Segunda batalla de Tapae


Segunda batalla de Tapae

Segunda batalla de Tapae

Segunda batalla de Tapae
Parte de Guerras Dacias
Decebalus b.jpg
Decébalo en la Columna Trajana.

Fecha 101 d. C.
Lugar Tapae en Transilvania, Rumania
Resultado Victoria romana decisiva
Beligerantes
Imperio romano Dacios y sármatas
Comandantes
Trajano y Tercio Juliano Decébalo
Fuerzas en combate
86.000 legionarios (9/13 legiones) y auxiliares 30.000 infantes dacios y 10.000 jinetes sármatas
Bajas
Desconocidas Desconocidas

La segunda batalla de Tapae (101) fue la batalla decisiva de la primera guerra dacia, en la que el emperador romano Trajano derrotó al ejército del rey dacio Decébalo. Otros reveses en la campaña retrasó su finalización hasta 102.


Contenido

Antecedentes

Tan pronto como Trajano se convirtió en emperador romano, planeó una campaña contra Dacia. Esta camnpaña dio como resultado la primera guerra dacia que transcurrió entre 101 y 102.

La razón usada para esta campaña fue la falta de respeto de Decébalo respecto a los romanos, y el hecho de que no consiguió respetar los acuerdos de paz alcanzados tras la Primera batalla de Tapae de 87/88.

Además de las nueve legiones romanas que ya estaban situadas en el Danubio, Trajano llevó dos más, la Legio X Gemina y la Legio XI Claudia, y creó dos legiones nuevas, la Legio II Traiana Fortis y la Legio XXX Ulpia Victrix.

La batalla

El ejército romano cruzó el Danubio en Viminacium, haciendo lentamente su camino hacia Dacia. Como en 87/88, la batalla tuvo lugar en Tapae. Aquella Primera batalla de Tapae fueron en realidad dos, una en el año 87 y otra en 88 por lo que a veces esta segunda batalla se considera en realidad la Tercera. En 105 hubo una Tercera batalla de Tapae (o cuarta).

Para la campaña del 101-102, Trajano dispone de 86.000 hombres repartidos entre 7 legiones y 41 cohortes mixtas (caballería más infantería) de auxiliares y algunos vexillatio de otras legiones. El ejército reunido fue enorme, el mayor desde tiempos de Augusto y que no sería superado hasta la gran operación de Marco Aurelio en el Danubio contra los germanos (véase Guerras Marcomanas). El ejército marchó sobre Tapae donde, en esta decisiva batalla de Tapae, se atrincheró el líder dacio con unos 40.000 hombres, entre caballería sármata e infantería dacia.

Dada la inferioridad numérica de sus fuerzas, decidió jugarse el todo por el todo, preparando una encerrona a Trajano. Frente a la ciudad de Tapae atrinchero su infanteria armada con espadas curvadas, bloqueando el paso por un angosto valle, mientras en un lado oculto a los arqueros y jinetes sármatas y dacios en los bosques que bordean el camino.[1]

Pero Trajano, previendo la situación, dividió su ejército en dos grupos. El primero dirigido por el propio emperador lo formaban las legiones Legio I Adiutrix y Legio II Adiutrix Pia Fidelis, Legio IV Flavia y Legio VII Claudia más las dos cohortes de la Guardia Pretoriana , 20 de infantería auxiliar y 30 mixtas con unas 10 alas de caballería (total: 57.000 hombres). Esta fuerza se dirigió frontalmente hacia los 30.000 hombres de infantería que presentaba Decébalo en el estrecho paso por el que obligó a pasar a Trajano. Varias de las cohortes auxiliares y vexillatio se ocuparon de cubrir los flancos mientras el segundo contingente dejado al mando de Tercio Juliano se internó en el bosque con las legiones Legio I Italica, Legio V Macedonica, y Legio XIII Gemina (total: 29.000 hombres) para expulsar a la caballería sármata escondida en él y neutralizar así su emboscada.

Los dacios resistieron la ofensiva romana, pero al estallar una tormenta, los dacios creyeron que era un signo de los dioses, y decidieron retirarse.

Repercusiones

Debido a que se acercaba el invierno, Trajano decidió esperar a la primavera para seguir su ofensiva sobre Sarmizegetusa. Decébalo se aprovechó de la nueva situación, y en el invierno de 101 a 102, atacó a la provincia romana de Mesia, produciéndose un gran choque es la batalla de Adamclisi.

En el año 102, Decébalo, tras algunas escaramuzas menores, se rindió. La guerra había durado tan sólo unos meses con la victoria romana. Dacia quedó convertida en un estado tributario y aliado de Roma, por lo que varias legiones fueron acantonadas en su territorio para asegurar el dominio romano.

Véase también

Referencias


Wikimedia foundation. 2010.