Corriente térmica


Corriente térmica

Corriente térmica

Las corrientes térmicas en meteorología, son movimientos de aire provocados por el calentamiento del suelo por la radiación solar.

Especialmente en días soleados, el suelo aumenta su temperatura, de forma que el aire que esta en contacto con él comienza a formar una burbuja caliente. Como el aire frío es más denso que el caliente, la burbuja acaba desprendiéndose por el efecto de empuje del aire más fresco que hay sobre ella, ocupando éste su lugar. La burbuja irá asciende hacia capas más altas donde se encontrará con aire a temperaturas más bajas, que hará que la humedad que contiene se vaya condensando, pudiendo provocar la aparición de nubes o cúmulos. Mientras, el aire fresco que había ocupado su lugar se habrá ido calentando y se desprenderá continuando el ciclo de aire ascendente que perdurará hasta que la temperatura del suelo se iguale con la del aire.

Estas corrientes son aprovechadas por las aves, especialmente por grandes rapaces, para planear durante horas sin cansarse, de forma que pueden estar casi inmóviles en el aire buscando o vigilando presas.

También son usadas por el ser humano para usos deportivos, como el vuelo sin motor o el parapente.

Enlaces externos

Obtenido de "Corriente t%C3%A9rmica"

Wikimedia foundation. 2010.