Las Mesadas


Las Mesadas

Las Mesadas

Logo Wikisource

Este artículo no es enciclopédico.
Contiene textos originales o documentos del dominio público que deberían estar en Wikisource


Campamento Las Mesadas
Categoría IUCN II (Parque nacional)
Naranjo de Bulnes
Naranjo de Bulnes
Situación
País Bandera de Argentina Argentina
Coordenadas 27°13′47.52″S 65°54′57.88″O / -27.2298667, -65.916077827°13′47.52″S 65°54′57.88″O / -27.2298667, -65.9160778
Datos generales
Administración Administración de Parques Nacionales
Grado de protección Parque Nacional
Fecha de creación 30 de mayo de 1980
Legislación Ley 16/1995, de 30 de mayo
Nº de localidades 1
Visitantes 1.955 (en 2008)
Superficie 65.000 ha
Sitio web Página de Las Mesadas
Localización de Las Mesadas
Localización de Las Mesadas
Vista satelital del campamento
Vista satelital del campamento

A 25 kilómetros de Alpachiri, en plena montaña; rodeado de bosques, helechos y azucenas; donde sólo se escuchan las voces de los ríos y donde el silencio y paisaje se unen para formar el paraíso donde las cumbres nevadas nos invitan a visitarlas.

Allí hay un albergue, una construcción ciclópea, que un grupo de hombres levantó, sin pensar en el tiempo ni en el esfuerzo.

Contenido

Datos básicos

Hace 60 años el Profesor Miguel A. Torres, en ese entonces Regente del Técnico, me invita a participar de su idea: "la de realizar un Campamento para los alumnos del Instituto". La Iniciativa se puso en marcha porque existía una gran amistad entre Torres y la propietaria de la Estancia "Las Pavas". La iniciativa fue más allá: la señora Lucía Foubarquet donaba 4 hectáreas para la construcción de un albergue a la Cooperadora del Técnico. La alegría que causó esta noticia fue grandiosa.

Doy Gracias a Dios que encontré a Torres, con quien pude realizar numerosas excursiones al Albergue; que me enseñó a comprender a las personas. Allí en la montaña encontré, la senda que hoy me lleva a la cumbre. (Extraído del Suplemento de La Gaceta con publicado con motivo de los 75 años del Instituto Técnico).

Construcción del albergue

Decidido el lugar de emplázamiento, fue entre los meses de septiembre a diciembre de 1949 que se empezaron a llevar los materiales para construir el obrador. Fueron alumnos, profesores y maestros quienes hicieron el plano de mensura y construyeron dicho obrador, primer albergue, donde se acampó por algunos años. Este era una casilla de chapas con galería que hacia de cocina y comedor. Allí se guardaban las herramientas y era la residencia de las personas que iban a trabajar. Se construyó un piso de hormigón para instalar una carpa con una capacidad para diez personas. Fue el primer paso. En enero de 1950 se formaron tres grupos de 15 alumnos cada uno. El viaje se hacia en el camión con el que por ese entonces contaba el Instituto que había sido acondicionado con asientos y una carpa. Cada grupo iba acompañado por personal del Instituto, dos por grupo; algunos de ellos fueron el maestro Ramón Busto, Alberto Balmoria, los preceptores Miguel Titto y Oscar Lamaison entreo otros. Durante ese mismo año se realizó la nivelación del terreno y la excavación de los cimientos. La construcción se proyectó en etapas, la primera estuvo dada por los dormitorios, comedor y una galería; en la que se ubicó un fogón. El material utilizado fueron bloques de hormigón de áridos extraídos del arroyo pascual. Don Diego Mansilla era el encargado de trasladar desde el puesto de Santa Rosa todo el material que se traía de la ciudad incluyendo las cabriadas de madera desarmadas para el techo. La construcción duró aproximadamente dos años y medio. A fines de 1952 el albergue se encontraba techado y con la carpintería colocada.

Década de los 70'

En esta época, un fuerte vendaval había desplazado de su lugar a la primera cabreada del frente sur. Esto hacía peligrar toda la estructura. Era necesario con la mayor brevedad cambiar esta cubierta, y se dispuso realizar un nuevo techo con arcos metálicos. Estos fueron trasladados hasta los chorizos y desde allí un grupo de alumnos los hicieron llegar hasta el campamento y colocaron el nuevo techo, bajo la dirección de su fabricante. Posteriormente se levantaron las paredes de la parte, es decir cocina-comedor.

Clima

En Las Mesadas, durante los meses de verano la temperatura llega 25º o 30º y en invierno, la mínima alcanza de -4º a -º6, las lluvias de verano alcanzan los 2.500 milímetros y el caudal de los ríos y arroyos aumentan considerablemente por lo que se hace difícil vadearlos. Las nieves llegan en los meses de junio y julio.

Don Diego Mansilla

Un hombre que marcó una etapa del campamento. "Mire el cerro blanquito como paloma. La nieve ha llegado hasta el Moro Qemao. Ayer he bajado de La Mesada, allá arriba, lejos, y en el Campo de los Alisos he visto a mi amigo el Dr. Orlando Bravo. Trabaja con gente de la Universidad en la casa de los estudiantes. Está muy frío. En parte me bajaba para no morir helado. Tenga en cuenta que soy de noviembre de 1900. ¿Mucha edad, no? Pero no aflojo. No quiero ser como otros que se tiran a la vejez, se entregan”. Con estas palabras comienza Don Diego Mansilla una charla con Octavio Cejas en agosto de 1988. Diego, el hombre que lleva cazados más de noventa leones, el baqueano en excursiones a los nevados, el amigo y consejero de los alumnos del Técnico, el hombre del cerro, de palabra calma y medida. No hay cumbre y quebrada que no haya recorrido a pie o en su caballo. Ha soportado las más feroces nevadas en la Ciudacita como las feroces lluvias en La Mesada. Con un caballo cruza las aguas que bajan preciosas por los ríos como si fueran arroyos. Una noche que nos encontrábamos con el Prof. Álvarez, haciendo un fogón en la galería de la antigua casilla (El albergue se encontraba en construcción), los alumnos ya dormían en la carpa grande, en aquel silencio de la montaña, sentimos pasos de un caballo que se dirigía hacia donde nos encontrábamos. Con un poco de recelo esperamos qué ocurriría. Cuando estuvo al alcance de nuestra vista vimos que traía a una persona muy agachada es su silla. Gritamos –“¿Quién es?”-. Se incorporó esta figura y nos saludó; era Don Diego que iba a su casa. Lo invitamos a pasar y a tomar café a lo cual accedió. Nos contó que había salido temprano de Alpachiri pero unos amigos lo invitaron a tomar unos vinitos; por eso legaba tarde. Nosotros le pedimos que se quedara a pasar la noche, pero no quiso, dijo que el caballo lo llevaba a su casa, que no tengamos miedo porque el ya conoce el camino, que el caballo era baqueano para esas cosas. A todo esto eran las 22:30. No hay alumno que no haya llegado a su casa en Las Mesadas, se haya sentado alrededor del fogón de su cocina, y escuchado sus relatos sobre los leones y guanacos, los viajes a la Ciudadita, o la búsqueda de la verdadera Laguna del Tesoro. Se hace el silencio cuando Diego comienza sus charlas, pero los alumnos quieren saber más y las horas no se tienen en cuenta. Nunca lo vi enfermo, él dice que se cura con los yuyitos que trae de la montaña que sacan los males como con la mano. Este gran amigo se fue en el mes de octubre de 1998 a 20 días que debía cumplir 98 años, es seguro que no se alejará nunca de la montaña y de ese bosque que tanto amó. Don Diego siempre estará en la Mesada de los Alisos, y en la historia del campamento.-

Véase también

Enlaces externos

Obtenido de "Las Mesadas"

Wikimedia foundation. 2010.