Roberto Pizano


Roberto Pizano

Roberto Pizano

Roberto Pizano
Roberto Pizano1.jpg
Roberto Pizano
Nombre real Roberto Pizano
Nacimiento 1896
Bogota,
Bandera de Colombia Colombia
Nacionalidad Colombiano
Influyó La escuela de bellas artes de la Uni. Nacional
Premios Exposición Internacional de Burdeos.

Roberto Pizano, 1896-1931. Gran pintor Colombiano que escribió el libro más importante sobre Gregorio Vásquez Arce y Ceballos: el pintor colombiano más importante de la época colonial. Revitalizo la escuela de bellas artes de la Universidad Nacional logrando apoyo económico para esta y trayendo una gran colección museográfica de las mejores esculturas y grabados de los grandes museos de Europa antes de que estas fueran prohibidas por el dano que le causaban a las originales. Dejo varios cuadros de gran formato, retratos, entre los que se destaca La maternidad, y algunos paisajes. La mayoría de sus obras están en la familia y en el Museo Nacional. Roberto Pizano se distinguió por sus grandes facilidades de dibujante y brillante colorido. Su producción es más bien escasa, pues el artista era un severo auto-crítico y destruyó muchas de sus pinturas. Además la muerte lo sorprendió cuando comenzaba a producir sus mejores obras.

Contenido

Cronología

  • 1896 Octubre 21. Nació en Bogotá, hijo de don Bernardo Pizano Elbers y de Elisa Restrepo Tirado. Sus primeras lecciones de dibujo las recibió en la Escuela de Bellas Artes de Bogotá, donde tuvo como profesores a Coriolano Leudo y Acevedo Bemal.
  • 1914:Después de unos pocos años de estudio en la Escuela, se dedicó al estudio del desnudo y a la copia de los grandes maestros de la pintura entre ellos Messonier.
  • 1917: Estudió en la Academia de San Fernando en Madrid donde tuvo como profesores a Joaquín Sorolla, José Moreno Carbonero, Luis Menéndez Pidal, Julio Romero de Torres, Miguel Blay y Cecilio Plá.
  • 1920:Terminados sus estudios viajó por Francia e Italia. Conoció algunos cuadros del pintor sueco André Zorn, cuyas obras ejercieron una marcada influencia en Pizano. Regresó a Colombia.
  • 1921: Fue profesor de la Escuela de Bellas Artes, con alumnos como Santiago Martínez Delgado e Ignacio Gómez Jaramillo. Participó en algunas de las exposiciones de los Independientes.Recopiló los datos necesarios para escribir su libro sobre Gregorio Vásquez Arce y Ceballos.
  • 1921 Diciembre 8: Contrajo matrimonio con María de Brigard Ortiz.
  • 1923:Regresó a Europa. Se estableció en Madrid en donde trabajó en el estudio de Fernando Alvarez de Sotomayor, director del Museo del Prado. Viajó a París en donde trabajó en varios estudios y Academias libres. En esta época conoció y estudió a fondo la obra de Pubis de Chavannes. Participó en algunas de las exposiciones de los Independientes.
  • 1924: tuvo a su primer hijo Juan Pizano de Brigard
  • 1926:Envió a la Exposición de Bellas Artes de Bogotá, un óleo titulado "Mujer", y obtuvo uno de los primeros premios.
  • 1926 Julio. Publicó en París su libro sobre el pintor colombiano de la Colonia titulado "Gregorio Vásquez Arce y Ceballos". Este es el mejor estudio que hasta el presente se ha escrito sobre Vásquez. El texto y las fotocopias, se hicieron en las prensas de Franzier-Soye. Las fotografías originales se debieron a J. N. Gómez de Bogotá y J. Roseman de París. De este libro se tiraron 20 ejemplares en papel Japón, y 220 en Velin d'Aches.

En su estudio Pizano incluyó además un catálogo de las pinturas de Gregorio Vásquez, y las de Gaspar y Baltasar de Figueroa, que pudo localizar en Bogotá y sus alrededores. La edición se hizo a expensas del autor.

  • 1926 Tuvo a su segundo hijo Francisco Pizano de Brigard que nació en Paris.
  • 1927: Participó en la Exposición Internacional de Burdeos con un óleo titulado "Maternidad", el cual gano un diploma de honor. Viajó a Inglaterra, y de allí por el norte de Europa.
  • 1927: Regresó a Bogotá, en donde fue nombrado director de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Nacional de Colombia. Reorganizó la Escuela modernizándola y además formó un museo de reproducciones para que los alumnos pudieran conocer y copiar las obras de los grandes artistas europeos. Hoy en día estas se conocen como la colección Pizano, un gran tesoro para el patrimonio artistico colombiano ya que fue de las últimas colección que se pudieron sacar de Europa antes de que los grandes museos prohibieran la copia de las esculturas y grabados porque se danaban las obras. Procuró hacer revivir la antigua sección de grabado, que había sido organizada por Urdaneta, y lo que es muy importante, consiguió que el Gobierno apoyara económicamente a la Escuela, con lo cual pudo aumentar el profesorado y adquirir algunos elementos indispensables para la enseñanza de las Bellas Artes.
  • 1929: Abril, 9. Murió en su casa de campo de Servitá.
  • 1929: Escribió el catálogo de la Exposición de Colombia en Sevilla, el cual no pudo terminar debido a que le sorprendió la muerte.
  • 1930: Se inauguró el museo de Reproducciones Artísticas que había sido organizado por Pizano.
  • 1931: El Hebdomanarío parisiense "L'Amerique Latine" publicó como homenaje póstumo, una entrevista con la viuda de Pizano, doña María de Brigard, en donde se pusieron de relieve los méritos de tan distinguido artista.

Obras

En el Museo Nacional de Bogotá, existen los siguientes óleos: El Retrato de la Hermana (Nº 2177), Misa de Pueblo (Nº 2178), Coro de la Catedral (Nº2179), Retrato orante de Monseñor Zaldúa (Nº 2180), Acevedo Bemal y sus hijas (Nº 2181) (véase la lámina), Norela (Nº 2182), Retrato del Pintor Páramo (Nº 2183), Paisaje -Barrio de Passy- (Nº 2184), La Madre (Nº 2185). En algunas colecciones particulares existen: El Retrato del Presbítero Rosendo Pardo, Retrato del Pintor y su hijo, Retrato de Arturo Pizano, Boceto de San Francisco de Asís, Retrato de Luis Enrique Ozorio, Retrato de Daniel Samper Ortega, Acevedo Bernal en su Estudio, Su autoretrato, y los paisajes: En el jardín del Pardo y Después de la lluvia.

Crítica

"En el más hermoso libro que haya hecho editar colombiano alguno desde que Colombia existe", publicó Roberto Pizano en París una biografía de Gregorio Vásquez de Arce y CebaIlos, junto con un catálogo erudito y extenso de sus obras. Fruto de un noble amor al arte, de un desvelado patriotismo, de una gran cultura y de una paciencia extraordinaria, el libro de Pizano se recomienda, así por el lujo de su presentación y por las excelentes reproducciones en tonos sepia y negro de algunos de los mejores cuadros del pintor bogotano, como por la elegancia de la narración, en que detalles desconocidos y jugosos completan la biografía del lejano coterráneo, en quien la genial vocación brilló como una antorcha.

Pizano ha escrito como hubiera pintado. Tal descripción de un patio colonial, de la sabana melancólica, de una partida de caza o de una procesión, parece trazada con pincel. No se lee. Se ve. Y la ilusión llega hasta el extremo de que ante los ojos pasan las nubes perezosas en un día de sol reverberante y azota el rostro un viento tibio en el jardín donde pa recen como con sueño las flores. Pueden verse otros cuadros: el de la disputa de frailes, por ejemplo, en que las cuestiones dogmáticas se resuelven a puño limpio, en la calle, mientras las monjitas, parciales por una u otra de las comunidades, tercian a favor de la preferida desde los balcones, a piedra. Nada más animado ni más regocijante.

Luis Eduardo Nieto Caballero

Y vuelvo al libro de Pizano. Valióse éste, para componer su hermoso estudio, en gran parte y con acertado criterio, de los datos que acerca de la vida y obras de Vásquez juntó en pasados tiempos el señor Groot, autor de una Historia Eclesiástica y Civil de la Nueva Grana da. Aporta Pizano nuevos documentos que completan la biografía del insigne artista santafereño y formó, en colaboración con el inteligente coleccionista don Pablo Argáez Valenzuela, un Catálogo de las pinturas y dibujos de Vásquez, que comprende 403 obras.

Todo esto revela lo ingente de la labor que se impuso en su patriótico empeño el señor Pizano. Obra desinteresada la suya, de sacrificios de toda especie; obra en la cual han inter enido su juventud, su generoso desprendimiento, su amor por el arte y una noble elación ante la belleza, digna de aquellos hombres de remotas edades que sacrificaban su vida con tal de darla a sus ideales ensueños. Recta inteligencia y noble corazón los de Roberto Pizano Restrepo, quien, al coronar la primera etapa de su existencia, puede sentir en lo más íntimo de su alma el placer que proporciona la realización de un pensamiento grande, desinteresado y hermoso.

La obra que la patria colombiana debía a la memoria del más insigne de sus pintores la ha publicado en la Ciudad Luz, en donde ningún grande esfuerzo pasa inadvertido Roberto Pizano, para honor de su nombre, gloria de Vásquez Ceballos y regocijo de sus admiradores.

Max Grillo

Del segundo viaje trajo, ejecutados en Europa, entre nuevas copias, varios retratos, óleos y lápices, y numerosísimos estudios de toda especie entre los cuales culminan los de paisaje, de una visión nueva y de mérito culminante. El colorido aquel español, brillante y lleno de sol, de que parecía apasionado irremisible mente, fue cambiado por el dominio de grises, de gran riqueza y variedad. Además del dibujo de mucho mayor conciencia y análisis, de mejor ponderación en el arreglo de sus composiciones. Esa sobriedad del color no se extrañe que sea más apreciada por mí, pues se acomoda mejor con mi temperamento. No que no sepa admirar la magnificencia de la paleta con que se destaca la exuberancia de la escuela española sino que encuentro más apreciables y enjundiosas, aunque más difíciles de conseguir, las entonaciones grises y las veo más propicias a la interpretación de sentimientos muy íntimos del alma.

Francisco A. Cano

No estoy autorizado para hablar de la calidad artística de Roberto Pizano; pero quienquiera que haya visitado con miradas inquietas y ávidas los museos famosos, quienquiera que se haya acercado con recogimiento a las obras de los sumos pintores, puede y debe decir que en los cuadros de Pizano se encuentra mucho más que un motivo de regocijo para los ojos: hay un esfuerzo de profundidad, de penetración, de avance hacia la técnica superior, hacia la estructura definitiva, que revelan hasta qué punto sus fértiles aptitudes naturales habían sido realzadas por el estudio torturado, impla cable, sagaz y perseverante de los príncipes de la pintura universal. Leonardo seguramente había sido visto con especial solicitud por el joven maestro.

Carlos Lozano y Lozano

Muerto en plena juventud, cuando la mayoría de los artistas apenas inician su desarrollo intelectual, dejó Pizano, sin embargo, una obra no muy numerosa en cantidad, pero de eminente categoría estética; exigente critico de sí mismo, fueron muchos los lienzos que destruyó porque no correspondían exactamente a sus anhelos de belleza; su producción no adolece de aquella falta de consistencia que advertimos en casi todos los pintores jóvenes; por el contrario, los cuadros de Pizano revelan una madurez conceptual y un tan absoluto dominio de los medios técnicos que sorprende encontrar en un hombre de su edad. Fascinado por la exuberancia colorista de los españoles, cuya influencia es manifiesta en su primera época, traslada al paisaje sabanero los cálidos tonos aprendidos de sus maestros; pero después de su segundo viaje, y tal vez más en concordancia con su propio espíritu, su paleta presenta toda una gama de entonaciones grises, múltiple y variada, en la que ejecuta algunas de sus obras más significativas y duraderas.

Gabriel Giraldo Jaramillo

Talento artístico, dominio de su arte, tradición, independencia, carácter y actividad, estos son los dones excelentes con que este muchacho de ágil y nervioso pincel se presenta a regentar, o mejor, a transformar esta Academia, donde hasta ahora no ha alentado sino el espíritu estéril de las buenas intenciones.

Su educación científica se manifiesta en la marcha de su palabra ordenada, segura. Aun en sus momentos más familiares, este entendimiento claro y fuerte afecta un arreglo, una disposición en los conceptos que sólo saben lucir, sin violentarse, los que llegaron al fondo y al dominio absoluto de las materias que tratan. Hablando del arte, al cual ha dedicado sus energías y los minutos todos de su vida, se entusiasma, se transforma y su conversación entonces adquiere una fuerza subyugadora que nos ata a él con lazos de belleza.

Pizano tiene fe en su pincel, en su propósito y en su juventud.

Víctor Amaya González

"La vida de nuestro recordado amigo fue brillantísima como anhelo perpetuo de arte, como eterna ansiedad patriótica por el engrande cimiento artístico de Colombia. Roberto Pizano dejó en mí un recuerdo único e imborrable: fue para todos un verdadero animador. El haber intervenido, aunque en mínima parte, en su formación artística, es uno de los mayores orgullos de mi vida".

Coriolano Leudo

"El apego profundo a la naturaleza, única generadora de la verdadera obra de arte, su honradez en la observación, no le consentían las veleidades innovadoras que atraen frecuente mente a la juventud ávida de engañosa notoriedad, y a las cuales se llega con provecho únicamente después del estudio consciente, después de haberse nutrido ampliamente delante de la vida misma. Ilustrándose a diario mediante el estudio y la observación, en Pizano (base arraigando cada día con mayor fuerza la convicción de que a través de un Velázquez, de un Ticiano, de un Rembrandt, de un Tintoretto, ejemplares insuperables de magnificencia, se marcha seguramente hacia la verdad".

Marco Tobón Mejía

"Pizano era todavía un niño cuando fue a mi estudio, y desde entonces lo agitaba el empuje violento de su vocación artística: era una fuerza despótica, que le daba remos de cóndor, y que lo llevó a la gloriosa altura vertiginosamente y lo mató. En la infancia pintó nuestro amigo un pequeño cuadro Benedicite que es su profesión de fe artística: originalidad, buen gusto, fuerza y sentimiento son las cualidades que desde este cuadrito hasta Maternidad de finen de manera inconfundible las características personales del estilo de Roberto. Dotado de una fina percepción del color y del sentimiento de la línea, su carrera fue una continua ascensión y es admirable cómo sus cualidades iniciales se perfeccionaron sin modificar se, con la inmutabilidad de la verdad. Imposible que él, que era el prototipo de la lealtad, no lo fuese consigo mismo. Era un caso de preponderancia personal enorme, como el Miguel Angel o el del beato fray Angélico, y cuando se nace así se entra derecho en la inmortalidad".

Ricardo Acevedo Bernal

"No sabría pintar a usted con palabras la dulce emoción que me embarga al recordar la obra y el nombre de Pizano, ni la conmoción espiritual y el verdadero dolor con que supe que había muerto. No podría decir ahora las alabanzas que yo quisiera y que Colombia, pero también la madre España, deben tributar a la memoria de Pizano. El hondo artista, malogrado prematuramente, merece homenajes con movedores; créame usted que se los rinde cordiales, emotivos y angustiados este pobre profesor de historia del arte de la Universidad de Madrid".

Elías Tormo

Rector y profesor de Historia del arte de la Universidad de Madrid

"Han perdido ustedes una gloria de su país y nosotros un gran amigo que nos honró con haber venido a nuestro lado a estudiar nuestros grandes artistas y museos, lo que unido a su viva comprensión le sirvió para asimilarse lo que más le impresionaba, dado su espíritu y naturaleza?., hasta conseguir una personalidad, que es la meta e ideal de todo verdadero artista".

José Moreno Carbonero

"Lo que más me impresionó siempre de Pizano fue el recóndito y tenaz entusiasmo por su arte, velado por una aparente frialdad, que desconcertaba a quienes no le trataban mucho. Ese entusiasmo fue la luz de su actividad incansable, de su sed de saber y de perfeccionar su técnica y su comprensión de la esencia misma del arte. Colombia ha perdido en él no sólo un valor intelectual y artístico de los que pueden florecer lejos y con escaso entronque con su patria, sino también un patriota de cálida mente ansioso de impulsar y servir con lo mejor de sus fuerzas al progreso cultural de su Colombia".

Rafael Altamira

"La muerte en plena juventud de Roberto Pizano Restrepo ha impresionado dolorosamente a los que tuvimos el gusto de conocerle y la honra de llamarnos sus amigos. Dotado de cualidades sobresalientes para la pintura, se destacó muy pronto en su patria y se dio a conocer ventajosamente en Europa. Su actividad poco común, su cultura, su noble trato y simpatía personal hacían de él un espíritu de selección que prometía llegar a ser una figura de primera magnitud en el arte. Considero que con su muerte Colombia está de luto".

Fernando Alvarez de Sotomayor

Director del Museo del Prado, Madrid. "La noticia del fallecimiento de Roberto Pizano me causó gran sorpresa y dolor. Fue mi discípulo y mi amigo, fue un verdadero artista, un romántico formidable, un gran poeta. Su nombre dará gloria al país que lo vio nacer, a España y al arte mundial. Poseía una base tan sólida, que le permitió dibujar magistralmente, sintiendo el color de una manera admirable. Fue un verdadero maestro. Roberto Pizano lo merece todo".

Cecilio Plá y Gallardo

De la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. La vida de Roberto Pizano fue muy semejante a la obra de Joaquín Sorolla. Cuando se ven esos lienzos enormes, los de Sorolla, en don de los oros que derramaba la luz, el aire los de vuelve en sus cristales, donde los vientos extendidos parecen henchir las velas de la diafanidad, donde las olas profundas acaban por reírse trasparentes entre las manos juguetonas de los niños, esta imagen de la vida al aire libre, de los cielos abiertos, de los mares activos, ofrece una extraña semejanza con la de aquel artista -Roberto-, cordial y franco, que parecía recibir siempre a sus amigos desplegando las banderas del sol.


Tomado del folleto R. Pizano, Museo Nacional, 1978

Referencias

  • Enciclopedia del Arte Colombiano, 1998 - Villegas.
  • Colarte, Maria Restepo, 1970.
  • Daniel Samper Ortega: "Roberto Pizano". Biblioteca Aldeana de Colombia, N9 59, pp. 5-7. Bogotá, 1936.
  • Francisco A. Cano: "Roberto Pizano Restrepo". Iniciación de una guía de arte Colombiano, publicada por la Academia Nacional de Bellas Artes. Bogotá, 1934.
  • Rafael Maya: "Roberto Pizano" (Fragmento de un discurso). Iniciación de una guía de Arte Colombiano, publicada por la Academia Nacional de Bellas Artes, Bogotá, 1934.
  • Catálogo del Museo Nacional. Imprenta Patriótica del Instituto Caro y Cuervo. Bogotá, 1960.
  • Página con muchas imágenes y la mayor parte de esta biografía y de la critica. También tiene otros artistas colombianos.[1]
Obtenido de "Roberto Pizano"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Daniel Samper Pizano — Born 8 June 1945 (1945 06 08) (age 66) Bogotá, D.C., Colombia Nationality Colombian …   Wikipedia

  • Luis Roberto Márquez — Existen desacuerdos sobre la neutralidad en el punto de vista de la versión actual de este artículo o sección. En la página de discusión puedes consultar el debate al respecto. Luis Roberto Márque …   Wikipedia Español

  • Ricardo Gómez Campuzano — Saltar a navegación, búsqueda Ricardo Gómez Campuzano (25 de septiembre de 1891 12 de octubre de 1981), pintor Colombiano. Contenido 1 Biografía 2 Inicios 3 Véase también …   Wikipedia Español

  • Museo de Arte de la Universidad Nacional de Colombia — [[Archivo …   Wikipedia Español

  • Santiago Martínez Delgado — Saltar a navegación, búsqueda Santiago Martínez Delgado Santiago Martinez Delgado 1947. Nombre real Santiago Martínez Delgado …   Wikipedia Español

  • XLVIII Legislatura del Congreso de la Unión de México — La XLVIII Legislatura del Congreso de la Unión estuvo conformada por los senadores y los diputados miembros de sus respectivas cámaras. Inició sus funciones el día 1 de septiembre de 1970 y concluyó el 31 de agosto de 1973. Los senadores y… …   Wikipedia Español

  • Museo Nacional de Colombia — Fassade des Museo Nacional de Colombia Das Museo Nacional de Colombia ist das älteste Museum Kolumbiens und wurde 1823 durch Francisco de Paula Santander gegründet. Seit 1948 ist das Museum in einem 1875 vom dänischen Architekten Thomas Reed… …   Deutsch Wikipedia

  • II Distrito Electoral Federal de Colima — El II Distrito Electoral Federal de Colima es uno de los 300 Distritos Electorales en los que se encuentra dividido el territorio de México para la elección uninominal de Diputados Federales y uno de los 2 que integran el estado de Colima. Su… …   Wikipedia Español

  • Museo Nacional de Colombia — Fachada del Museo Nacional de Colombia. Información geográfica Coordenadas …   Wikipedia Español

  • XLIX Legislatura del Congreso de la Unión de México — La XLIX Legislatura del Congreso de la Unión estuvo conformada por los senadores y los diputados miembros de sus respectivas cámaras. Inició sus funciones el día 1 de septiembre de 1973 y concluyó el 31 de agosto de 1976. Los senadores fueron… …   Wikipedia Español