Los diamantes de la corona


Los diamantes de la corona
Los diamantes de la corona
-
Barbieri-1.jpg
Francisco Asenjo Barbieri.
Forma Zarzuela
Actos y escenas 3 actos
Idioma original del libreto Español
Libretista Francisco Camprodón
Fuentes literarias el libreto de Scribe y Vernoy de Saint-Georges para la ópera homónima de Auber.
Estreno 15 de septiembre de 1854
Teatro del estreno Teatro del Circo
Lugar del estreno Madrid
Música
Compositor Barbieri
Personajes

Los diamantes de la corona es una zarzuela en tres actos, compuesta por Francisco Asenjo Barbieri sobre libreto de Francisco Camprodón, inspirado en el de Eugène Scribe y Jules-Henri Vernoy de Saint-Georges escrito para la óperacómica, homónima de Daniel-François Esprit Auber. Se estrenó en el Teatro del Circo de Madrid el 15 de septiembre de 1854.

Contenido

Comentario

Es uno de los ejemplos de la zarzuela grande, que comenzaba a inicar su andadura a mediados del siglo XIX. El libreto está basado, en el original de Eugene Scribe, para la ópera cómica del mismo título, es debido a Francisco Camprodón, utulizando una buena versificación, elegante y sin momentos trillados, creando situaciones cómicas y musicales bien planteadas para el despliege de las cualidades de Francisco Asenjo Barbieri.

Con respecto a la parte musical, se puede ver la maestría del maestro Francisco Asnejo Bariberi, al crear números musicales de gran empaque y belleza, apreciándose en algunos momentos la gran influencia italiana, como a muchos de los maestros del momento como Pascual Arrieta; pero aún así, se pueden apreciar momentos de sabor español con piezas como el bolero niñas que a vender flores vais a granada, pieza favorita en mucho de los repertorios actuales.

Argumento

La acción transcurre en Portugal durante el siglo XVIII[2]


Acto primero

En una catacumba subterranea, de una vieja capilla abandonada, se junta una banda de falsificadores que trabaja afanosamente. Sandoval, un aristócrata portugues, encuentra este lugar tras perder su carruaje en medio de la tormenta. Al oír voces se oculta, escuchando la conversación que Rebolledo mantiene con uno de sus bandidos. En ella comentan sobre el hallazgo de la maleta de Sandoval, y la proxima llegada de Catalina, una muchacha protegida de Rebolledo, la cual lo salvó de morir ahorcado por la justicia.

Descubre a Sandoval, cuando aparece Catalina. Lo interrogan y registran la maleta, descubriendo un salvoconducto firmado por el Conde de Campomayor, el cual guardan con celo. Los bandidos le enseñan el trabajo que están realizando, la falsificación de unos diamantes, cosa que sorprende a Sandoval.

Quedan a Solas y presenta sus respetos ante ella, comentado sus intereses, entre ellos el de visitar a su tío, el Conde de Campomayor para conocer a su prima Diana, con la que quieren casarlo. Catalina le ofrece un refrigerio, situación que aprovecha para declararse ante ella, demostrándole Sandoval, la fascinación que siente por su belleza. Ella le obliga a que cumpla un trato, que nada de lo que ha pasado aqui debe de salir de sus labios.

Manda a Rebolledo que prepare un carruaje para que Sandoval pueda marchar, él teme que pueda ocurrirle algo a Catalina, pero ella le asegura que nada pasará pues sabrá salir al paso de cualquier peligro. Tras marcharse, avisa a los monederos de la pronta llegada del ejercito portugues, que vienen a detenerlos. El ejercito llega buscando a los bandidos, pero encuentran a los frailes rezando y quedan desconcertados, cuando en realidad no saben que son los propios bandoleros disfrazados, los cuales huyen ante el asombro de los soldados.


Acto segundo

En un salón en la quinta del Ministro, Diana comenta con Sebastián, el capitán encargado del ejercito que fue a prender los bandoleros, sobre su inminente boda con su primo, que no es otro que Sandoval, demostrando que no lo quiere y que su afecto es solo por Sebastián, el cual también se lamenta sin saber que hacer. Llega Campomayor con Sandoval, el cual anda completamente distraido sin percatarse de los planes del Conde, de celebrar una gran fiesta donde poder firmar el contrato para los esponsales de Diana y Sandoval. El Conde hace gala de toda su pomposidad, para demostrar su gran capacidad como regente.

Entran los invitados a la fiesta, cuando un criado trae un mensaje, un carruaje ha sufrido un accidente y los ocupantes piden hospitalidad, el conde los acepta y hace pasar mientras se ocupa de los invitados. Entran Cantalina y Rebolledo, elegantemente ataviados, provocando la admiración de los invitados, presentándose como la Duquesa de Albaflor y su criado. Sandoval los ha reconocido y trata de hablar con ella discretamente, mientras Rebolledo juega con Sebastián, escuchando los relatos sobre el suceso.

Marchan los invitados al baile, quedando solos Sandoval y Catalina. Él aprovecha para declararse su amor y ella le rechaza abiertamente, ya que sabe sobre su matrimonio con Diana, cosa que él niega; convencida de su cariño, le entrega como obsequio un anillo. Catalina marcha a cambiarse y queda Sandoval a solas con Diana, tratan ambos de comentar sobre su desaveniencia cuando los interrumpe la llegada de Campomayor.

Trae la noticia de que han robado las joyas de la corona. Al ver el anillo en manos de Sandoval, lo interroga preguntando por el dueño, él le miente y encubre a Catalina. Diana lee en uno de los diarios, una descripción sobre una bandolera y ve que las señas coinciden con Catalina, implora a Sandoval su protección al verla entrar, pero Sandoval revela ante ella su amor por Catalina, ella aprovecha para pedir la renuncia a su mano a cambio de ayudarles a fugarse de la quinta.

Catalina queda impresionada ante su gesto y se marcha. Llegan Campomayor acompañado por el escribano y los invitados dispuestos a presenciar la firma del contrato matrimonial. Sandoval rechaza la firma ante el estupor del Conde; llega u criado con una tarjeta indicando que la huesped se ha marchado con su carruaje, al descubrir que es nada más y nada menos que Catalina, monta en colera poniendo una recompensa por la captura de la mujer.


Acto tercero

En el salón del trono, los cortesanos comentan sobre la coronación de la reina y su futuro matrimonio, ya que todavía no ha elegido consorte. Sandoval recibe a Sebastián, el cual ha sido admitido dentro de la guardia real, está extrañado ante la repentina aparición de la monarca y sobre los preparativos de la ceremonia.

Sebastián está contento por el amor de Diana y ante los hechos ocurridos en la quinta del ministro, pero teme la oposición de Campomayor. Sandoval aprovecha para hablar con el Conde y hacerle ver que Sebastian está loco por ella. Él le acepta y le encarga una misión, la de encontrar a los falsificadores, los cuales llegaron al palacio anoche.

Entra Rebolledo, anunciado como un conde, causando la admiración de todos, y las sospechas de Campomayor, el cual lo interroga sobre sus origines y linaje. Rebolledo logra confundirlo y salir al paso, llega un ujier pidiendo a todos que se retiren y que quede el conde, puesto que la reina ha de hablar a solas con él.

Queda maravillado al ver que la Reina no es otra que Catalina, la cual le agradece su lealtad y su ayuda, revelando que el motivo de amparar a los falsificadores, fue para poder cambiar las joyas verdaderas de la corona, por otras falsas, y así poder vender las autenticas y conseguir dinero para las empobrecidas arcas del estado. Catalina interroga sobre los candidatos a esposos, y él le comenta la mala fortuna que puede tener ante los que han elegido sus regentes, pero le comenta que hay un noble que la quiere, no es otro que Sandoval.

Llega Campomayor con la decisión del consejo, el pretendiente será español. Catalina toma el acta y la firma, rechazando el pretendiente y argumenta su decisión en su voluntad. Campomayor trata de hacerla desister, pero ella comenta sobre el suceso en la quinta y que si no encuentran al ladron, ella aplicará la ley con todo su poder. Diana implora ante sus plantas y demuestra su sinceridad, ganándose el afecto de la Reina.

Sandoval llega y Campomayor le comenta el problema, revelándo él que ha sido el causante de amparar a Catalina. El Conde monta en cólera y con la ayuda de Sebastián, lo prende como el complice de los ladrones, cosa que importa poco a Sandoval, llevándolo a los aposentos de la Reina.

Todos los cortesanos se hallan en el salón, esperando el momento de la coronación y la proclamación del futuro consorte. Sale Catalina con la decisión, trae Sebastián a Sandoval, el cual queda estupefacto al ver a la Reina y reconocerla como Catalina. Ella declara ante su corte que Sandoval será su futuro esposo y ella será la madrina de la boda de Diana con Sebastián. La obra acaba con la alegría general y los hurras a la reina.


Números musicales

  • Acto primero[3]
    • Introducción y Coro de monderos: "Vuelta al trabajo, basta de holgar"
    • Aria de Sandoval: "¡Qué estalle el rayo!"
    • Balada de Catalina: "En la noche callada"
    • Terceto de Catalina, Sandoval y Rebolledo: "No es tu prima la mas bella"
    • Fin del Acto primero: "Pronto amigos, pronto amigos, ojo alerta"


  • Acto segundo
    • Preludio (Orquesta)
    • Coro de Damas y Caballeros: "Vuestra sien de angel, niña gentil"
    • Concertante de Catalina, Diana, Rebolledo, Sandoval, Campomayor y Coro: "Niñas que a vender flores"
    • Bolero a Dos: "Niñas que a vender flores"
    • Dúo de Catalina y Sandoval: "¿Por qué me martirizas, linda morena?"
    • Dúo de Sandoval y Diana: "Si a decirle me atreviera"
    • Fin del Acto segundo: "Mil parabienes al orador"


  • Acto tercero
    • Introducción: "¿Qué nuevas corren?
    • Quinteto de Diana, Campomayor, Sandoval,Don Sebastián, Rebolledo: "¡Ah!. ¡Qué miro!"
    • Romanza de Catalina: "De qué me sirve"
    • Coro y Marcha de la Coronación: "No se traslució"
    • Fin de la obra: "¡Gloria a la reina de Portugal!"


Referencias

  1. Martín Triana, José María (1992) (en español). El libro de la ópera (2.ª edición). Alianza Editorial, S.A.. pp. 477. ISBN 84-206-0284-1. 
  2. Francisco Asenjo Barbieri. Los diamantes de la corona. Ed de Emilio Casares. Ediciones y publicaciones de Autor SRL. Teatro de la Zarzuela. Madrid. 2010
  3. Francisco Asenjo Barbieri. Los diamantes de la corona. Ed de Emilio Casares. Ediciones y publicaciones de Autor SRL. Teatro de la Zarzuela. Madrid. 2010

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Los diamantes de la corona — est une zarzuela en trois actes, composée par Francisco Asenjo Barbieri sur un livret de Francisco Camprodón, inspirés par celui de Eugène Scribe et Jules Henri Vernoy de Saint Georges, écrit pour l opéra du même nom (Les Diamants de la couronne) …   Wikipédia en Français

  • Color en los diamantes — Grupo de diamantes con colores parecidos. Un diamante químicamente puro y cristalográficamente perfecto es perfectamente transparente, sin ningún matiz ni color. Sin embargo, en realidad casi ningún diamante natural es absolutamente perfecto. El… …   Wikipedia Español

  • Corona Imperial de Rusia — La Corona Imperial de Rusia …   Wikipedia Español

  • Corona de San Esteban — Representación heráldica de la Corona de San Esteban o Sacra Corona de Hungría. La Santa Corona húngara, conocida también como Corona de San Esteban (Húngaro: Magyar Szent Korona, Alemán: Stephanskrone, Croata: Kruna svetoga Stjepana, Latín:… …   Wikipedia Español

  • Corona — (Del lat. corona.) ► sustantivo femenino 1 Cerco de ramas, flores, metal u otro material que rodea y se apoya sobre la cabeza como adorno, signo de distinción, señal de premio o recompensa: ■ corona real, la corona laureada del vencedor. 2… …   Enciclopedia Universal

  • Corona del Estado Imperial — Saltar a navegación, búsqueda Imagen del lado izquierdo de la Imperial State Crown. La Corona del Estado Imperial (Inglés:Imperial State Crown) es una de las principales joyas de la corona británica. Se usa fundamentalmente en las coronaciones de …   Wikipedia Español

  • Corona danesa — Saltar a navegación, búsqueda Para otros usos de este término, véase Corona. Corona danesa Dansk krone en danés Código: DKK Ámbito …   Wikipedia Español

  • Corona Imperial de la India — Saltar a navegación, búsqueda La Corona Imperial de la India La Corona Imperial de la India está guardada junto al resto de las Joyas de la Corona Británica, aunque no es parte de ellas. Fue creada por orden del rey Jorge V para poder portarla en …   Wikipedia Español

  • Corona imperial del Estado — Imagen del lado izquierdo de la Imperial State Crown. La Corona imperial del Estado (Inglés:Imperial State Crown) es una de las principales joyas de la corona británica. Se usa fundamentalmente en las coronaciones de los monarcas del Reino Unido… …   Wikipedia Español

  • Corona Imperial Austríaca — Vista frontal de la Corona Imperial Austriaca …   Wikipedia Español