Canal de Castilla


Canal de Castilla

Canal de Castilla

El Canal de Castilla es una de las obras de ingeniería civil (hidraulica) más importantes de las realizadas entre mediados del siglo XVIII y el primer tercio del XIX. Recorre parte de las provincias de Burgos, Palencia y Valladolid en la Comunidad de Castilla y León (España). Fue construido para facilitar el transporte del trigo de Castilla hacia los puertos del norte y de allí a otros mercados. Sin embargo, la llegada del ferrocarril pronto lo hizo quedar obsoleto.

Embarcadero del Canal de Castilla en Medina de Rioseco

El Canal discurre a lo largo de 207 km uniendo las localidades de Alar del Rey (Palencia), donde tiene su nacimiento, y las de Valladolid y Medina de Rioseco, situadas respectivamente al final de los ramales Sur y de Campos (El Canal tiene forma de y invertida).

La provincia de Palencia es la que más kilómetros de canal tiene (ramal norte). Algunos kilómetros al norte de la capital palentina el canal se divide en dos grandes ramales que se dirigen uno a Medina de Rioseco (ramal de campos) y otro a Valladolid (ramal sur).

A su paso por la ciudad de Palencia, a la que se acerca mediante un ramalillo terminado en una dársena para facilitar las tareas de carga y descarga, el Canal de Castilla se sitúa a escasa distancia de dos puntos emblemáticos del mismo: Calahorra de Ribas, donde el Canal se cruza con el río Carrión del que pasa a tomar las aguas; y el Serrón, en Grijota, donde el canal se bifurca en los ramales de Campos y del Sur. Precisamente en Calahorra de Ribas se puede leer un monumental hito erigido para conmemorar la unión de los rios Carrión y Pisuerga en agosto de 1791:

En el Reinado del Señor Don Carlos IV y de su esposa Dña Luisa María (sic) a expensas del Real Erario, siendo Ministro de él el Excmo Señor Conde de Lerena, bajo cuyas órdenes dirigió la obra el Coronel Juan de Homar, Caballero de Calatrava". Era el Conde de Lerena, Don Pedro López de Lerena y Cuenca, Ministro de Hacienda en aquellos años.

Contenido

Precedentes

Los antecedentes de esta gran obra hidráulica se remontan a los siglos XVI y XVII. El desarrollo de sistemas de navegación interiores en Europa, que fomentará el comercio y el regadío, se traducen en España en estudios dirigidos por Bartolomé Bustamante en 1549 sobre las posibilidades que ofrecía la cuenca del Pisuerga.

El siglo XVIII verá desempolvar estos viejos proyectos en tiempos de Fernando VI por iniciativa del Marqués de la Ensenada. La idea ilustrada de la mejora de las comunicaciones interiores como fomento de la actividad económica tomará cuerpo con dos realizaciones fundamentales: el Canal Imperial de Aragón y el Canal de Castilla.

La obra

Canal de Castilla en las proximidades de Medina de Rioseco

La construcción del Canal de Castilla se inició en 1753 bajo la dirección de Carlos Lemour y Antonio de Ulloa con la idea de unir Reinosa (Cantabria) con El Espinar (Segovia), si bien, dificultades económicas y políticas redujeron las pretensiones iniciales y retrasaron los trabajos. Fernando VII, ante la imposibilidad económica de la Hacienda pública de resolver positivamente las obras, acuerda crear en 1828 la «Real Junta de Canales de Castilla» para transferir el Canal a la iniciativa privada. En 1850 la Sociedad Anónima del Canal, tras un siglo de obras y dificultades, comienza a explotar los recursos del mismo.

Aprovechamiento económico

La navegación comercial de granos por medio de barcazas fue el principal recurso hasta 1860 en que se inaugura la línea ferroviaria Venta de Baños-Alar del Rey. El ferrocarril Valladolid-Medina de Rioseco supone, por último, el colapso del tráfico de mercancías. El aprovechamiento de la fuerza motriz en las esclusas —molinos harineros, batanes, etc.— y la utilización de agua para riego agrícola —23 000 hectáreas— serán las principales utilizaciones desde la segunda mitad del siglo XIX.

Actualmente el principal uso económico directo es el regadío, habiéndose abandonado la navegación en 1959.

Otro recurso muy explotado en el presente siglo comienza a ser la promoción turística de este gran legado arquitectónico que el Canal de Castilla constituye.

En 2010 está previsto comenzar la celebración de un acontecimiento cicloturista, El Gran Premio Canal de Castilla, que intentará resurgir el pasado esplendor del Canal de Castilla a través de la promoción de sus valores patrimoniales, naturales a través de esta prueba deportiva, que en un futuro próximo pretende convertirse en carrera ciclista profesional.

El Gran Premio Canal de Castilla combina tramos asfaltados con tramos donde los ciclistas circularán por las sirgas, dotando a la prueba de una espectacularidad inspirada en las grandes carreras clásicas centroeuropeas, como la París Roubaix o el Tour de Flandes.

Zona de interés histórico y natural

En la actualidad, esta gran «Y» invertida que recorre de norte a sur la región castellano-leonesa, conserva un valioso entramado de esclusas, fábricas de harina, molinos, almacenes y dársenas de gran interés histórico. Además, proporciona abastecimiento de agua a núcleos urbanos, regadíos a los rurales y espacio cultural y de ocio a autóctonos y visitantes. Se están realizando distintas inversiones para recuperarlo y darle una salida dentro del turismo rural a la vez que se acondicionan sus «caminos de sirga» como vías cicloturísticas, ya que en sus orillas ha surgido diversos ecosistemas de ribera, con una primera franja de vegetación higrófila formada por carrizos y espadañas, una segunda franja similar a un bosque galería (olmos, chopos negros, álamos blancos, fresnos, sauces, alisos, madreselvas...); y una tercera franja de arbustos, Entre la fauna destacable tenemos aguiluchos laguneros, numerosas ardeidas, anseriformes y Podicipediformes, entre otros.
Con el paso del tiempo, en los márgenes del Canal de Castilla se han ido formando una serie de humedales de alto valor ecológico, que representan una isla de biodiversidad dentro del paisaje homogéneo de Tierra de Campos. Su alto valor ecológico está relacionado con su diversa vegetación acuática y con el importante número de especies vertebradas que albergan. Estos valores medioambientales han supuesto su inclusión dentro de la Red Natura 2000, ya que la mayor parte de los humedales han sido declarados como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y Lugares de Interés Comunitario (LIC), estando a la vez incluidos en el Catalogo Regional de Zonas Húmedas. Sin embargo este grado de protección no ha sido suficiente y actualmente las lagunas del Canal de Castilla cuentan con un estado de conservación desfavorable e incluso algunas han desaparecido

Municipios por los que discurre el Canal

Ordenados de Norte a Sur y de Este a Oeste.

Ramal Norte

Provincia de Palencia

Provincia de Burgos

Provincia de Palencia

Ramal de Campos

Provincia de Palencia

Provincia de Valladolid

Ramal Sur

Provincia de Palencia

Provincia de Valladolid

Véase también

Gran Premio Canal de Castilla. http://www.gpcanaldecastilla.com/

Enlaces externos

Bibliografía

Obtenido de "Canal de Castilla"

Wikimedia foundation. 2010.