Alonso de Carrillo


Alonso de Carrillo

Alonso de Carrillo

Alfonso Carrillo de Albornoz
Cardenal presbítero
de los Cuatro Santos Coronados
Nacimiento Carrascosa del Campo,
Estandarte de la Corona de Castilla.png Corona de Castilla.
Fallecimiento Basilea, Flag of Switzerland.svg Suiza.

Escudo de Alonso de Carrillo

Alfonso Carrillo de Albornoz (Carrascosa del Campo, Cuenca, España, fecha desconocida - 14 de marzo de 1434, Basilea, Suiza), fue obispo de la Sigüenza de 1422 a 1434 y luego Cardenal de San Eustaquio en Roma (c. 1384). Entre 1383 y el 23 de febrero de 1447 ocupó el cargo de Protonotario apostólico del Papa Eugenio IV . Contemporáneo del Obispo de Plasencia y poderoso cardenal en Roma Juan Carvajal, (c. 1400-1469).

Contenido

Infancia y juventud

Alonso de Carrillo era nieto de Pedro Carrillo y Álvarez de Osorio, Señor de Nogales, Alcalde Mayor de los Hijosdalgo de Castilla, Caballero de la Orden de la Banda, quien se halló en 1338 en la defensa de Tarifa y fue asesinado en 1364 en Aragón.

Consagración de Benedicto XIII en Aviñón.

Sus padres fueron Gómez Carrillo y de Castañeda, Señor de Ocentejo, provincia de Guadalajara y Paredes, Alcalde Mayor de los Hijosdalgo de Castilla, ayo del futuro Rey Juan II de Castilla, y Urraca Álvarez de Albornoz, señora de Portilla, provincia de Cuenca, nacida en Carrascosa del Campo, provincia de Cuenca) y Navahermosa. Tuvo tres hermanos, Álvaro Carrillo de Albornoz, Señor de Ocentejo y Cañamares, María Carrillo de Albornoz y Teresa Carrillo de Albornoz, señora de Paredes, Portilla y Valtablado de Beteta (Provincia de Cuenca). Su tío era el cardenal Gil Álvarez de Albornoz.

Destinado desde joven al estado eclesiástico, fue arcediano de Cuenca y creado cardenal diácono de San Eustaquio en el consistorio del 22 de septiembre de 1408. El 28 de noviembre de 1411 fue nombrado administrador de la Diócesis de Osma y Abad de la Colegiata San Miguel Arcángel (Alfaro), puestos que ocupó hasta su muerte. Nombrado obispo de Sigüenza en 1422, nunca residió en su diócesis.

Durante el cisma de Occidente

Carrillo fue uno de los cardenales, junto con Carlos Jordán de Urriés y Pedro de Fonseca, que permanecieron fieles al antipapa Benedicto XIII. El 3 de mayo de 1416 escribieron una carta al rey Alfonso V, afirmando que se trataba del legítimo papa, vicario de Cristo y cabeza de la Iglesia. En esa carta citan a varios padres de la Iglesia, demostrando unos profundos conocimientos teológicos. Con la misma firmeza fue uno de los cardenales españoles que se opusieron al legado de Castilla en el Concilio de Constanza.

Al mismo tiempo, el 15 de diciembre de 1416 solicitaron a Benedicto XIII que abdicase y enviase una delegación al concilio, evitando así el cisma. Cuando el antipapa se negó, tras intentar convencer de nuevo al antipapa para que reconociese a Martín V, recientemente elegido por los cardenales del concilio, los tres cardenales se desvincularon de su causa y se pasaron al bando conciliarista. Benedicto XIII los llamó "hijos degenerados" y los desposeyó, sin tener ya él mismo poder, de su cardenalato.

Durante el papado de Martín V

Vista exterior de la Catedral de Sigüenza.

El papa Martín V restauró a los tres cardenales en su dignidad en agradecimiento a sus servicios y el 16 de agosto de 1420 nombró a Alonso legado en Bolonia.

Dos años después, en enero de 1423 fue nombrado cardenal presbítero de los Cuatro Santos Coronados y archivicario de la Basílica de Letrán en 1428.

Participó en el cónclave de 1431 y asistió al concilio de Basilea, en el que ejerció una poderosa influencia.

Muerte y legado

Girola de la Catedral de Sigüenza.

Enviado por el concilio como vicario a Aviñón en 1433, murió poco después en su regreso a Basilea. Las exequias se celebraron en presencia del Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, los obispos y padres del concilio. En Castilla la noticia se recibió con profundo dolor:

«La muerte del Cardenal fue de gran daño en este tiempo, porque era un hombre muy notable y gran letrado, y servía mucho al Rey y sostenía a todos los castellanos que en aquellas partes iban. Hubo el Rey de su fallecimiento gran dolor y vistió paños negros, y asimismo la Reina y el Príncipe y todos los grans que en la Corte estaban».

Fue enterrado en la iglesia de los Cuatro Santos Coronados y después trasladado a la capilla mayor de la catedral de Sigüenza. Su sepulcro de mármol, labrado en Roma, está situado en una parte del muro derecho, encima de la puerta del trascoro.


Predecesor:
Pedro Fernández de Frías
Administrador de Osma
1411 - 1426
Sucesor:
Juan de Cerezuela y Luna
Predecesor:
Pedro de Fonseca
Obispo de Sigüenza
1422 - 1434
Sucesor:
Alonso Carrillo de Acuña

Véase también

Bibliografía

  • Chacón, Alfonso (1930). Vitæ, et res gestæ Pontificvm Romanorum et S. R. E. Cardinalivm ab initio nascentis Ecclesiæ vsque ad Vrbanvm VIII. Pont. Max.. Roma: Typis Vaticanis.
  • Eubel, Conradus, Gulik, Guglielmus van (1913). Hierarchia Catholica Medii et Recientoris Aevi Volumen I (1198-1431). Münich:Sumptibus et Typis Librariae Regensbergianae.
  • Chacón, Alfonso (1931). «"Essai de liste générale des cardinaux. VI. Les cardinaux du Grand Schisme (1378-1417)"» Annuaire Pontifical Catholique. Vol. Paris:Maison de la Bonne Presse. p. 156.

Enlaces externos

Obtenido de "Alonso de Carrillo"

Wikimedia foundation. 2010.