Rodillo de pintura


Rodillo de pintura

Rodillo de pintura

Rodillo de pintura

El rodillo de pintura es un instrumento que se utiliza para pintar paredes y otras superficies. Consiste en un rulo de material absorbente que gira sobre un eje depositando la pintura sobre una determinada superficie.

El rodillo de pintura es una herramienta más útil que la brocha y el pincel para pintar grandes paredes o muros. Su uso es muy sencillo. En primer lugar, se impregna del material deslizándolo por una cubeta que contenga una lámina de pintura. Luego, se retira el líquido sobrante pasándolo por una rejilla. Finalmente, se desliza por la pared de manera homogénea.

Tras su uso la pared debe quedar con un color uniforme y sin presentar vacíos o burbujas.

Existen diferentes tipos de rodilos de pintura:

  • De espuma, son aconsejados para aplicar barnices o cubrimientos brillantes.
  • De pelo largo, apropiados para pinturas vinílicas o paredes con decoración en relieve como el gotelé.
  • De pelo corto, están recomendados para paredes lisas.
  • De moher, idóneos para la aplicación de lacas.

Para hacer un buen uso del rodillo, se recomienda:

  • No presionar en exceso sobre la pared para no crear goterones
  • Dar primero una mano vertical y, luego, otra horizontal para no dejar huellas sobre la superficie
  • Utilizar un alargador del mango para alcanzar grandes alturas
  • Limpiarlo con agua o disolvente después de cada uso


Referencias

Obtenido de "Rodillo de pintura"

Wikimedia foundation. 2010.