Pozo Azul


Pozo Azul

Pozo Azul

Pozo Azul es un manantial o surgencia ubicado en el pueblo de Covanera, provincia de Burgos, España.

Situación topográfica: Coordenadas UTM de la surgencia:

x: 434.940 y: 4.731.990 z: 705[1]

Caudal medio anual: 1.000 l/s

Longitud hasta la desembocadura al río Rudrón: 700 metros. Arroyo Las Pisas es como se llama en Covanera hasta la desembocadura.

En él viven truchas, denotando la pureza de su agua, con una temperatura que oscila de 9º a 11º centígrados todo el año.[2]

Longitud subacuática explorada: 6.000 m +

Contenido

Descripción geomorfológica

Está situado en el valle del Rudrón.

Es el nombre que se dio en Covanera a una surgencia de agua que no brota a nivel de superficie sino en profundidad y aparenta un color azul. La concavidad que genera tiene un diámetro de 7 metros y una profundidad de 10 metros. Esta profundidad no es uniforme; la pared del pozo del lado de la montaña es la roca madre y desciende en vertical mientras que el inicio del cauce desciende en talud a veces poco pronunciado de cantos rodados y piedras de la ladera de la montaña.

Tan poderosa ha sido su labor a lo largo de millones de años que el agua que brota ha ido excavando un vallejo que concluye cuando desemboca en el río Rudrón. Ese vallejo se debe recorrer para llegar al pozo.


Aspectos geológicos

Surgencia de origen cárstico, condicionada por la presencia de roca sedimentaria compuesta de carbonato cálcico (C03Ca), tipo calcita, originada en la era Mesozoica, (Cretácico Superior). Por debajo de estos estratos aparecen arenas, areniscas y conglomerados del periodo Cretácico Inferior.[3]

El agua que descarga procede del anticlinal de Huidobro. Es conocido que cuando se hicieron prospecciones petrolíferas por Huidobro y proximidades, el agua salía turbia por este pozo; sirvió referencia importante para determinar la procedencia del agua. Por debajo de la caliza, arenas y conglomerados aparecen margas y arcillas impermeables que retienen el agua e impiden que se filtre.[4]


Aspectos de espeleología subacuática

Atravesar la surgencia implica penetrar en la montaña que lo alberga. Lo conocido en la actualidad consta de tres partes esenciales.

La primera es la más próxima y comienza donde se ve surgir el agua. Es el inicio de un sifón (S1) de una longitud de 700 metros y una profundidad variable que no sobrepasa los -20 metros; una galería angosta y en algunos tramos muy difícil poder recorrerla.

Concluido este sifón se llega a una galería, por encima de la superficie del agua, agua que discurre como si de un río subterráneo se tratara. Tiene una longitud de 300 metros, donde se puede respirar sin ninguna dificultad. Los espeleobuceaderos la denominan “la Burbuja”, nombre asignado por el grupo Standard cuando en 1979 accedieron por primera vez (desarrollo en exploración).

Concluido este tramo se llega a otra concavidad totalmente cubierta de agua. Es un segundo sifón gigantesco, donde la cantidad de agua se debe medir por hectómetros cúbicos. Ahí se pierde toda referencia espacial. Es imprescindible seguir un cordón guía clavado en la pared para tener alguna referencia.

Este segundo sifón (S2) tiene una profundidad variable y una longitud indeterminada. Hasta el año 2007 se llego a 3.530 metros con una profundidad máxima de -71 metros.

Esta referencia se ha sobrepasado en el año 2009.

Esta distancia implica nuevas dificultades, siendo un nuevo reto que deberá superar todo equipo en su próximas exploraciones.

En longitud, el Pozo Azul, con más de 6.000 metros explorados y sus posibilidades de continuación, es objeto de estudio para diversas ramas de la ciencia por sus características geológicas, hidrológicas y biológicas.


Biótica

También es conocido porque en su interior se han encontrado algunas especies endémicas. En 1983 se detallaron nuevas especies de fauna acuática especificadas por el Museo Nacional de Ciencias Naturales.[5]

Exploración

Desde siempre este nacimiento ha sido motivo de curiosidad. Hay algunos relatos de carácter literario que aluden a él.

La exploración comenzó en los años sesenta del siglo XX hasta la actualidad, con carácter intermitente dependiendo del periodo del año, del grupo de exploradores y de los patrocinadores. En la actualidad todavía se sigue avanzando en S2.

Desde 1964 se inició el proceso de exploración en S1 que continuaron con Joaquín Plana del G. E. Edelweiss.[6]

Las dificultades para recorrer S1 fueron muy grandes debido a lo angosto y difícil. Desde entonces no han cesado las inmersiones tanto por este grupo como el G.E. Standard, ya en 1978, fecha en la que este grupo llega a la Burbuja. También se llega a S2.

En la década de los 90 fueron los grupos G.E. Gaia y Cave Diving Group (CDG) los que prosiguieron esta labor. Rupert Skorupka, de este último, toma contacto con esta cavidad, lo que supondría la entrada en escena de los espeleobuceadores británicos.

En 2001 Jason Hallison, también del Cave Diving Group (CDG), continuó avanzando en S2. Lo mismo sucedió al año siguiente pasando la exploración de este sifón de 1250 m a 1950 m, siendo el punto más bajo alcanzado de - 60 m.

En 2004 se sumará la topografía de S2, labor que inició el británico Ruper Skorupka en junio de 2004, topografiando los primeros 320 m.

En el año 2005 se realizaron el levantamiento topográfico (grado BCRA 5C) la Burbuja entre S1 y S2.

En 2006 Jason Hallison llegó a los 3.800 metros sin haber llegado al final del segundo sifón.[7]

La campaña de 2.007 supuso la colaboración de espeleobuceadores españoles, ingleses y holandeses y se alcanzaron los 3.530 metros de desarrollo en S2, con una profundidad máxima de -71 metros.

En 2009 el equipo de Al Filo de lo Imposible ( rtve ) ha rebasado este límite.[8]

Casi todas las inmersiones se realizan preferentemente en los meses de verano, al ser el momento propicio tanto por el régimen hídrico como por las condiciones climáticas. La utilización de torpedos para impulsarse en las profundidades es habitual. También se han realizado fotografías y documentales de gran calidad.(Ver Enlaces Externos)

A lo largo de estos años son varios los espeleobuceadores que han perdido la vida en esta exploración.

El Pozo Azul es una referencia internacional en el ambiente de las actividades subacuáticas y de espeleobuceo. En la actualidad, en longitud explorada, es el segundo más largo de Europa.

También debe citarse la ayuda prestada por los habitantes de Covanera y resto de comarca como así señalan los exploradores.

Es uno de los lugares más visitados del Valle del Rudrón

Referencias

  1. # Instituto Geográfico, Nacional (1995). Mapa Topográfico Nacional. 1:25.000. Hoja 135-III (37-16). Madrid.
  2. # Confederación Hidrográfica, del Ebro (2008). Estimación aproximada. Zaragoza.
  3. # Instituto Geológico y, Minero de España (1979). Mapa Geológico de España 1:50.000 Hoja 19-8 (135). Servicio de Publicaciones del Ministerio de Industria y Energía. Madrid.
  4. # Sanz Pérez, E.; Medina Ferrer, J. (1986). La morfología kárstica subterránea del Pozo Azul (Burgos). Jornadas sobre el karst en Euskadi, pp. 307-322.
  5. # Bedoya,, J.; et al. (1985). La fauna acuática cavernícola del Pozo Azul, Libro-Resumen III Congreso Nacional de Limnología edición, León.
  6. * Miguel Angel Martín Merino. «edelweiss.es Historia del grupo Covanera 1964».
  7. * G.E. Edelweiss. «edelweiss.es Pozo Azul. Covanera». Consultado el 11 julio de 2009.
  8. * «Al Filo, en la cueva del Pozo Azul-RTVE.es». Consultado el 31 julio de 2009.
Obtenido de "Pozo Azul"

Wikimedia foundation. 2010.