Luisa Mountbatten


Luisa Mountbatten
Luisa de Battenberg, después Reina de Suecia, en 1907 por Philip Alexius de László.
Luisa de Suecia.
Los reyes rumbo al Palacio real.

Luisa Mountbatten (Louise Alexandra Marie Irene Mountbatten) (Heiligenberg, 13 de julio de 1889 - Estocolmo, 7 de marzo de 1965). Reina de Suecia desde 1950, esposa de Gustavo VI Adolfo. Princesa de Battenberg, hija de Luis de Battenberg y Victoria de Hesse-Darmstadt. Era bisnieta de la reina Victoria de Inglaterra.

Biografía

Luisa creció en Inglaterra. En su infancia y juventud fue llamada "Su Alteza Serenísima Princesa Luisa de Battenberg". Su padre, marqués de Milford Haven, renunció a sus títulos alemanes en 1917 y cambió el nombre de la familia de Battenberg a Mountbatten (una traducción literal al inglés), una rama de la Casa de Windsor (anteriormente Sajonia-Coburgo-Gotha). El título que la princesa empleaba públicamente era Lady Luisa Mountbatten.

Durante la Primera Guerra Mundial, Luisa participó en labores de enfermería en Francia entre 1915 y 1917, en el Hospital Inglés de Nevers. Por esa labor recibió la condecoración militar de la Cruz Roja Real.

El 3 de noviembre de 1923 en Londres casó con el príncipe heredero de Suecia, Gustavo Adolfo, duque de Escania, posteriormente rey Gustavo VI Adolfo. El príncipe había enviudado de su primer matrimonio en 1920.

Durante la Guerra de Invierno en Finlandia, varios niños finlandeses llegaron a Suecia en busca de refugio. Luisa arregló el Palacio de Ulriksdal para que sirviese como casa de algunos niños. Ahí la princesa en persona convivió con los niños y participó en los juegos infantiles. Después de la guerra y el regreso de los niños a su patria, la reina mantuvo contacto con varios de ellos e inclusive los visitó en Helsinki.

El matrimonio no pudo tener hijos. La única hija que tuvo la reina murió al nacer. Luisa amaba a los niños, y fue muy cariñosa con los nietos de su esposo. Mantuvo una muy buena relación con sus hijastros, en especial con la princesa Ingrid y el príncipe Carlos Juan.

La reina Luisa fue muy popular entre los ciudadanos suecos por su carácter sencillo y su sentido del humor. Tenía ciertas costumbres excéntricas, como llevar a sus perros escondidos en su ropa cuando viajaba al extranjero, lo que provocaba problemas en la revisión. Era muy nerviosa, y atravesaba las calles con tal descuido, que una vez estuvo apunto de ser atropellada por un autobús en Londres. Ella misma decía que cargaba en su bolso de mano una tarjeta con la leyenda "Soy la reina de Suecia", para que en el caso de tener un accidente supieran quién era.

Al igual que su marido, la reina pasaba por las calles de Estocolmo y realizaba compras repentinas en el barrio antiguo de la ciudad, codeándose con los ciudadanos. Ella y el rey salían del Palacio Real a recorrer las calles, sin la presencia de ningún guardaespaldas o alguna persona de la corte.

Falleció en Estocolmo en 1965. Su cuerpo se halla sepultado junto al de su marido en el cementerio real de Haga, en las afueras de la capital de Suecia.


Predecesor:
Victoria de Baden
Reina Consorte de Suecia
1950-1965
Sucesor:
Silvia de Suecia

Wikimedia foundation. 2010.