Fierro (revista)


Fierro (revista)

Fierro (revista)

La revista Fierro, es una revista de historietas de Argentina. La primera etapa fue editada por Ediciones de la Urraca entre el mes de septiembre de 1984 y el mes de diciembre de 1992.

En el mes de octubre de 2006, se dio comienzo a la segunda etapa, editada por el diario Página 12. De la primera etapa existen 100 números, dos libros recopilatorios y ediciones especiales sobre autores de historieta nacional, así como suplementos en algunos números. La segunda etapa cumplió tres años en octubre de 2009.

Contenido

Historia

Primera etapa 1984-1992

El título Fierro proviene de una serie de connotaciones que remiten a lo argentino, el coraje y la aventura. La palabra remite igualmente a varias cosas: es la forma "criolla" de nombrar el hierro, y por eso se hace referencia al metal como las revistas líderes del género en ésa época, Métal Hurlant y Heavy Metal. También evoca al Martín Fierro, el poema de José Hernández.

El nombre completo de la revista, Fierro a fierro fue tomado de una vieja historieta de Raúl Roux publicada en la revista Patoruzito. De subtítulo llevaba la frase Historietas para sobrevivientes, en clara alusión a los acontecimientos que se habían sucedido recientemente en el país: el fin de la Dictadura militar y la Guerra de Malvinas. El objetivo de la revista era reunir lo mejor de la producción nacional e internacional, además de darle cabida a nuevos autores.

Primer número

La portada del primer número estuvo a cargo de Oscar Chichioni, quien fuera portadista de la revista en numerosas oportunidades. La tapa presentaba una novedosa conjunción de erotismo y tecnología, cuerpo y máquina. Este primer número incluía trabajos de: Fontanarrosa; Nine; Félix Saborido, Albiac y Peiró; una nota a los creadores de Sudor Sudaca José Muñoz y Carlos Sampayo; Horacio Altuna publicaba uno de sus primeros trabajos como guionista: Ficcionario; comenzaba la serie La batalla de las Malvinas de Barreiro y Macagno y Marcelo Pérez; Ricardo Piglia prologaba la primera entrega de La Argentina en pedazos, la versión de El matadero por Enrique Breccia, sección que fue luego reunida en un libro. La revista contaba también con un cuento inédito de Oesterheld y un póster de José Luis Salinas.

Concurso Fierro busca dos manos

En 1984 se llevó a cabo un concurso denominado Fierro busca dos manos. El ganador en la categoría de dibujo fue un joven rosarino de 15 años que firmaba como Max Cachimba y en la categoría de escritura ganó Pablo De Santis. Ambos continuaron publicando en la revista, primero en conjunto, con dibujos de Cachimba hechos sobre guiones de De Santis y luego Max Cachimba empezó a hacer sus propios guiones, mientras que Pablo De Santis trabajó con otros dibujantes.

Cine

Durante casi toda su duracion, notas sobre teoría del cine fueron publicadas por el teorico Angel Faretta. Las notas fueron posteriormente editadas en 2009 como un libro con el título de "Espíritu de simetría". En lo que respecta a su participación en Fierro, la despedida de Faretta fue con su última nota fue sobre El Padrino III de Francis Ford Coppola, uno de los directores de cine considerados genios del arte, continuadores de los más grandes de la primera mitad del siglo XX.

“[Coppola es]uno de los únicos grandes artistas de la segunda mitad del siglo XX(...)en mi último artículo de Fierro no hice una crítica, sino una serie de notas, porque ante una cosa como El Padrino III habría que tomarse un año de reflexión en un monasterio y después escribir. Porque esa película es el fin del cine: el fin como ‘el objetivo’, algo que el cine se propuso y finalmente alcanzó. El cine se propuso algo que yo trato de teorizar, una marca diferenciadora dentro de la cultura de la modernidad. Es una extraordinaria paradoja: el cine, que es el único arte que ha creado la modernidad, en el sentido de lo técnico, de lo mecánico, no coincide con varios de los elementos ideológicos de la modernidad. Tiene una visión crítica de la modernidad(...)Cuando los estudios fueron exterminados, en los ‘60, apareció la autoconciencia, que es lo que hacen directores como Coppola, DePalma, Cameron, Carpenter, que hacen lo mismo pero sin la apoyatura de los grandes estudios. Con El Padrino, Coppola pone en primer plano todo lo que fue la política del cine norteamericano clásico: ‘Esto es lo que queríamos hacer, y ahora lo decimos’. Por eso digo que es el fin del cine: alcanzaron lo que querían decir y ahora lo decían.”[1]

Final

En 1985 Fierro ganó el premio a la mejor revista de historietas en el 5º Salón del Comic de Barcelona.

En el mes de julio de 1988, luego de publicado el número 47 Juan Sasturain dejó el puesto de jefe de redacción de la revista por razones internas de la editorial. Fue reemplazado por el guionista y escritor Pablo De Santis y Juan Manuel Lima como director de arte.[2]

Fierro llegó al Nº 100, el último número, en diciembre de 1992. Tras la cancelación aparecieron dos libros con nuevo material e historietas completas, en agosto y diciembre de 1993.

Una importante cantidad de originales de esta etapa fueron exhibidos, entre Enero y Agosto de 2008, en la muestra Homenaje a la Historieta Argentina, realizada en el Centro Nacional de la Imagen, Angouleme, Francia, por iniciativa de José Muñoz.

Segunda etapa 2006-...

Luego de casi quince años de ausencia, la nueva Fierro apareció nuevamente en los quioscos en octubre de 2006 como suplemento opcional del periódico Página/12. Dirigida por Juan Sasturain, quién fuera director de la revista en su primera época hasta el número 47, y por Lautaro Ortiz como jefe de redacción, su aparición fue precedida por la promoción de la revista a cargo de Sasturain y algunos de sus colaboradores en la televisión argentina y de avisos en Página/12.

Primer número

El primer número, con tapa de José Muñoz, se agotó en menos de cinco días, siendo necesaria una segunda impresión.[3] La reedición de la revista coincide con un momento de expansión del mercado historietístico en Argentina y de una necesidad real de un público tanto joven como adulto de leer historieta nacional. El nuevo subtítulo de la serie reafirma dicho sentimiento de identidad: "La historieta argentina". La inclusión de material extranjero es infrecuente, a diferencia de su primera versión. En su primer número el equipo de artistas estuvo compuesto en su mayoría por parte del equipo ya consagrado perteneciente a la primera Fierro. Los siguientes números incorporaron nuevos artistas, en su mayoría jóvenes autores de creciente presencia en el medio, que aportan nuevas y variadas técnicas gráficas y narrativas: Juan Sáenz Valiente, Pablo Túnica, Lucas Varela, Ignacio Minaverry, Lucas Nine, Gustavo Sala, Diego Agrimbau, Salvador Sanz, Alejandra Lunik, entre otros. En 2007 incorporó el suplemento Picado fino, que busca dar espacio a artistas inéditos y una mayor experimentación, emulando en cierta forma el Subtemento Óxido de la primera Fierro.También se publica periódicamente el suplemento Picado Grueso, que presenta obras de artistas ya consagrados, como Enrique Breccia o El Marinero Turco.

Estilo

Esta nueva edicion no contiene articulos redactados, reservandose solamente una especie de "editorial" a cargo de Sasturain en cada número.

La nueva revista se mantiene, al igual que su predecesora, en un difícil equilibrio entre la experimentación gráfica y narrativa con formas más convencionales de narración e ilustración, haciendo de esta heterogeneidad su sello particular. Su éxito de ventas en un contexto de fuerte crisis económica en la Argentina confirma, por otra parte, su lugar necesario como espacio de identificación del lector y de expresión de una nueva generación de artistas argentinos.[4]

Enlaces externos

Referencias

Obtenido de "Fierro (revista)"

Wikimedia foundation. 2010.