivia (militar).svg Teniente Coronel Carlos Banzer Bandera de Paraguay Cnl.José Félix Estigarribia.
Fuerzas en combate
7.000 27.000

La Segunda Batalla de Alihuatá fue un combate ocurrido durante la Guerra del Chaco, entre las fuerzas comandadas por el Tte. Cnel. Félix Estigarribia, y el Comandante de la Novena División Boliviana, Coronel Carlos Banzer, que defendía Alihuatá, luego de ser capturada durante la Primera Batalla de Alihuatá, fue la reconquista del fortín Alihuatá, por parte de los paraguayos, quienes habían tomado la iniciativa luego de los fracasados ataques frontales contra el fortificado fortín Nanawa.

Contenido

Antecedentes

En el curso de los meses siguientes al segundo ataque a Nanawa, el presidente Salamanca manifestó su opinión sobre la situación de Bolivia en relación al conflicto armado en correspondencia al Gral. Kundt, las lluvias anuales, cayeron en el chaco mientras Kundt viajaba a La Paz para atender asuntos con respecto a la campaña, mientras los paraguayos preparaban un contraataque inminente.

Aunque la actitud del Presidente Eusebio Ayala era hacia una guerra defensiva luego de las cuantiosas pérdidas en Kilómetro Siete y Boquerón, el mandatario paraguayo no perdía la esperanza de que el gobierno argentino impusiera en cualquier momento una paz favorable a su país.

El 3 de octubre, el presidente Ayala volvió a Isla Poi para premiar a Estigarribia por el triunfo en Campo Grande ascendiéndolo a Brigadier General. Estigarribia insistía en que era la hora de una ofensiva. Se había constatado que los mismos regimientos bolivianos combatieron en Nanawa, Gondra y Alihuatá, con el consiguiente desgaste físico y moral, la temida superioridad numérica del ejército boliviano, ya no existía más. La estrategia de Kundt había sido desbaratada en todos los frentes. Las acciones de Campo Grande y Pozo favorito mostraban la pauta de lo factible. El presidente paraguayo acabó por dar la autorización.

La estrategia

La orden de operaciones fechada el 20 de octubre determinó:

En la región de Zenteno (Alihuatá): Obligar a la línea de vigilancia del enemigo a replegarse sobre sus posiciones principales, logrado este objetivo interceptar el camino enemigo que partiendo de Alihuatá Viejo conduce a Puesto sosa y a Saavedra. Al mismo tiempo, esforzarse por interceptar el camino enemigo que partiendo de Zenteno conduce a Saavedra, con el fin de cercar el grupo de tropas enemigo que opera en el sector Zenteno e intentar su destrucción. En el sector Nanawa: Despejar el camino Nanawa-Pirizal, obligando al enemigo a rectificar su dispositivo para descongestionar la presión que ejerce desde el norte sobre el fortín Nanawa e intentar seguidamente la destrucción de las tropas enemigas que accionan en Pirizal…
El comando paraguayo no tuvo una concepción de largo alcance, en la convicción de que el comando boliviano intentaría hacer escurrir sus fuerzas comprometidas en Francia-Zenteno (Alihuatá-Arce) hacia Saavedra… llama la atención de los profesionales el que se no haya establecido claramente la obligación de buscar el enlace de las dos alas sobre un punto prefijado del camino Zenteno-Saavedra, así como no se haya aludido a la ruptura en Gondra
coronel paraguayo Carlos Fernández

Los ataques frontales

El Gral. Estigarribia adelantó su puesto avanzado de mando al fortín Falcón (Rojas Silva), donde inició la concentración de una División de Reserva con nuevos contingentes llegados de Asunción y tropas extraídas de Nanawa, Toledo, Fernández, y aún Bahía Negra y Fuerte Olimpo.

La batalla iba a adquirir giros improvistos y en su curso de 50 días, se empeñaría la casi totalidad e 27.000 combatientes, que era el número con que contaba el ejército paraguayo. Un historiador extranjero ha estimado a la Batalla de Alihuatá y el cerco de Campo vía, que fue la consecuencia inmediata, como ‘’una de las operaciones más interesantes de la historia militar americana… y las más importante y trascendental de toda la Campaña del Chaco’’

el 12 de noviembre, el comando paraguayo lanzó un fuerte ataque a Nanawa y Bullo, para atraer la atención del comando boliviano hacia ese sector. Logró copar al regimiento castrillo y tomar prisioneros a 428 de sus integrantes, entre jefes, oficiales y tropa. El comandante del regimiento Curupaity que intervino en esta operación anoto en su diario:

‘’Toda esta maniobra se preparó sobre la base de la delación de dos desertores bolivianos que informaron sobre la situación de las tropas enemigas en el frente que atacamos. ¡Lo que significo para Bolivia la traición de esos desertores’’

El 17 de noviembre, un batallón paraguayo quiso tomar por asalto la Isla 13 próxima a Nanawa, pero los defensores bolivianos lo rechazaron infringiéndole 112 bajas.

Cambio de táctica

El fracaso de los ataques frontales y la pérdida del factor sorpresa, comprendiendo la imposibilidad del comando paraguayo decidió envolver el ala izquierda de la Novena División Boliviana que se encontraba colgada en el vació y salir a su retaguardia. La presión se reanudó en todo el frente para amarrar a las tropas bolivianas a sus posiciones, mientras que otras divisiones iniciaron el rebalse.

Sin darse cuenta de la magnitud de la operación adversaria, el Gral. Kundt fue sacando pequeñas fracciones de la Cuarta División en Gondra y de la Séptima en Nanawa, con el objeto de prolongar su ala izquierda. Mas la desproporción era demasiado. El jefe boliviano trataba de contener con compañías de pocas decenas, una maniobra que su rival, estaba ejecutando con divisiones de miles. Y él arco de hierro continuo extendiendo su abrazo inconteniblemente, sobrepasando cada nueva fracción que siguiendo la curva se formaba a su frente.

De esta manera, la Novena División boliviana, que durante la acción de julio en Gondra se redujo a dos regimientos y una compañía, desde campo Grande volvió a crecer, recibiendo en su línea a los regimientos Ayacucho, Lanza, Campos, Colorados, Paucarpata, 20, Murguía, Campero y Pérez, que tuvieron que volver a salir de la Cuarta y Séptima División.

Las dificultades de abastecer la crecida masa con que operaba el Gral. Estigarribia retardaron sus movimientos, dando tiempo al comando boliviano para buscar el zafe hacia su retaguardia, el gobierno temía que el abandona de Alihuatá repercutiría peligrosamente en la moral del país y del General Kundt quien no se resignaba a ceder al enemigo el fruto de su única victoria. Por otra el general suponía que la maniobra paraguaya era de corto alcance y que el envolvimiento de su flanco izquierdo se detendría de un momento a otro por falta de tropas.

El Tte. Cnel. Carlos Banzer, comandante de la 9na división, ordenó a su jefe de Estado Mayor que pidiese más refuerzos, ante la insistencia de Banzer, Kundt viajó a Alihuatá a reiterar su orden de mantener en dicho fortín, prometiendo realizar pronto una contramaniobra desde Puesto Moreno, por la espalda de la entrante paraguaya para dispersarla, el mayor paraguayo González dice en su libro...

Desde los primeros días de noviembre el círculo que en breve se transformaría en cerco base cerrando inflexiblemente. Se combate sin descanso en un gran frente que se extiende desde Pozo charcas con frente enemigo SE… hasta las proximidades de Charata con frente SO, el tercer cuerpo, la Primera División, la Segunda División y el regimiento Avay en Nanawa, Gondra, Fernández y Tolero, ayudan al Primer cuerpo atacando también en todas partes… el 16 de noviembre se constituye el Destacamento Ramos sobre el ala Q, del Primer Cuerpo con los regimientos 3° de infantería, 7° de Caballería y Batallón 40, que presionan por el S y SE. A medida que el mayor Ramos emplea sus tropas, es reforzado con los regimientos 10° de infantería, 9° de caballería, y un batallón del 2 de mayo. A fines de noviembre el mayor Britos con otro destacamento continúa el envolvimiento con los regimientos 3° de infantería y 2° y 7° de caballería

Del lado boliviano, en estos últimos días, se sumó a la defensa a un escuadrón del Abaroa con 90 hombres, una compañía del Loa con 70, dos compañías del Pérez con 170 y un Batallón del Campero integrado por convalecientes de los hospitales de retaguardia. En un esfuerzo final, se destacaron a la punta encorvada ya, con frente casi Sur, a los 60 veteranos de la clase tropa que estaban recibiendo entrenamiento de oficiales en la Escuela de Pozo Negro para obtener el grado de subtenientes. En los pocos días que combatieron como una sola unidad su número mermo a la mitad. Los restantes fueron distribuidos en distintos regimientos llenando el vacío dejado por los oficiales caídos en la cruenta batalla.

La caída de Alihuatá

El 3 de diciembre, la vanguardia paraguaya que guiaba el explorador Manuel Fernández (Yacaré Valija), se aproximaba al pajonal de Campo 31 que le abría acceso directo y despejado a la carretar Alihuatá-Saavedra, en la retaguardia de la Novena División boliviana. Dada la hora del golpe de gracia. El Gral. Estigarribia decidió asumir personalmente la dirección táctica de la operación sustituyendo al Tte. Cnel. Juan B. Ayala en el comando del Primer Cuerpo.

La séptima división paraguaya comandada por el coronel José A. Ortiz y compuesta de los regimientos ITa-Ybaté, Cerro corá, Valois Rivarola, Coronel Toledo, San Martín y Corrales, asumió la responsabilidad de cortar el camino.

El regimiento colorados trató de contener su avance, pero fue arrollado. El teniente coronel Banzer, avisó al comando superior:

Todos los hombres existentes en el fortín están en la línea, los zapadores que carecían de instrucción militar, se les ha dado un breve curso de cómo disparar un fusil y han sido puestos en las trincheras. La situación es gravísima, no tenemos con que contener la progresión del adversario

El mayor Sinforiano Bilbao Rioja, sacado apresuradamente del Sector Gondra, recibió la misión de despejar el camino.

El efectivo de mi unidad son 60 hombres, haré lo que se puede con ellos dada la larga distancia que debo vigilar
Enemigo numeroso y fuertemente posesionado me ha hecho en pocos minutos, 20 bajas

El coronel Banzer destacó a un escuadrón del regimiento Lanza a investigar la situación del camino Alihuatá-Pozo Negro-Saavedra. A las dos horas, noche del 6 de diciembre, llegó el parte del subteniente Jaime Urriolagoitia:

He chocado con el enemigo. Espero ordenes

Esto quería decir que la Novena división, que en esos momentos contaba con unos 7.000 hombres distribuidos en 8 regimientos, quedaba alrededor de Alihuatá con sus dos caminos de repliegue en manos del enemigo.

El Coronel Banzer dio parte al comando dirigiéndose a ellos una vez más:

Enemigo ha cortado también camino a Pozo Negro; si se quiere salvar Novena División piso permiso para retirarla por el único camino libre; Pozo Encanto-Pozo Esperanza, y ocupar Campo 31

Esto significaba escurrirse hacia el costado derecho, donde estaba desplegada la Cuarta División, frente a Gondra. El Gral. Kundt respondió:

Proceda de acuerdo a la situación

La alternativa habría sido lanzar a la Novena División abriéndose camino a la fuerza por una o las dos rutas interceptadas. Al sugerir el teniente coronel Banzer el repliegue de sus tropas por un camino que providencial o desgraciadamente habría terminado de abrirse tres días antes no significaba retirarse atrás, sino hacia un costado hacia el sitio donde se hallaba desplegada la cuarta división, ignoraba que esa misma mañana el frente de la Cuarta División. Estigarribia ha narrado en sus memorias:

En la batalla de alihuatá, el enemigo actuó de una manera enteramente diferente de la que esperábamos y perjudicó su situación en ventaja nuestra. No fue necesario dividir la operación en dos etapas, ya que con una pudimos obtener el mismo resultado

Fin del combate y el inicio del cerco de campo vía

El coronel Banzer ha acusado al General Kundt de haberle ordenado que ‘’procediera de acuerdo a la situación’’ sin prevenirle que la maniobra del destacamento Brandt desde Puesto Sosa había fracasado, y sobre todo, que no se replegase hacia la Cuarta División que en la madrugada de ese día había sido rota y añade: ‘’estos dos puntos, ocultados deliberadamente por el comando superior en esos momentos, no puedo calificarlos ni comprenderlos hasta ahora’’.

Alihuatá fue evacuado. El gobierno prohibió la publicación de la noticia. El regimiento 41, el último en replegarse incendió las edificaciones del fortín y, apostado al borde del bosque acalló a tiros la algarabía de las primeras tropas paraguayas que hicieron su ingreso en la plaza.

La Novena División y la Cuarta División se dirigían sin saberlo hacia su perdición, en los pajonales de Campo 31 y Campo Vía, donde fueron atrapados por los dos brazos del cerco paraguayo, que aprovechando el avance de las tropas de Rafael Franco desde Gondra, pudo juntar sus dos alas, cercando a ambas unidades y obligándolas a capitular, convirtiéndose en la mayor victoria paraguaya, y el mayor desastre del ejército boliviano.

Bibliografía

  • Masamaclay, historia de la guerra del Chaco, Segunda edición
Obtenido de "Segunda Batalla de Alihuat%C3%A1"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Segunda batalla de Alihuatá — Parte de Guerra del Chaco Mapa de la batalla acompañado retrato Gral. Estigarribia. Fecha …   Wikipedia Español

  • Segunda Batalla de Nanawa — Parte de Guerra del Chaco Situación inicial al 4 de julio de 1933 Fecha …   Wikipedia Español

  • Primera Batalla de Alihuatá — Saltar a navegación, búsqueda Primera Batalla de Alihuatá Parte de Guerra del Chaco Artillería boliviana …   Wikipedia Español

  • Batalla de Campo Grande — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Campo Grande Parte de Guerra del Chaco artillería paraguaya en fogueo …   Wikipedia Español

  • Batalla de Campo Jordán — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Campo Jordán Parte de Guerra del Chaco trinchera paraguaya …   Wikipedia Español

  • Guerra del Chaco — Teatro de operaciones militares entre Bolivia y el Paraguay Fecha Septiembre de 1932 a junio de 1935 …   Wikipedia Español

  • Blindados en la Guerra del Chaco — La Guerra del Chaco fue el primer conflicto militar en América del Sur en donde se usaron tanques y otros blindados. Estos fueron usados únicamente por Bolivia, gracias a que poseía una economía estable debido principalmente a las minas de estaño …   Wikipedia Español

  • La campaña de Nanawa — Saltar a navegación, búsqueda Batalla de Nanawa Parte de Guerra del Chaco Tanque Boliviano Vicker …   Wikipedia Español

  • 11 de diciembre — << Diciembre >> Do Lu Ma Mi Ju Vi Sa 1 …   Wikipedia Español

  • 1933 — Años: 1930 1931 1932 – 1933 – 1934 1935 1936 Décadas: Años 1900 Años 1910 Años 1920 – Años 1930 – Años 1940 Años 1950 Años 1960 Siglos: Siglo XIX – …   Wikipedia Español


Compartir el artículo y extractos

Link directo
Do a right-click on the link above
and select “Copy Link”

We are using cookies for the best presentation of our site. Continuing to use this site, you agree with this.