Orinoterapia


Orinoterapia

La orinoterapia (también llamada uroterapia o urinoterapia) es una pseudociencia enmarcada en las medicinas alternativas. Consiste en el uso de la orina humana con fines cosméticos o supuestamente terapéuticos. Dicho uso puede incluir el beber la propia orina o su aplicación sobre la piel.

Ha sido usada por muchas culturas antiguas, y aún lo es en muchas partes del planeta.[cita requerida] En la cultura oriental, es considerada una forma de medicina alternativa.[cita requerida]. Sin embargo, no existe evidencia científica que confirme su eficacia como agente terapéutico.[1] [2] [3] [4] [5] [6]

Contenido

Historia

Por miles de años[cita requerida] practicantes de la orinoterapia han sostenido que la orina tiene varias propiedades medicinales y preventivas y se ha referido a ella como la medicina más antigua.[cita requerida] Algunas de las culturas más antiguas han usado tradicionalmente la orina como medicina.

Antigua Roma

En la antigua Roma, existía una tradición entre los galos que consistía en usar la orina para blanquear los dientes. Un poema famoso del poeta romano Cayo Valerio Catulo, criticando a un galo llamado Gellius Egnatius, dice:[7] [8]

Egnatius, debido a que el tiene dientes blancos,
sonríe todo el tiempo. Si eres demandado
en el tribunal, cuando el abogado señale lagrimas,
el sonríe: si estas de duelo en la pira
de piadosos hijos, la solitaria madre llorando,
el sonríe. Lo que sea, donde sea,
haga lo que haga, el sonríe: el se enferma,
ni cortes, yo diría, ni encantador.
Por tanto le recuerdo, de mi, buen Egnatius.
Si tu fueras un sabino o tiburtino
o un gordo umbro, o un regordete etrusco,
o un lanuviano de oscuros dientes, o del norte de Po,
y yo mencionaré mi propia veronesa también,
o quien sea limpie más religiosamente sus dientes,
Aun quiero que no sonrías todo el tiempo:
no hay nada mas tonto que sonreír tontamente.
Ahora, eres español: en el país de España,
lo que cada hombre mea, lo acostumbra utilizar para cepillar
sus dientes y sus rojas encías, cada mañana,
de modo que el hecho de que tus dientes están tan pulidos
solo muestra que estás más lleno de pis.

India

Escrito hace más de 5.000 años atrás, un texto religioso Sánscrito llamado el Damar Tantra contiene 107 versos exaltando las virtudes médicas de la orina.[9] [10] En este texto, la orinoterapia es referida como Shivambu Kalpa, tomado del título del texto antiguo, Shivambu Kalpa Vidhi. Aquí, shivambu puede ser traducido como "las aguas de Shiva", haciendo alusión a la orina. Este antiguo texto indio sugiere, entre otros usos y recetas, masajear la propia piel con orina concentrada. En la tradición India ayurveda, la orinoterapia también se llama amaroli.

Otras culturas

En China, la orina de niños es considerada curativa. Al sur de china, el rostro de los bebes es lavado con orina para proteger su piel.

Los franceses habitualmente empapan calcetines en orina y los enrollan alrededor de sus cuellos para curar la faringitis de origen estreptococo. Una mujer francesa perteneciente a la aristocracia francesa en el siglo XVII solía bañarse en orina para embellecer su piel.

En Sierra Madre, México, los granjeros preparan cataplasma para huesos rotos haciendo que un niño orine en un tazón de polvo de maíz quemado. La mezcla es hecha una pasta y aplicada sobre la piel.[11]

Los físicos aztecas usaban orina para limpiar heridas externas para prevenir infecciones, y la administraban como bebida para sanar problemas estomacales e intestinales.

Al igual que en la antigua roma, la orina era usada para blanquear los dientes durante el renacimiento, aunque ellos no necesariamente consumían su propia orina.

John Henry Clarke

El homeópata John Henry Clarke escribió, "...por una afección de piel, bebía la orina de la noche anterior por la mañana. Los síntomas fueron graves, consistiendo de una hidropesía general, escasez de orina, y excesiva debilidad. Esos síntomas que he agrupado bajo el nombre Urinum. La orinoterapia es prácticamente tan vieja como el hombre mismo. Los terapeutas chinos trataban las heridas esparciendo orina sobre ellas, y la costumbre está muy extendida en el lejano oriente. Tomarla, se cree, que estimula la circulación".[12]

Proclamaciones modernas y conclusiones

La orina se compone principalmente de agua y urea. La orina puede también contener trazas de miles de compuestos, hormonas y metabolitos.[5] No hay evidencia científica del valor terapéutico de la orina.[1] Básicamente la orina es un conjunto de excreciones (como la transpiración o la defecación) de catabolitos (por lo general tóxicos [cita requerida]) y los excesos de sodio del cuerpo (lo cual hace altamente inadecuada la ingesta de orina para gente con hipertensión [cita requerida]) diluidos en agua, suspensión muchas veces contaminada por bacterias ó virus.[cita requerida]

Orinar sobre picaduras de medusas es un remedio popular habitual, pero no tiene efectos benéficos y puede ser contraproducente ya que puede activar nematocitos restantes en el sitio de la picadura.

Supuesto uso como agente anticancerígeno

La orina y la urea han sido sugeridas por algunos profesionales como agente anticancerígeno por tener tal efecto. En 1997, Joseph Eldor, del Instituto Teórico Médico en Jerusalén, publicó un artículo en la revista Medical Hypotheses, que provee un espacio para publicar ideas no convencionales en medicina y cuyos artículos no son evaluados por pares, sugiriendo que dado que las células cancerígenas liberan antígenos que aparecen en la orina, la autoterapia oral podría estimular el sistema linfático intestinal para producir anticuerpos contra esos antígenos.[13] Sin embargo, la investigación científica no avala la afirmación de que la orina, administrada en cualquiera de sus formas, pueda ayudar en el tratamiento del cáncer.[6]

Además, se ha dicho que los restantes componentes químicos en la orina podrían tener efectos negativos en la salud al ser ingeridos. Los cultores de la orinoterapia se defienden diciendo que generalmente acompañan sus tratamiento con una dieta saludable libre de toxinas como las que pueden encontrarse entre los aditivos que se agregan en la fabricación industrial de alimentos, iniciando la práctica de beber la orina unos días luego de iniciada este tipo de dieta.[14]

Estudios científicos modernos relacionados con la orinoterapia

Donald Kaye - Efecto antibacteriano de la orina

Donald Kaye, profesor asociado de medicina del Centro Médico de la Universidad Cornell, de Nueva York, publicó un extenso estudio en 1968[15] sobre la actividad antibacteriana in vitro de la orina humana. Como su artículo está en inglés, lo resumo aquí en castellano.

Primero, Kaye se refiere a anteriores estudios, comentando que, si bien hay alguno que encontrò que la orina soporta la multiplicación de los patógenos comunes en las vias urinarias,[16] varios más han encontrado actividad antibacteriana tanto en la orina canina[17] como en la humana.[18] [19] [20]

Menciona también un estudio en el que se daba zumo de arándano a un grupo de personas (que aumenta la concentración del ácido hipúrico en la orina), demostrando que esto aumentaba la actividad antibacteriana de su orina.[21]

A continuación, cita estudios que relacionan el efecto inhibitorio de la orina con su acidez. Por ejemplo, la E. Coli se reproduce mejor con valores de pH entre 6.0 y 7.0 (de muy ligeramente ácido a neutro)[22] pero la reproducción se inhibe en orina con una pH de 5.0 o menos (mayor ácidez)[23] [24] [25]

Otros estudios también detectaron una actividad antibacteriana en la orina, con indicios de una relación con la concentración de sales o de la urea.[26] [27] [28]

En su propio estudio, Kaye utilizó 8 cepas de E. Coli obtenidas de personas con infecciones de las vias urinarias y otras 8 obtenidas de las heces de personas con infecciones intestinales. También obtuvo 4 bacterias más de infecciones urinarias (Aerobacter aerogenes, Pseudomonas aeruginosa, Proteus mirabilis y enterococcus) y 2 de infecciones nasales o faringeas (Staphylococcus aureus y Staphylococcus albus). Comprobó la capacidad de reproducción de estas en muestras de orina obtenidas de 11 personas de ambos sexos y edades entre 5 y 35 años.

Encontró que en muchas combinaciones de orina y cepa de bacteria, la orina produjo un efecto inhibidor de la reproducción, aunque con bastante variabilidad. La orina de algunas personas tenía mayor efecto que la de otras, y en particular, la orina de los varones parecía más eficaz que la de las hembras. También variaba el efecto inhibidor según la cepa de bacteria, y en general, las cepas obtenicas de infecciones urinarias eran más resistente a la orina que las cepas intestinales, lo cual es compatible con la tesis de que las cepas que provocan infecciones de la vias urinarias son precisamente las que son más resistentes a la orina.

También intentó averiguar cuales son los componentes de la orina que producen el efecto antibacteriano, encontrando que está fuertemente relacionado con la concentración de urea, aunque también es necesario una cierta acidez (pH 5.0 a 6.0).

Luego demostró que añadiendo urea a una solución nutriente de soja (a las concentraciones encontradas en la orina) y ajustando su acidez en el rango 5.0 a 6.5, se conseguían los mismo efectos antibacterianas que se observaban en la orina.

Finalmente, demostró en 3 sujetos que, si tomaban 10g de urea en cápsulas por la noche, su primera orina de la mañana siguiente era más antibacteriana para 3 cepas de E. Coli que su primera orina del día anterior (de hecho, en 1 de los 3 sujetos, inhibió completamente la reproducción bacteriana durante un periodo de observación de 6 horas, cuando en la orina del día anterior, en 6 horas, 2 cepas se multiplicaron por 100 y la tercera cepa por 1000).


Muerte después de administración intravenosa de orina

El 6 de febrero de 2009, Gabriela Ascarrunz, boliviana de 30 años (ó 35, según otros informes), falleció presuntamente de una infección generalizada luego de que su amiga, Mónica Schütt, le inyectara orina a través de suero intravenoso. La mujer había sido hospitalizada dos días antes. Según su padre, los médicos le habían diagnosticado adherencia intestinal, y estaba a punto de ser operada. El hecho fue descubierto, pero la mujer falleció dos días después.[29]

El caso es confuso, aunque lo que parece claro es que Gabriela tenía una infección abdominal, atribuida a una operación de grapado gástrico a la que se había sometido en Chile, antes de que su amiga le aplicara la orinoterapia (precisamente por eso estaba ingresada). Según el médico Emilio Fernández, Gabriela fue diagnosticada de abdomen agudo, que este médico define como una infección en alguna parte del abdomen. Es un diagnóstico clínico el cual supone necesidad de manejo quirúrgico, caso que aplica desde por ejemplo a una apendicitis aguda hasta necrosis de algún órgano por torsión, etc. En algunos casos, se desconoce el diagnóstico exacto del paciente, pero ante el diagnóstico de abdomen agudo es necesaria la intervención quirúrgica. Según declaraciones de Schütt, la paciente, quien tenia el antecedente de haberse sometido recientemente a una reducción de estómago por gastroplastia o grapado gástrico, era anémica y diabética, ambas condiciones las cuales pueden predisponer a infecciones post quirúrgicas.[30]

El fiscal añade que la amiga de la fallecida, la diseñadora de modas Monica Schütt, decidiría aplicarle orinoterapia trás ver el mal estado de su amiga, temiendo que no soportaría la operación.

La diseñadora habría llegado a la clínica en compañía de su madre y aprovechando que la paciente se encontraba sola, habría procedido a ponerle paños empapados con orina en el abdomen e inyectar orina en la bolsa de suero que recibía por goteo intravenoso, horas antes a la operación de su amiga. Justo terminando esta operación, volvió el padre de la enferma y, según su declaración al fiscal,[31] se percató de los hechos, se opuso, haciendo marcharse a Schütt y llamando a una enfermera para cambiar el suero. A pesar de que la orina es estéril dentro de la vejiga, se contamina fácilmente tras su excreción especialmente si no es manipulada con técnica estéril y refrigerada. Tradicionalmente, la orina no se inyecta en la sangre (las jeringuillas son un invento moderno), pero hay informes de que actualmente se practica así.[32]

La diseñadora de modas Monica Shütt se marchó a EEUU tras la muerte de su amiga, e intentó desde allí que le representara su abogado o su madre ante la justicia Boliviana. Hasta el día de hoy es considerada una prófuga de la justicia boliviana [(escrito el 1 de febrero de 2010)

Figuras públicas

En 1978, el ex Primer Ministro de India, Moraji Desai, desde hace mucho tiempo practicante de la orinoterapia habló a Dan Rather en 60 Minutos acerca de la orinoterapia. Desai declaró que la orinoterapia era la solución medicinal perfecta para millones de hindúes que no pueden pagar un tratamiento médico.

El ministro de salud de Camerún Urbain Olanguena Awono advirtió a la gente de algunos círculos que creen que beber su orina es un tónico para la cura de numerosas enfermedades. "Dados los riesgos de toxicidad asociados con la ingesta de la orina", el escribió, "el ministerio de salud se muestra en contra del consumo de orina e invita a aquellos que promueven su práctica a poner fin a la misma o correr el riesgo de ser perseguidos".[33]

Entre otras celebridades modernas, la actriz Británica Sarah Miles ha bebido su propia orina por más de treinta años, alegando a la creencia de que inmuniza contra las alergias, entre otros beneficios para la salud.[34]

Véase también

Referencias

  1. a b Christopher Middleton (24-02-2003). «A wee drop of amber nectar». The Daily Telegraph. http://www.telegraph.co.uk/health/main.jhtml?xml=/health/2003/02/24/hhel24.xml. 
  2. Gardner, Martin (2001). Did Adam and Eve Have Navels?: Debunking Pseudoscience. New York: W.W. Norton & Company. pp. 92-101. ISBN 0-393-32238-6. 
  3. «Taking The Piss: Is urine drinking a good idea?». Correx archives.
  4. Robert Todd Carroll. «The skeptic's dictionary: a collection of strange beliefs, amusing deceptions, and dangerous delusions».
  5. a b Orinoterapia, Jeff Lowe
  6. a b Orinoterapia, hoja informativa en la Sociedad Americana de Cancer.
  7. Tus dientes!, para Egnatius, poema de Catulo
  8. Características de Catulo' Ficción Social. Christopher Nappa, Frankfurt-am-Main: Peter Lang, 2001. Pp. 180. ISBN 3-631-37808-4. SFr.56.00.
  9. «IndiaDivine.org: Shivambu from the Damar Tantra».(Contiene versos 1 a 30 en inglés)
  10. Van Der Kroon, Coen (1998). Guía Completa de Urinoterapia. Madrid: Arkano Books. pp. 196-210. ISBN 84-89897-10-7. (Traducción al castellano del Damar Tantra completo)
  11. Orinoterapia, Martin Gardner, Escéptico Inquisidor, Mayo-Junio de 1999.
  12. Un diccionario de la materia práctica médica, John Henry Clarke, London: Homoeopathic Pub. Co., 1900–1902.
  13. Orinoterapia para pacientes con cáncer, J. Eldor, Medical Hypotheses 48 (#4, abril de 1997), pp. 309–315. PMID 9160284.
  14. BioSalud, Método Bio Energético de Salud Natural.
  15. [1]Donald Kaye (1968), Antibacterial activity of human urine, J. Clin. Invest. v. 47, p 2374-2390
  16. Kass, E. H. 1956. Asymptomatic infections of the urinary tract. Trans. Assoc. Am. Physicians 69: 56
  17. Davis, E. G., and R. F. Hain. 1918. Urinary antisepsis. The antiseptic properties of normal dog urine. J. Urol. 2: 309.
  18. Clark, A. L. 1931. Escherichia coli bacilluria under ketogenic treatment. Proc. Staff Meetings Mayo Clinic 6: 605
  19. Helmholz, H. F. 1931. The ketogenic diet in the treatment of pyuria of children with anomalies of the urinary tract. Proc. Staff Meetings Mayo Clinic 6: 609
  20. Kass, E. H., and M. Ziai. 1958. Methionine as a urinary tract antiseptic. Antibiot. Ann. 1957-1958 80
  21. Bodel, P. T., R. Cotran, and E. H. Kass. 1959. Cranberry juice and the antibacterial action of hippuric acid. J. Lab. Clin. Med. 54: 881
  22. Shohl, A. T., and J. H. Janney. 1917. The growth of Bacillus coli in urine at varying hydrogen ion concentrations.J. Urol. 1: 211
  23. Yeaw, R. C. 1940. The effect of pH on the growth of bacteria in urine. J. Urol. 44: 699
  24. Kass, E. H. 1960. The role of asymptomatic bacteriuria in the pathogenesis of pyelonephritis in Biology of Pyelonephritis. E. L. Quinn and E. H. Kass, editors. Little, Brown and Company, Boston. 399.
  25. Mou, T. W. 1962. Effect of urine pH on the antibacterial activity of antibiotics and chemotherapeutic agents. J. Urol. 87: 978.
  26. Kaitz, A. L. 1964. Dynamics of bacteriuria. In Antimicrobial Agents and Chemotherapy-1963. J. C. Sylvester, editor. American Society for Microbiology, Ann Arbor. 613
  27. Asscher, A. W., M. Sussman, W. E. Waters, R. H. Davis, and S. Chick. 1966. Urine as a medium for bacterial growth. Lancet 2: 1037
  28. Neter, E. R., and P. Clark. 1944. The combined antimicrobial activity of urea and sulfathiazole in urine. J. Urol. 51: 101
  29. Diario digital "La Razón", 10 de feb 2009, Una modelo fallece tras dosis de orina
  30. «Crónica Viva - Muere modelo boliviana tras ser inyectada con orina en la sangre».
  31. Diario "El Día", 11 de feb 2009, La disenadora reconoce que sí inyectó orín + declaración del padre
  32. http://www.cancer.org/docroot/ETO/content/ETO_5_3X_Urotherapy.asp
  33. Camerún trata de apresar a bebedores de orina, Jane Flanagan, Diario Telegrafo, en línea, artículo fechado Marzo 15, 2003.
  34. 'No puedo esperar a salir de este planeta', entrevista con Sarah Miles en The Independent, septiembre de 2007

Enlaces externos


Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Orina — La orina es un líquido acuoso transparente y amarillento, de olor característico, secretado por los riñones y eliminado al exterior por el aparato urinario. En los laboratorios clínicos se abrevia u o uri (del latín urinam). Después de la… …   Wikipedia Español

  • Medicina alternativa — o medicina natural son términos que designan los diversos procedimientos («terapias») empleados con el fin de curar a las personas, que no pertenecen al campo de la medicina convencional y que carecen de denominador común, excepto la falta de… …   Wikipedia Español

  • Pica (enfermedad) — Saltar a navegación, búsqueda Pica Clasificación y recursos externos Aviso médico …   Wikipedia Español