Pintura clasicista


Pintura clasicista

Pintura clasicista

Las musas Clío, Euterpe y Talía, Eustache Le Sueur, h. 1640-1645, Museo del Louvre, París, ejemplo de aticismo.

La pintura clasicista es una de las tendencias o corrientes pictóricas que que se desarrolló en el siglo XVII y representaba una alternativa a la pintura barroca. Como reacción al manierismo de finales del siglo XVI, surgieron en Italia dos tendencias: el caravagismo y el clasicismo. Ambas se enmarcan cronológicamente dentro de la pintura barroca, pero sus características son distintas a las del barroco pleno, como señaló el historiador suizo Heinrich Wölfflin:

  1. Predominó el dibujo sobre el color;
  2. El espacio se construye mediante planos sucesivos, sin las bruscas diagonales barrocas;
  3. Las obras son cerradas, no abiertas, con las figuras colocadas en el centro de la composición;
  4. Las formas se distinguen nítidamente y son independendientes, a diferencia de la "subordinación al todo" barroca;
  5. No hay aquí violentos contrastes ni actitudes exageradas.

Contenido

El clasicismo romano-boloñés

Artículo principal: Escuela Boloñesa
Hipomenes y Atalanta, Guido Reni, versión h. 1615-1625

La línea clasicista fue seguida por los Carracci, el más destacado de los cuales fue Annibale Carracci, dando lugar al clasicismo romano-boloñés, tendencia que se opuso al caravagismo. Carracci pretendió restablecer el estilo de Rafael.

Esta tendencia nació en la ciudad universitaria de Bolonia, en un ambiente culto que buscaba una realidad más intelectualizada que los caprichos manieristas. No obstante, no se decantan por el naturalismo a la manera de Caravaggio, sino que buscan expresar una belleza ideal. Resultaba así un arte verosímil y noble, que no caía en vulgaridades y que expresaba una gran serenidad.

Tuvo un gran éxito entre los eclesiásticos. Se pintaron frescos y también se realizaron telas pintadas al óleo, de dimensiones más modestas que las barrocas

Destaca la importancia que le dio a la naturaleza y al paisaje, expresado con belleza, equilibrio y serenidad. Se le llamó paisaje "clasicista" o "heroico".

La obra maestra de Annibale Carracci fue la bóveda del salón o Galería del Palacio Farnesio, en Roma (1597-1604), que realizó a imitación de la Capilla Sixtina. La influencia de esta galería, estilísticamente entre el renacimiento y el barroco, fue enorme. También se le considera el creador del paisaje clásico, en el que las figuras humanas son meramente anecdóticas.

Los Carracci fundaron una Academia, llamada primero de los Deseosos y luego de los Encaminados. Tenía como objetivo completar la formación de los pintores, no sólo mediante la técnica, sino también dotándoles de formación humanística y literaria.

Muchos pintores formaron parte de la Academia. Los más conocidos son Domenichino, el boloñés Guido Reni y Francesco Albani. Autores posteriores se consideran de transición hacia el pleno barroco: Giovanni Lanfranco y Guercino.

Cuando el resto de Italia trabajaba ya las formas del pleno barroco, el clasicismo sobrevivía en la obra de Andrea Sacchi, Giovanni Francesco Romanelli y Carlo Maratta.

El clasicismo francés

Artículo principal: Clasicismo francés

Así como el tenebrismo tuvo éxito en la Francia de provincias, el clasicismo arraigó en la corte y en París, entre un público de aristócratas y la alta burguesía. El clasicismo francés de la época de Luis XIII estuvo dominado por las figuras de dos artistas que trabajaban en Roma: Nicolas Poussin y Claudio Lorena. De este último se destacan sobre todo los paisajes, que influyó en el romanticismo. Tanto Poussin como Lorena satisfacían ante todos los gustos de los coleccionistas franceses, especialmente de Richelieu y Mazarino, que adquirían sus obras.

Otro pintor que también desarrolló su carrera en Roma, pero cuyas obras se adquirían en Francia, fue Gaspard Dughet. En París trabajaron Laurent de La Hyre y Jacques Stella.

A mediados de siglo la corriente dominante fue el aticismo, estilo caracterizado por sus peculiares refinamientos. Representan esta tendencia Eustache Le Sueur, Sébastien Bourdon, Nicolas Loir (1624-1679) y Nicolas Chaperon.

En la corte francesa se cultivó igualmente el retrato, destacando sobre todo en este punto la figura de Philippe de Champaigne, que cultivo tanto el retrato sencillo, íntimo, de gran penetración psicológica, como el cortesano, en que que se presentan a los reyes y las grandes figuras con todo su esplendor. El retrato de corte suele ser de pie, con accesorios como columnas o cortinajes. Esta segunda línea fue cultivada por retratistas como Hyacinthe Rigaud y Nicolas de Largillière.

Durante el reinado de Luis XIV, el clasicismo se identificó con el "gran gusto", siendo la figura más influyente fue Charles Le Brun, que marcó el estilo oficial de la época. A este respecto fue determinante la creación, en 1648, de la Academia Real de Bellas Artes, con lo que se creaban unas líneas artísticas oficiales al servicio de la monarquía. La Academia estableció una jerarquía de géneros, dentro de la cual el paisaje ocupaba el último lugar.

Aunque el iniciador es considerado Simon Vouet, antiguo tenebrista, es sin duda Le Brun la figura académica por excelencia, y quien mejor supo defender el ideal artístico del Rey Sol. Fue nombrado Primer Pintor del Rey en 1664, y dirigió los trabajos de Versalles.

Otros artistas destacados son Pierre Mignard, Antoine Coypel, Jean Jouvenet y Charles de la Fosse.

Escuela de Lieja

En Flandes se desarrolló un estilo clasicista en torno a la escuela de Lieja, opuesta a la de Amberes. El principal representante de esta tendencia fue Gérard de Lairesse. Otros pintores que pueden enmarcarse dentro de ella son: Berthollet Flémalle, Jean-Guillaume Carlier, Englebert Fisen y Lambert Blendeff.

Referencias

  • Carrassat, P.F.R. y Marcadé, I., Movimientos de la pintura, Spes Editorial, S.L., 2004. ISBN 84-8332-596-9.
  • Maneyre-Dagen, N., Leer la pintura, Spes Editorial, S.L., 2005. ISBN 84-8332-598-5.
  • Pérez Sánchez, A.E., en Historia del Arte, Anaya, Madrid, 1986. ISBN 84-207-1408-9.
Obtenido de "Pintura clasicista"

Wikimedia foundation. 2010.

Mira otros diccionarios:

  • Pintura barroca italiana — Saltar a navegación, búsqueda Caravaggio: La vocación de San Mateo (1601). La pintura barroca italiana se desarrolló desde finales del siglo XVI y a lo largo de todo el XVII. Precisamente el …   Wikipedia Español

  • Pintura del Barroco — Saltar a navegación, búsqueda Rembrandt van Rijn, La ronda de noche o La compañía del Capitán Frans Banning Cocq, 1642, óleo sobre lienzo, 363 × 437 cm., Rijksmuseum, Ámsterdam. La pintura es un ejemplo clásico del arte barroco. La pintura …   Wikipedia Español

  • Pintura del Cinquecento — Saltar a navegación, búsqueda La escuela de Atenas, fresco de Rafael en las estancias del Vaticano, es un ejemplo cumbre del Alto Renacimiento. En un marco arquitectónico clasicista, que recuerda a las obras de Bramante, el centro de la… …   Wikipedia Español

  • Pintura neoclásica — Jacques Louis David: El juramento de los Horacios (1784–85). La pintura neoclásica es un movimiento pictórico nacido en Roma en la década de 1760 y que se desarrolló en toda Europa, arraigando especialmente en Francia hasta aproximadamente 1830,… …   Wikipedia Español

  • Historia de la pintura — La creación de Adán (1508 1512), de Miguel Ángel, en la Capilla Sixtina (Vaticano). La historia de la pintura ha tenido un desarrollo cronológico y estilístico paralelo en gran medida al resto de las artes plásticas, si bien con diversas… …   Wikipedia Español

  • José de Ribera — y Cucó (grabado del siglo XIX). José de Ribera y Cucó (Játiva, España, 12 de enero de 1591 – Nápoles, Italia, 1652); pintor y grabador español del siglo XVII, que desarrolló toda su carrera en Italia y pr …   Wikipedia Español

  • Clasicismo francés — Saltar a navegación, búsqueda El clasicismo francés es un movimiento pictórico desarrollado en la Francia del siglo XVII. Se enmarca dentro de un movimiento más amplio, el clasicismo que, como alternativa al barroco, se originó en Italia y… …   Wikipedia Español

  • Clasicismo de Francia — El clasicismo francés es un movimiento pictórico desarrollado en la Francia del siglo XVII. Se enmarca dentro de un movimiento más amplio, el clasicismo que, como alternativa al barroco, se originó en Italia y también tuvo sus manifestaciones en… …   Wikipedia Español

  • Cristo crucificado (Velázquez) — Saltar a navegación, búsqueda Cristo crucificado Diego Velázquez, 1632 Óleo sobre lienzo  Barroco 249 cm × 170 cm …   Wikipedia Español

  • La carnicería — Annibale Carracci, 1585 Óleo sobre lienzo • Renacimiento 185 × 266 Christ Church Gallery, Oxford …   Wikipedia Español